_
_
_
_
_

Blanca Li, embajadora de Cartier, celebra con una gran cena el lanzamiento de la colección Grain de café

Cartier organizó una cena íntima en su emblemática boutique de la calle Serrano de Madrid, donde la embajadora de la Maison, Blanca Li ejerció de anfitriona.

El evento contó con la presencia de numerosos amigos de la bailarina y coreógrafa, entre los que destacaron, su hermana, la directora de cine Chus Gutiérrez, la actriz Rossy de Palma, la diseñadora Sybilla, la actriz y directora de cine Mabel Lozano, la diseñadora Ana Locking, el fotógrafo Miguel Reveriego, el comisario de arte Carlos Urroz, la representante Mariola Orellana y el director artístico del Teatro Real, Joan Matabosch.

En presencia del Director General de Cartier Iberia, Nicolas Helly, los invitados disfrutaron de una agradable velada en la primera planta de la boutique, decorada especialmente para el evento, donde brillaron con luz propia las joyas de Grain de Café.

Grain de Café

El motivo grano de café aparece por primera vez en Cartier en 1938 bajo el impulso de la mítica Directora Creativa, Jean Toussaint. Tuvo mucho éxito con el paso de las décadas, sobre todo en los años 50 y 60. A pesar de sus reducidas dimensiones, esta extraordinaria semilla combina dos de los principales elementos creativos de Cartier: la flora representada en oro amarillo y la sublimación de lo ordinario gracias a la maestría del joyero.

Rossy de Palma luciendo joyas de Cartier.
Rossy de Palma luciendo joyas de Cartier.Íciar Carrasco

El oro era un material imprescindible para Jeanne Toussaint, que sabía que se prestaba con facilidad a infinitas transformaciones. Los anillos, el collar y la pulsera de la nueva colección Grain de Café se crean sobre una cadena en dos tonos de oro, realzada por una corona simple o doble con granos salpicados con diamantes de diferentes tallas. La versión ultra elegante de oro rosa se compone de un anillo y un collar cuya obsidiana esculpida se combina con el oro salpicado con diamantes. Un equilibrio entre el ímpetu y la delicadeza, una tensión creativa que renueva el género floral y propone una nueva visión de la belleza.

Blanca Li y Joan Matabosch.
Blanca Li y Joan Matabosch.Íciar Carrasco

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_