Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LUTO EN LA PRENSA

Muere a los 53 años Antonio Asensio, presidente del Grupo Zeta

Antonio Asensio, presidente del Grupo Zeta, ha fallecido este viernes en la Clínica Ruber de Madrid a los 53 años de edad. El periodista y empresario se encontraba en coma desde el pasado 3 de enero y su situación había empeorado en el último mes, en el que había sufrido dos infartos cerebrales. El pasado año fue operado en Estados Unidos de un tumor cerebral.

Asensio, que estaba casado con Chantal Mosbah y tenía tres hijos, Ingrid, Jessica y Anthony, dedicó toda su vida al periodismo, desde que comenzó ejerciendo la profesión en El Correo Catalán en 1965, cuando contaba 18 años. Ese mismo año murió su padre y tuvo que ocuparse del negocio familiar, Carmelo Asensio SA, un pequeño taller de fotocomposición y mecánica.

Tras esta primera experiencia editorial, Asensio fundó, en marzo de 1976 y coincidiendo con la apertura democrática, el Grupo Zeta. Con tan sólo un capital social de 500.000 pesetas, la empresa creó la revista Interviú en el mes demayo y consiguió un éxito fulgurante al combinar la información con los desnudos femeninos.

El boom de Interviú favoreció la expansión del Grupo Zeta, que empezó a sacar nuevas publicaciones: Tiempo, El Periódico de Cataluña, Viajar, Dinero, Panorama, Conocer, La Voz de Asturias, Penthouse, además de veinte revistas infantiles diarias. Asensio consiguió comprar, además, Ediciones B (antigua Editorial Bruguera) y la agencia de noticias OTR/PRESS.

La incesante actividad editorial de Antonio Asensio lo llevó a presidir, en marzo de 1989, la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) por un período de dos años. Sin embargo, el 19 de octubre del mismo año presentó su dimisión alegando que la atención a sus empresas le impedía dedicar el tiempo debido a la AEDE.

Y es que Asensio tenía intención de agrandar sus negocios embarcándose en una nueva empresa periodística. El Grupo Zeta, junto con Rupert Murdoch a través de News Corporation y otros socios, creó la sociedad Univisión-Canal 1 para conseguir uno de los tres canales privados de televisión en España. El Gobierno no concedió el canal a la empresa de Asensio y éste recurrió la decisión ante los tribunales.

En los años siguientes, el Grupo Zeta realizó una ampliación de capital, fundó El Diario de Aragón, adquirió parte de La Gaceta de los Negocios y el 90% del diario deportivo Sport.

La guerra del fútbol

El salto definitivo al negocio televisivo lo dio a mediados de junio de 1992 cuando, junto a Rupert Murdoch acordó la compra del 25% de Antena 3TV. Antonio Asensio pasó a ser el presidente de la cadena. Pero lo más duro estaba por llegar. En abril de 1996, se desató la llamada guerra del fútbol por los derechos televisivos de la liga española. Antena 3 TV y Canal + se enfrentaron por esos derechos.

Antonio Asensio dio el primer golpe y se adelantó al resto de las televisiones ofreciendo a los clubes casi 30.000 millones de pesetas por un año de retransmisiones de partidos de liga y llegó a acuerdos con 25 equipos. Este acuerdo sería efectivo a partir de 1998, fecha en la que concluía el contrato de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) con las autonómicas (FORTA) y Canal +, firmado en 1990. Canal + reaccionó presentando una oferta global junto con Tele 5, TVE y las autonómicas, que ascendía a 200.000 millones.

La solución al conflicto entre ambas empresas llegó el 25 de diciembre con el llamado pacto de Nochebuena, en el que Canal +, Antena 3 y TV 3 crearon la nueva sociedad, Audiovisual Sport para explotar conjuntamente los derechos de Primera y Segunda División. El presidente era Antonio Asensio.

Una vez firmada la paz entre Antena 3 y Canal +, el Consejo de Ministros del 21 de febrero de 1997 aprobó el anteproyecto de la ley del fútbol en la que se reservaba la potestad de imponer día y hora de los partidos televisados en abierto al considerarlos "de interés general". Esto provocó una denuncia del propio Asensio en el Parlamento al secretario de Estado para la Comunicación, Miguel Ángel Rodríguez, por haberle amenazado en diciembre con la cárcel y represalias contra sus empresas si consumaba el pacto con Canal +.

Pero en julio del mismo año, Asensio cambió de socios y vendió sus acciones en Antena 3 a Telefónica. Esto supuso un vuelco en el mercado de la televisión en España. Telefónica, que lideraba la plataforma Vía Digital, entraba también a formar parte de Canal Satélite Digital, de la que formaba parte Antonio Asensio a través de Gestora de Medios Audiovisuales, y también pasaba a controlar una parte de Audiovisual Sport, y por lo tanto, de los derechos de retransmisión del fútbol.

Tras su salida de Antena 3, Antonio Asensio emprendió otros proyectos empresariales. Compró un 7’5% de Air Europa y acordó una alianza con Luis María Ansón para lanzar un periódico en Madrid, La Razón.

En septiembre de 1999, Asensio perdió la mayoría en el accionariado del diario tras la ampliación de capital de 4.000 millones de pesetas realizada en julio y ese mismo año Ona Catalana y el Grupo Zeta alcanzaron un acuerdo para crear la primera cadena de radio comercial exclusivamente en lengua catalana.

Aquejado ya por la fuerte enfermedad que ha acabado con su vida, Asensio nombró, en el año 2000, a Francisco Matosas como vicepresidente del Grupo Zeta. También se nombraron dos nuevos consejeros: Antonio Asensio Mosbah, de 19 años, hijo del presidente del grupo, y John Gibbons.