Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso aprueba definitivamente la LOE con la oposición del PP

Se suprime la obligatoriedad y el carácter evaluable de la asignatura de religión o de su

alternativa laica

Dos años después de que el Gobierno socialista anunciara la paralización parcial de la Ley Orgánica de Calidad (LOCE) del anterior Ejecutivo de José María Aznar, el Congreso de los Diputados ha aprobado, definitivamente, la Ley Orgánica de Educación. La LOE ha contado con el apoyo de 181 diputados, 133 han votado en contra y ha habido 12 abstenciones. Con la votación de hoy, queda aprobada la sexta reforma educativa de la democracia, que entrará en vigor el próximo curso y que, como puntos más destacados, excluye a la asignatura de religión y su alternativa laica del expediente académico a efectos de evaluación.

La ley ha pasado el último trámite parlamentario con el voto en contra de los diputados del PP, los únicos que habían dejado desde el principio que no respaldarían el texto por entender que "todavía necesita mucho" para ser la "mejor" ley que desea el Grupo Popular, a pesar de considerar "relevantes" y "muy positivas" algunas de las modificaciones del Senado aprobadas hoy. La diputada del PP Ana Pastor ha criticado la ley porque, en su opinión, resta libertad a los padres para elegir entre centros privados y públicos. También ha vaticinado que la LOE agravará el fracaso educativo y creará "17 sistemas educativos diferentes", en alusión al número de comunidades autónomas. La ministra de Educación, María Jesús San Segundo, ha dicho en cambio que la ley recupera el "espíritu que tenía cuando salió del Congreso".

Los diputados de CiU y parte de los del Grupo Mixto se han abstenido, mientras que PSOE, IU, ERC, PNV, CC y EA han votado a favor. Cuando la ley se presentó en el Congreso el pasado 15 diciembre, CiU la apoyó e IU se abstuvo. Hoy estos dos grupos se han intercambiado los papeles. La abstención de los convergentes catalanes se debe a que hoy se ha tumbado su enmienda, que prosperó en el Senado, según la cual se eliminaba del Consejo Escolar de los centros concertados al representante de los Ayuntamientos.

La asignatura de Religión no será evaluable

Tras aprobarse algunas de las modificaciones del Senado, el texto resultante para su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) quedó en términos similares a como se envió a la Cámara Alta, con la ratificación de las mejoras técnicas. De las enmiendas sustanciales introducidas en el Senado, algunas han sido retiradas.

Así, se han retirado las cuestiones relacionadas con la regulación de la asignatura de Religión. Dicha materia, origen del enfrentamiento más enconado entre partidarios y detractores de la reforma, se queda como estaba antes de que llegara el texto al Senado. Así, será de oferta obligatoria en los centros y optativa para los alumnos, y evaluable pero no computable a efectos de becas, de promoción de curso y de acceso a la universidad. En la actualidad la Religión puede influir para pasar de curso, porque se cuenta como una asignatura más y, si se suspende junto a otras puede impedir al alumno la promoción.

También se ha suprimido la obligatoriedad de Informática en 4 curso de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), el carácter educativo-asistencial hasta los tres años, el fondo de cohesión interterritorial y un acceso diferenciado y privilegiado de los docentes interinos a la función pública. Por contra, se recupera una asignatura -Educación para la Ciudadanía, introducida en la reforma a propuesta del presidente del Gobierno- que había sido suprimida en la tramitación en el Senado a petición de ERC. Hoy la enmienda no ha prosperado en el Congreso.

Con la entrada en vigor de la reforma el próximo curso, los alumnos podrán repetir una vez en Primaria y dos en ESO y sólo en una ocasión por curso. En ESO, promocionarán con dos suspensos como máximo y "excepcionalmente" con tres cuando el equipo docente lo considere oportuno.

Calendario de aplicación

Una vez aprobada la LOE, el Gobierno redactará, previsiblemente el mes de junio, un decreto que definirá el calendario de aplicación de todas las medidas incluidas en dicha ley. Pero La LOE deberá ser desarrollada a partir de numerosos decretos, algunos de los cuales también corresponderá aprobar a las Comunidades Autónomas.

El secretario general de Educación, Alejandro Tiana, ha explicado de que durante este mes comenzarán las conversaciones con las Comunidades Autónomas para la aprobación del primero de esos decretos, el que establecerá el calendario de aplicación de la reforma. El Gobierno deberá informar de su contenido a las Comunidades Autónomas (en la Conferencia Sectorial o en la Comisión General de Educación) y someterlo al Consejo Escolar del Estado y al Consejo de Estado antes de aprobarlo en el Consejo de Ministros.