_
_
_
_
_

Rozaduras en los muslos por el sudor: cómo prevenirlas y qué hacer cuando ya han aparecido

La fricción en la entrepierna es un tabú que se suele llevar en silencio. Pero afecta a muchas más personas de las que piensas, especialmente en verano, y tiene solución.

Unknown mixed race model showing legs in the studio
Delmaine Donson (Getty Images)

En el verano de 2018, en la semana de la moda de Nueva York, la prenda más reivindicativa de todas las que se vieron en pasarela pretendía derribar un tabú: el de las rozaduras en los muslos, ese incómodo viacrucis que muchas personas, especialmente mujeres, sufren en silencio en el momento en el que llega el verano, comienza el calor y la fricción de una pierna contra la otra deja un rastro de irritación, picor y hasta dolor. El “chafing”, como se llama en inglés, no solo es una pequeña tortura para quien lo sufre sino que además se lleva con cierta vergüenza. Así que la marca de ropa de baño y deportiva Chromat, fundada por Becca McCharen-Tran, sacó a desfilar a dos de sus modelos luciendo unas bandas elásticas antirrozaduras bien visibles en los muslos. Esto pasó en pleno furor por esa peligrosa moda estética del “thigh gap” (el hueco que queda entre una pierna y otra con las piernas extendidas, considerado en redes sociales como un rasgo de atractivo femenino) y su intención era normalizar una fisionomía más realista y un padecimiento mucho más extendido de lo que pensamos: según Bandelettes, la marca de estas bandas, personas de todas las formas y tamaños pueden sufrir rozaduras en los muslos y algunas son más propensas que otras por una cuestión genética, por sobrepeso o por realizar ejercicio con mucha frecuencia. En verano la cosa es más común todavía, ya que el calor y la humedad del clima hacen que sudemos más, con lo que la fricción es más habitual. Además, solemos llevar ropa más corta que no siempre protege de este movimiento.

¿Cuáles son los síntomas?

Si experimentas una rozadura en la cara interna de los muslos, lo sabrás al momento. Lo más probable es que la piel de la zona experimente enrojecimiento, sensación de ardor, que aparezca un sarpullido y unos forúnculos parecidos a ampollas. Cuando se está curando, además, se puede notar cierta picazón.

¿Por qué afecta más a las mujeres?

La respuesta tiene mucho que ver con la ropa que llevamos. En verano, ellas tienden a llevar más vestidos, faldas y bañadores sin pernera, con lo que desaparece el tejido que hace de barrera antifricción. El sudor hace la piel mucho más vulnerable a la fricción y con la humedad tiene más probabilidades de irritarse. Las zonas más propensas son la cara interna de los muslos, las axilas o (como bien saben los que hacen ejercicio en exterior, como correr) los pezones.

¿Qué hago si ya tengo una rozadura?

Si bien no hay nada como la prevención, una vez que ya tenemos la rozadura es importante tratar la piel adecuadamente para que desaparezca cuanto antes. Primero hay que limpiar la zona con agua tibia y un jabón suave y a continuación, aplicar algún ungüento que calme la piel y estimule la cicatrización. En este sentido, en farmacias son muy recomendadas las cremas que se usan en las irritaciones de pañal de los bebés como Cicaplast de La Roche-Posay o la clásica pomada regeneradora de Halibut de Uriach que restaura la barrera cutánea de la piel irritada y que está formulada con vitamina A para hidratar la piel, lanolina que distribuye la humedad y óxido de zinc que crea un efecto barrera. También es muy recomendada la vaselina de toda la vida, que creará una película protectora de la humedad y el roce. Habitualmente la piel se sanará por completo en cuestión de unos días pero si la irritación es extremadamente dolorosa o no responde al tratamiento, un dermatólogo podrá recetar la solución tópica más adecuada para disminuir la inflamación, como la cortisona, o un antibiótico si la erupción comienza a sangrar o se ha infectado.

¿Cómo se previenen las rozaduras en la parte interna de los muslos?

Lo primero es mantener la zona lo más seca posible. Al eliminar la humedad de las áreas propensas a las rozaduras, disminuye la cantidad de fricción que puede tener lugar entre los muslos al caminar o correr. También existen distintos remedios, desde tópicos hasta físicos. He aquí una selección de los más valorados, los más vendidos y los más eficaces.

¿Y en los pezones?

Las pezoneras son una solución, ya que las camisetas o los sujetadores rozarán con los protectores y no con los pezones. Estas barreras para los pezones pueden ser vendas médicas o productos diseñados especialmente para atletas. Ese tipo de adhesivos técnicos protegen incluso a los que sudan muchoo. Por otro lado, intenta evitar soluciones alternativas como las tiritas o el esparadrapo, ya que con el sudor pueden despegarse con facilidad.

Remedios en gel, crema, pomada, lubricante o spray

La crema de los deportistas:

Anti-friction, a la venta en Decathlon es una de las más vendidas. Puede aplicarse en las zonas que se necesite, en muslos, brazos o cualquier otra zona del cuerpo que no sea una mucosa.

