_
_
_
_

Consejos básicos para mejorar nuestra comunicación cara a cara

Hablamos con Devon Ash, fundador de Social Fluency, para conocer algunas claves que pueden mejorar nuestra comunicación en el trabajo y en la vida social

Pareja
Social Fluency
Beatriz García

La timidez, la inseguridad o la falta de costumbre son algunos factores que influyen a la hora de no ser efectivos con nuestra comunicación cara a cara. Ya sea en el trabajo o en nuestra vida social no siempre conseguimos trasladar a los demás aquello que queremos decir. Smoda ha visitado las oficinas en San Francisco de Social Fluency, una empresa pionera en mejorar las habilidades comunicativas, que acaba de aterrizar en California tras convertirse en un éxito en Canadá.

Cuando entras en las oficinas de Social Fluency, que comparten con ReTargeter (una ‘startup’ tecnológica), lo primero que percibes es el buen rollo entre los trabajadores. Todo muy al estilo Google. Los empleados paran para comer a la misma hora y lo hacen en una mesa gigante en la que charlan y se gastan bromas. Después de comer, algunos juegan con unos mini balones de fútbol americano para relajarse, mover un poco el cuerpo y desconectar. Cuando acaba el descanso para comer todos vuelven a sus puestos y solo se oyen los teclados de los ordenadores.

“Les hemos echado una mano a nuestros compañeros de ReTargeter para que mejoren su comunicación. Como ves comen todos juntos como una gran familia. Esa hora de la comida la utilizan para ponerse al día, no solo en temas de trabajo, sino de sus vidas. La empresa paga todos los días la comida y está encantada con este descanso conjunto. Tienen que estar aquí un montón de horas al día, qué menos que ponérselo fácil para que hablen entre ellos y se conozcan. Eso luego se ve reflejado en los resultados de la empresa. Sería nefasto para la compañía que cada uno comiera solo en una esquina sin saber nada sobre la vida del compañero. Crear un buen ambiente de trabajo te ayuda a que los trabajadores no se quieran ir a otras empresas”, explica Devon Ash, cofundador y jefe de operaciones de Social Fluency.

Ash y sus compañeros trabajan con empresas que quieren mejorar la comunicación cara a cara de sus trabajadores con el resto de los compañeros y con los clientes. También con personas que tienen problemas de comunicación en su vida social. “Una de las cosas que recomendamos a los jefes de las empresas es que sean accesibles. Se acabó eso de tener que llamar a la puerta, muerto miedo, para comunicarle algo a tu jefe. Nosotros les proponemos que salgan más del despacho, que sean cercanos para que el trabajador sienta que pueda contar cualquier cosa con naturalidad. Es en beneficio de la empresa que las cosas se hablen y no se guarden dentro de cada uno”.

En Social Fluency también trabajan con ‘estudiantes’, como llaman a la gente que acude pidiendo ayuda, para que mejoren la comunicación con los clientes. “Para mucha gente es un infierno tener que reunirse continuamente con clientes y conocer gente nueva todos los días. De esas reuniones y primeros contactos dependerá que se cierre un buen negocio así que nosotros les ayudamos con la autoestima, la seguridad, a ser carismáticos, a mirar siempre a los ojos, a utilizar el humor en su justa medida, a usar un lenguaje corporal, a ser buenos conversadores. Una vez que consiguen un nivel de comunicación óptimo no solo mejoran los resultados de la empresa sino que acuden al trabajo más felices y relajados”.

Aunque todavía son más los hombres que solicitan ayuda para mejorar la comunicación, cada vez son más las mujeres que quieren mejorar sus habilidades sociales. Siguiendo cinco puntos básicos podemos mejorar significativamente nuestra comunicación cara a cara en trabajo:

1.Lenguaje corporal: La postura puede distinguir a una persona con la que te apetece hacer negocios de una con la que no. Usando nuestro cuerpo podemos aumentar nuestro estatus sin haber abierto todavía la boca. Debemos poner posturas que favorezcan la respiración y no tapar nuestros órganos vitales cruzando los brazos o las piernas, algo que tendemos a hacer cuando tenemos miedo o estamos nerviosos. Nuestro cuerpo debe reflejar seguridad en nosotros mismos.

