SANIDAD

Descifrados los mapas genéticos del parásito y del mosquito de la malaria

La investigación, que ha costado más de 27 millones de euros en seis años, permitirá nuevos avances en el tratamiento de la enfermedad

Científicos del Reino Unido y EE UU han logrado descifrar el mapa genético del parásito de la malaria y del mosquito que la transmite, en una investigación que representa un avance histórico en la búsqueda del control de la enfermedad, ya que permitirá avances en la investigación de nuevos tratamientos y estrategias para controlar la enfermedad.

El trabajo sobre la secuencia genética del parásito Plasmodium falciparum se ha publicado hoy, miércoles, en la revista científica británica Nature, mientras que el correspondiente al mosquito Anofeles aparece en la estadounidense Science.

Más información

Un equipo internacional de 150 científicos ha dedicado seis años para trabajar en los componentes genéticos del parásito, según Nature. En el proyecto, que costó 18,5 millones de libras (27 millones de euros), trabajaron científicos británicos del Wellcome Trust Sanger Institute, en Hinxton, condado de Cambridgeshire (sureste de Inglaterra), en colaboración con colegas del Institute for Genomic Research y la Universidad de Standford (EEUU).

Los expertos cuentan ahora con una rica información genética de los tres componentes del ciclo de la malaria: el parásito, el mosquito y el ser humano, cuyo genoma ya ha sido completado. Todo este material ayudará a desarrollar nuevos tratamientos y estrategias para controlar la enfermedad.

Encontrar puntos débiles

Según Neill Hall, responsable del equipo británico de investigadores, "por primera vez, tenemos toda la información genética que necesitamos para entender cómo actúa el parásito y poder encontrar sus puntos débiles".

Al presentar hoy en Londres esta investigación, el profesor de Medicina Tropical de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Brian Greenwood, ha dicho que la publicación simultánea de los dos genomas (del parásito y del mosquito) supone "un gran paso adelante" en el control de la enfermedad y para trabajar en nuevos fármacos, vacunas e insecticidas.

Los científicos afirman en Nature que la malaria amenaza al 40% de la población mundial y causa la muerte de unos 2,7 millones de personas al año, en su mayoría niños menores de cinco años en países del Africa Subsahariana. La resistencia a fármacos contra la malaria, los insecticidas, la decadencia de la sanidad pública, los movimientos de población, los problemas políticos y los cambios en el medio ambiente han contribuido a la extensión del mal.

Según los autores de la investigación, estudios recientes sugieren que el número de casos de malaria puede duplicarse en 20 años si no se encuentran e implementan nuevos métodos para su control.

En su investigación, los expertos utilizaron una muestra del parásito tomada de una niña holandesa de 10 años que contrajo la malaria cerca del aeropuerto de Schipol, en Amsterdam, en 1979.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50