_
_
_
_

Los 50, la edad para ser sexy

Tras las cougar, llega un nuevo término, las swofty, mujeres solteras de más de 50 años que despiertan la admiración masculina. Ellas son más expertas y más difíciles de conquistar.

Sharon Stone

Según se soplan en la tarta las 50 velas comienzan a llegar piropos envenenados en forma de regalo, como el clásico: es una respetable dama de mediana edad. Para la periodista del Daily Mail Janet Street Porter, de 66 años: «Parece que la sociedad te reclama que vistas de beis». Pero hay unas mujeres que por su genética, sus visitas al cirujano o, simplemente, su seguridad siguen generando admiración cuando ponen un tacón en la calle. Ellas son las swofty, single women over fifty (mujeres solteras de más de cincuenta), y están encantadas de serlo.

Hasta lo festejan, como Sharon Stone, que al entrar en este grupo hizo una portada para la revista Paris Match en toples (además de un corsé de Alaïa) y proclamó: «¡Tengo 50 y lo adoro!». Su novio, el modelo Martin Mica (27 años), también grita a los cuatro vientos lo que le gusta arrimarse a su pareja de 54 años. Igual le ocurre al empresario Jonathan Bricklin (34 años), a quien le encanta presumir por las calles de Manhattan de novia, la actriz Susan Sarandon (66 años).

Pero no es la edad lo que convierte a una mujer en una swofty. Hay reglas: vestirse para gustarse a sí misma, buscar citas en las redes sociales y un lema: Sí a los noviazgos cortos. Como dice Madonna: «Todos deberían casarse al menos una vez para comprobar lo estúpido que es», aunque ella lo hizo dos. Kim Cattrall tuvo tres matrimonios y es una gurú para las cougar (mujeres mayores de 30 años que buscan parejas más jóvenes) y las swofty, no solo por su sempiterna asociación a Samantha, su álter ego en Sex and the City. Cattrall también es autora de dos libros: Satisfaction (Warner Books), que explica cómo obtener la petit mort (como llama al orgasmo), e Inteligencia sexual (Grijalbo).  Además, explota su sensualidad y no duda en vestir los modelos más escotados de Cavalli, Vivienne Westwood o Valentino. Demi Moore se estrenará el próximo 11 de noviembre como swofty. La actriz, casi recuperada del mal trago que le provocó Ashton Kutcher, ha escogido los breves romances, pero con bolsos de Céline.

Basinger ha retomado su carrera y está preparando tres películas.

Getty Images

Kim Basinger (54 años) decidió abandonarse a los vaqueros boyfriend tras su divorció de Alec Baldwin. Eso era hasta ahora, porque su reencuentro cinematográfico en Black November con la versión masculina de Cher, Mickey Rourke, ha hecho que quiera demostrar que se mantiene como un símbolo sexual, pero en versión 2.0. La cantante Sheryl Crow, de 50 años –quien actuó en la serie Cougar Town, protagonizada por Courteney Cox, de 48–, y Andie MacDowell, de 54, quien compagina sus trabajos de actriz y de modelo como embajadora de L’Oréal, tienen un estilo más relajado. Aunque ser una swofty exige esfuerzo. Que se lo digan a Kirstie Alley (61 años), quien para volver a su talla 40 adelgazó 45 kilos. Y confiesa que lo hizo porque no le gustaba su imagen y «no quería tener sexo grasiento».

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_