2.Conversar: Ser un buen conversador y empatizar con alguien al que acabas de conocer hace cinco minutos son algunos de los grandes retos de un buen comunicador.

3.Seguridad: Debemos poner especial atención en que nuestra manera de hablar derroche credibilidad y seguridad. Esto no solo nos ayudará con los clientes sino también a solucionar conflictos con los compañeros.

4.Humor. Aunque pueda parecer increíble, se puede aprender a ser gracioso. Es cuestión de ser un experto en saber gastar bromas en su justa medida y en los momentos adecuados. Puede ser un buen arma para romper el hielo al empezar una conversación.

5.Cambiar el chip. Si somos un tanto catastrofistas y negativos debemos intentar dotar a nuestras conversaciones de energía positiva. Además, tenemos que tener claro que nuestras percepciones no siempre se corresponden con la realidad. No es conveniente pasarse riéndose mucho de uno mismo. Un poco funciona genial. Demasiado, puede afectar a tu imagen.

La conversación, arma infalible para ligar.

Social Fluency

Saber comunicarse, un arma infalible a la hora de ligar

Ser un ‘crack’ de la conversación no solo nos puede ayudar a mejorar en el ámbito profesional.  También nos puede ayudar a ligar o mantener la chispa en una relación de pareja ya existente. “Una de cada cinco mujeres toma antidepresivos en Estados Unidos. Gran parte del problema está relacionado con una falta de comunicación óptima en su vida social”, explica Ash.

El uso extremo de internet está relacionado con no ‘dar la talla’ a la hora de hablar cara a cara. “Nos encanta Facebook y Twitter, eso sí, usados correctamente. El problema es cuando alguien usa la comunicación a través de internet de una manera extrema y luego no sabe cómo afrontar una situación en la vida real. No hay nada más fácil para una persona con problemas de comunicación cara a cara que refugiarse detrás de la pantalla de un ordenador”, continúa.

La manera de hablarle a la persona que te gusta puede potenciar el magnetismo en las primeras citas. Es importante, por ejemplo, tratar la sexualidad en una conversación con naturalidad y saber ‘tontear’ de una manera elegante. Además en Social Fluency nos animan a transmitir nuestros sentimientos por orden y dejar de lado los tópicos de las películas y las canciones.

Según explica Ash, es importante decir las cosas en el momento adecuado.“A nuestros estudiantes les recomendamos huir del ‘te quiero’ y ‘me moriría sin ti’ al principio de una relación porque, no nos engañemos, eso solo funciona en las películas. En la vida real asustas a la otra persona. Lo correcto es expresar las cosas en su debido orden. Al principio, debes dejar claro que disfrutas del tiempo que pasáis juntos, que te encuentras cómodo y feliz con la relación y no dar la sensación de que estás desesperado. Un ‘me muero por ti’ demasiado pronto puede tirar por la borda toda la chispa. Son cosas básicas, pero que no todo el mundo pone en práctica”.

Para aquellos que tienen una relación sentimental desde hace años puede resultar positivo utilizar todos los sentidos a la hora de contarle algo a su pareja. “Si le vas a describir una situación a tu pareja”, por ejemplo un lugar nuevo donde has ido darte un masaje o un nuevo restaurante, “cuéntale no solo lo que viste, sino lo que oíste, lo que sentiste al tacto, lo que oliste o incluso lo que degustaste. Eso os ayudará a estar más conectados como pareja y, además, puede resultar muy sexy”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Beatriz García
Redactora jefe web de S Moda. Inició su carrera en Soitu.es y más tarde trabajó desde Estados Unidos en El Mundo (edición América) en Los Ángeles y Miami. Es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y graduada en periodismo de moda por Central Saint Martins College of Arts and Design de Londres.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_