Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un Estado nigeriano boicotea la campaña de vacunación contra la polio emprendida en África

Las autoridades musulmanas de Kano aseguran que EE UU pretende contaminar con agentes esterilizantes a las mujeres musulmanas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado hoy una campaña de vacunación masiva contra la poliomelitis que beneficiará a sesenta millones de niños africanos. La excepción será el Estado de Kano, al norte de Nigeria, precisamente una de las zonas más afectadas por la enfermedad, donde las autoridades islámicas han boicoteado el proceso, según informa BBC. La campaña se desarrolla en diez países y durará tres días.

Los clérigos que ejercen de facto el poder en Kano aseguran que las vacunas están contaminadas con agentes esterilizantes en una estrategia de EE UU por provocar la infertilidad de las mujeres musulmanes. Nigeria acapara la mitad de los nuevos casos de polio que se registran en África y Kano es precisamente uno de los centros del resurgimiento de la enfermedad.

"Salvo que nos convenza nuestro comité (de expertos en salud) de que la vacuna oral contra la polio es segura, se suspende el proceso en Kano", ha afirmado el portavoz del gobierno del Estado Sule Ya'u Sule.

La OMS naturalmente ha negado tajantemente las acusaciones. El organismo convocó el mes pasado una reunión con los países afectados para convencerles de que es urgente erradicar la enfermedad. "No podemos erradicar la enfermedad en todo el mundo si nadie actúa", ha asegurado Gerrit Beger, portavoz de Unicef en Abuja, capital de Nigeria.