Milingo no acepta la excomunión y la "devuelve" al Vaticano

El prelado acabó con la "vigilante paciencia" de la Santa Sede, que ayer anunció su expulsión de la Iglesia

Ciudad del Vaticano - 27 sep 2006 - 17:11 UTC

Emmanuel Milingo ha respondido hoy al Papa Benedicto XVI que no acepta la excomunión dictada contra él y que "la devuelve al Vaticano para que sea reconsiderada". El Vaticano anunció ayer la expulsión de la Iglesia del polémico exorcista, cantante y arzobispo emérito (jubilado) de Lusaka (Zambia) por haber ordenado obispos a cuatro sacerdotes estadounidenses casados. El Papa había mostrado reiterada comprensión con el prelado, pero éste ha acabado con la "vigilante paciencia" de la Santa Sede.

• De los 100.000 curas católicos que, según fuentes religiosas, están casados, unos 20.000 viven en EE UU, 10.000 en Italia y 6.000 en España.

Más información

En una rueda de prensa celebrada esta tarde en el Templo Católico Imani de Washington, Milingo ha dado lecciones al Papa al afirmar que "la autoridad de un obispo proviene de su consagración". "Yo fui consagrado obispo por el Papa Juan Pablo II y he consagrado como obispos a cuatro hombres cuya consagración es válida y lícita", ha añadido. Milingo y el fundador del Templo Imani, Robert Stallings, han afirmado que su propósito es "restaurar en la Iglesia Católica el sacerdocio con matrimonio y han subrayado que el celibato ha causado "grandes daños" a esa institución.

El polémico arzobispo emérito hacía estas declaraciones en su primera comparecencia pública después de que el Vaticano anunciara ayer su excomunión y la de los cuatro sacerdotes casados que el propio Milingo ordenó obispos el pasado domingo. Uno de ellos, Peter Brennan, de Nueva York, ha sostenido que hay en el mundo más de 125.000 sacerdotes casados a quienes la Iglesia Católica rechaza cuando, al mismo tiempo, encara una escasez de sacerdotes que podría dejarla sin pastores en 20 años. "El matrimonio es un sacramento y es una vocación más alta que el celibato", ha agregado Brennan. Éste es lema que defiende Milingo, de 78 años, y la organización que él mismo fundó en julio, bajo el lema de Married Priests Now! (Curas Casados !Ya!).

Bodas, exorcismos y televisiones

Su caso ha reavivado el debate sobre el celibato en la Iglesia Católica y la situación de los alrededor de 100.000 curas católicos que, según fuentes religiosas, están casados. De esa cifra, unos 20.000 viven en Estados Unidos, 10.000 en Italia y 6.000 en España, según las asociaciones de sacerdotes casados. Los sacerdotes católicos son unos 400.000, lo que supone, según las cifras de esas asociaciones, que el 25% no respeta la norma de la Santa Sede. Milingo saltó a la notoriedad por sus exorcismos, que atrajeron a numerosos fieles a sus ceremonias. También grabó discos y cantó en televisiones de todo el mundo.

Su nombre volvió de nuevo a las primeras páginas de los diarios en mayo del 2001, al casarse en un hotel de Nueva York con la médico coreana María Sung. La boda, oficiada por el reverendo Moon, fundador de la secta del mismo nombre, causó un gran escándalo y puso en apuros a la Santa Sede, que amenazó con la excomunión al prelado rebelde. Varios meses después fue recibido por Juan Pablo II, lo que propició el retorno al redil del Vaticano del prelado. Repudió a Sung pero en julio dijo que sigue siendo su esposa.

Sin embargo, la ordenación de los sacerdotes estadounidenses casados fue la gota que colmó el vaso y ayer el Vaticano anunció que Milingo quedaba excomulgado latae sententiae, es decir automáticamente. En un comunicado, el Vaticano manifestó que ha seguido "con viva preocupación" los pasos dados por Milingo "con la creación de una nueva Asociación de Sacerdotes casados, sembrando división y desconcierto entre los fieles". El Vaticano precisó que exponentes de diferentes niveles de la Iglesia" intentaron "en vano" contactar con Milingo para "disuadirle de proseguir con sus acciones, que causan escándalo, sobre todo en los fieles que han seguido su ministerio pastoral en favor de los pobres y enfermos".

Los seguidores de Milingo en EE UU consideran "irrelevante" la decisión

La excomunión de Milingo es para algunos de sus seguidores en EE UU "irrelevante", y tampoco preocupa a otros sacerdotes casados que se dicen católicos y que no están de acuerdo con él. Para Cheryl Cavalconte, de Rhode Island, ordenada como sacerdote católica en 1967 por el obispo Robert Allman de Nueva York, y simpatizante de Milingo, junto con su esposo Charles, también sacerdote, el asunto "es irrelevante". "Roma no cambiará, y es fútil el intento de cambiar a Roma", ha dicho Cavalconte al comentar la decisión del Vaticano.

Cheryl y su marido Charles, que fue ordenado sacerdote antes de que ambos contrajeran matrimonio, actualmente ofician bodas, bautismos, funerales, y proveen asistencia religiosa en su comunidad. Para Cheryl Cavalconte, "cuando Milingo, los obispos Peter Paul Brennan y Joseph Gouthro y tantos otros tomamos la decisión que tomamos, nosotros nos apartamos de la comunión de la Iglesia Católica".

Lo más visto en...

Top 50