Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
INMIGRACIÓN

El nivel de estudios de los inmigrantes es superior al de la población española

Esta preparación no se refleja en los puestos de trabajo que ocupan, que son en su mayoría no cualificados

Los inmigrantes que residen en España tiene un nivel de formación medio superior al del conjunto de la población española, aunque ocupan menos puestos de trabajo técnicos o cualificados que los nativos, según refleja el informe laboral de la ETT Manpower sobre La inmigración en España: pasado, presente y futuro. El estudio se basa en los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que recoge las respuestas de 1.126.000 personas, tanto de extranjeros regulares como de aquellos sin permiso de residencia.

El catedrático de Economía de la Universidad de Barcelona, Josep Oliver, ha presentado hoy estas conclusiones, que "desmienten" ciertos estereotipos aceptados en la sociedad española al constatar que tres de cada diez inmigrantes (29%) residentes en España poseen un nivel de estudios alto (diplomados y licenciados) frente al 22% de la población española con los mismos títulos.

Esta circunstancia también se repite en los estudios secundarios, (obligatorios y no obligatorios), ya que el 48% (540.480 de los inmigrantes) posee este nivel educativo frente al 46% de los españoles y en los de nivel bajo (analfabetos o con sólo estudios primarios) que tienen el 32% de los españoles, porcentaje que se reduce al 23% en el caso de los inmigrantes.

Trabajos no cualificados

"El hecho de que los inmigrantes posean un nivel de estudios más elevado en general no significa que ocupen un trabajo adecuado", ha precisado Oliver, que ha resaltado la juventud de la población inmigrante ya que tres de cada diez tienen entre 16 y 29 años y prácticamente la mitad entre 30 y 44 años. Según el informe, la población activa inmigrante, que actualmente supone el 4,7% de la población activa española, ha experimentado un espectacular crecimiento a lo largo de la última década (1992-2002) con un aumento relativo del 192% al pasar de 300.000 inmigrantes activos en 1992 a cerca de 850.000 en 2002.

Desde el punto de vista del sector de actividad, el estudio resalta que más de dos tercios de los inmigrantes ocupados (67,4%) trabajan en los servicios, principalmente en actividades relacionadas con la hostelería, la restauración, el comercio y el servicio doméstico. El 14% trabaja en la industria, el 13% en la construcción y el 5,5% en la agricultura, desmintiendo así otra imagen como es la de que los inmigrantes están ocupados básicamente en la agricultura de temporada, "que es lo que percibimos a nivel visual", ha indicado Oliver.

La especialización por ramas de actividad no es homogénea en todas las comunidades de inmigrantes y así, casi la totalidad de los asiáticos (90%), están concentrados en los servicios y un perfil parecido presentan los latinoamericanos (73% del total de ocupados). En cambio, los inmigrantes comunitarios muestran una cierta especialización en el sector industrial (20%) junto con los inmigrantes africanos (19%), quienes se sitúan en el primer puesto de los ocupados en la construcción (18,2%).