Anti-friction, a la venta en Decathlon.
Anti-friction, a la venta en Decathlon.@ Decathlon

El de la textura gel:

El mejor valorado en Amazon: el de Leviten es una de las cremas antirozaduras que evita las irritaciones provocadas por el contacto piel con piel o aquellas causadas por la propia ropa. No graso, es de larga duración y resulta ideal para el deporte.

Leviten, el gel antirrozaduras bien valorado en Amazon.
Leviten, el gel antirrozaduras bien valorado en Amazon.@ Leviten

La crema Cica:

Cicalfate, de Avène, es un multiusos muy apreciado en farmacias gracias a sus propiedades reparadoras y antibacterianas que ayudan a restaurar la piel dañada. Tiene acción cicatrizante, calmante y regeneradora, devolviendo a la piel su bienestar, flexibilidad y suavidad.

Cicalfate, de Avène, es un icono de farmacia.
Cicalfate, de Avène, es un icono de farmacia.@ Avène

El bálsamo en barra visto en TikTok:

Body Glide es un producto que ha ganado cierta fama en la red social que repele el sudor y la humedad, que no tapa los poros y que forma una barrera invisible. Viene en formato roll-on, se puede aplicar en cuello, brazos, axilas, entrepierna y pies, y está enriquecido con vitamina E y alantoína que tiene propiedades antirritantes y calmantes. En Amazon cuenta con más de 1.000 valoraciones y el 73% de ellas le dan cinco estrellas.

Body Glide, el stick para los muslos famoso en redes sociales. Se puede encontrar en Amazon.
Body Glide, el stick para los muslos famoso en redes sociales. Se puede encontrar en Amazon.@ Body Glide

El bálsamo específico para muslos:

Megababe es una marca creada por la activista del body-positivity Katie Sturino que se dedica expresamente a hablar (y tratar) sobre temas tabú como las rozaduras en los muslos o el sudor bajo los pechos, y diseña productos como este bálsamo en barra premiado en varias ocasiones por revistas estadounidenses como Allure, Cosmopolitan o New York Magazine. Se desliza suavemente para crear una barrera sin fricción y nutre la piel con extractos nutritivos: el aloe antiinflamatorio calma la piel, el extracto de semilla de granada protege la capa externa de la piel y favorece la cicatrización, el extracto de raíz de jengibre iguala el tono de la piel y aumenta la elasticidad, y, finalmente, el aceite de naranja proporciona un alivio rápido y eficaz de la inflamación.

Megababe, el stick específico para muslos.
Megababe, el stick específico para muslos.@ Megababe

Los parches específicos para los pezones con aloe vera

Son un producto específico para tratar pezones doloridos y heridos. Contiene aloe vera ecológico. Existen también fórmulas en crema.

El spray cicatrizante:

A-Derma Cytelium Spray es un producto de farmacia con extracto de plántulas de Avena Rhealba para calmar la piel, óxido de zinc para crear una barrera de protección y suspensión acuosa de silicatos de magnesio, un mineral que ayuda a secar la piel.

El spray secante de A-Derma.
El spray secante de A-Derma.@ A-derma

El aerosol holandés:

Smoovall es una marca holandesa cuyo bestseller es este spray para las rozaduras, de fácil aplicación, con una duración de cuatro horas y que deja una capa invisible y no grasa (algo interesante si vamos a utilizarlo para la playa o la piscina).

Accesorios para rozaduras: parches, bandas y «culottes»

Bandelettes:

Se trata de unas bandas específicamente diseñadas para prevenir la fricción entre los muslos. Son elásticas y muy ligeras, están fabricadas en mircofibra y se ajustan con bandas de silicona antideslizante. Son unisex y pueden llevarse debajo de faldas, pantalones e incluso con prendas deportivas como equipaciones de fútbol, tenis o senderismo.

Además de esta marca existen muchas opciones en el mercado: en Amazon las mejor valoradas tienen una puntuación de casi cuatro estrellas y la mayoría de comentarios apuntan a que funcionan bien aunque hay que saber medirse bien el contorno del muslo para acertar con la talla.

Las bandas antifricción de Bandelettes.
Las bandas antifricción de Bandelettes.@ Bandelettes

Los culotes no moldeadores:

A diferencia de las prendas interiores diseñadas para reducir o controlar el volumen, el objetivo de este tipo de pantalón corto no es el de afinar la silueta sino prevenir las rozaduras, atenuar transparencias indeseadas o que se note la ropa interior bajo la ropa. Existe una gran cantidad de opciones en distintas marcas, desde las especializadas en ropa íntima como las de microfibra de Intimissimi o las de Etam con forma de pantalón ciclista, hasta las invisibles de Women’Secret o H&M.

Los «culottes» tipo ciclista de Intimissimi.
Los «culottes» tipo ciclista de Intimissimi.@ Intimissimi

Los parches:

De color transparente, se ocultan cuando se fijan en la piel y ayudan a proteger las zonas de fricción, se pueden encontrar en Amazon.

Los parches transparentes.
Los parches transparentes.@ Amazon

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_