_
_
_
_
_

Mandíbula marcada: cómo el mentón se ha convertido en la nueva obsesión estética

El ‘hashtag’ #snatchedjawline pone en boga la tendencia de lucir una mandíbula marcada, angulosa, huesuda y bien definida. Hablamos con expertos para analizar el fenómeno. 

Bella Hadid posando en el backstage de la Semana de la Moda de Milán 2022.
Bella Hadid posando en el backstage de la Semana de la Moda de Milán 2022.Getty

¿Qué tienen en común Keira Knightley, Bella Hadid, Olivia Wilde o Lyli-Rose Deep? Una línea mandibular recta, bien definida, huesuda y perfectamente angulosa. Lo mismo que persiguen millones de selfies con una postura algo forzada: cabeza alta y ligeramente ladeada que deja al descubierto toda la línea mandibular. La tendencia abunda las redes y el hashtag #snatchedjawline (mandíbula marcada) tiene más de 210 millones de visitas en TikTok.

La medicina estética no es ajena al fenómeno y cuenta con un arsenal de tratamientos que definen el ángulo mandibular, pero la Dra. Mar Mira, de la Clínica Mira Cueto advierte de los peligros de dejarse llevar por la imagen que determinan las redes sociales. “Cada día vemos en la consulta pacientes muy jóvenes que buscan conseguir el rostro viral del momento. Antes fueron los pómulos muy marcados, y después vinieron los labios gruesos totalmente irreales. Muchas de estas tendencias alteran la morfología natural que busca un rostro proporcionado. Tras el abuso de rellenos se impone la delgadez que va implícita en las mandíbulas muy marcadas, cuando no hace mucho tiempo que las Kardashian marcaban cintura de avispa y los implantes de glúteos subían como la espuma”. Los datos son esclarecedores: sube la Snapchat dismorfia, término relacionado con la salud mental que consiste en desear las imágenes que vemos en redes, muchas manipuladas por filtros irreales. La Dra. Mar Mira ha realizado una extensa revisión de lo publicado a nivel científico sobre esta dismorfia que hace que en los últimos años haya aumentado en un 24% el número de pacientes entre 18 y 24 años que recurren a la medicina estética para lograr el rostro que ven en redes. “Aunque afecta mayoritariamente a adolescentes, está alcanzando a mayores de 35, 40 y 50 años. Las más jóvenes buscan modificar sus rasgos con labios más gruesos, mandíbula marcada y pómulos muy prominentes. A partir de los 40 años se busca parecer más joven y con la piel perfecta que determinan los filtros irreales.”

Angelina Jolie en una imagen de 2021.
Angelina Jolie en una imagen de 2021.Getty

Las mandíbulas angulosas y huesudas dan un paso más en la conocida “cara de Instagram”, término acuñado por el New Yorker en 2019 para referirse a los rellenos que dejaban el rostro hinchado. “Este nuevo estándar de belleza está alineado nuevamente con la delgadez en un sistema que la promueve como única manera de tener salud, pero también como sinónimo de éxito y validez. Por este motivo, muchas mujeres gastan energía, dinero y tiempo tratando de alcanzar un ideal de belleza que afecta a su autoestima”, comenta Estefanía Fernández, nutricionista y dietista enfocada en HAES (salud en todas las tallas). En el año 2017, la instagramer Michelle Liu dió un soplo de aire fresco en  redes sociales con la tendencia #chinning que consistía en hacerse un selfie mostrando la papada. Su cuenta tiene más de 43 millones de seguidores pero el doble mentón no acaba de triunfar como canon de belleza. Asistimos así a la última tendencia en autorretratos. Si antes se sujetaban el teléfono sobre la cabeza para destacar ojos y pómulos, ahora giran la cabeza hacia un lado y colocan la cámara debajo del mentón para lucir una curvatura mandibular delineada, huesuda y muy precisa. Según la Sociedad de Estética el aumento de mentón supuso el 29 % de los retoques estéticos en Estados Unidos en el año 2021.

Pero el ideal de lograr un rostro anguloso no es nuevo. Katharine Hepburn y Marilyn Monroe ya tenían implantes de mentón, y la mandíbula de Angelina Jolie lleva décadas en boga. “Un mentón definido es sinónimo de armonía y juventud. Y personas de todas las edades lo desean porque no solo ayuda a paliar el efecto del envejecimiento y la gravedad, sino que permite tener un rostro más armónico y atractivo que resiste mejor a la flacidez. Pero hay que entender que la genética y el peso es crucial para lograr esta línea mandibular tan marcada”, comenta la Dra. Karen Valera, médico estético de Tacha Beauty. La Dra. Mar Mira puntualiza “un ángulo mandibular marcado aporta juventud pero debe ser proporcionado, nunca más grande que la proyección del pómulo. Se puede marcar masculinidad dentro de un equilibrio. Angelina Jolie lo posee pero su proporción es muy adecuada: ojos grandes, pómulos proyectados, mandíbula muy potente y labio grueso. No podemos querer una mandíbula así en una cara finita porque es desproporcionado”. Con el foco en marcar mandíbula en redes abundan ejercicios de yoga facial, trucos de maquillaje y aparatos de tonificación que prometen fortalecer el mentón. En cabina, los masajes drenantes y técnicas como la radiofrecuencia o los rellenos sientan cátedra a la hora de tensar y estilizar la zona. Expertos analizan qué es lo que realmente funciona.

Katharine Hepburn.
Katharine Hepburn.Getty

Jugar con las luces y sombras del maquillaje

El maquillaje siempre ha sido un aliado para destacar puntos estratégicos del rostro. Pero ¿podemos marcar la barbilla con un resultado natural? La maquilladora Noemí Nohales aconseja cómo hacerlo. “Para lograr una mandíbula marcada recomiendo aplicar en toda la línea una base de maquillaje tres tonos más oscura para crear profundidad con un efecto más discreto que el que se logra con polvos bronceadores. Para que quede bien hay que difuminar hasta fundirlo con el cuello. En un maquillaje nocturno podemos aplicar en la zona colorete marrón en crema y difuminarlo para que no se vea una línea compacta. Es un poco más arriesgado, pero queda muy bonito. Se extiende con un pincel de base y se difumina con un pincel de pelo natural en el borde de la mandíbula”.

 Face taping: cintas adhedivas para estirar el mentón

Face taping significa, literalmente traducido del inglés, “pegarse la cara con adhesivos”, y es exactamente lo que parece. Esta técnica se utiliza para lograr un efecto lifting inmediato, como si de una faja facial se tratase. En este sentido, se suele ubicar el adhesivo desde el mentón a la zona inferior de la oreja, y se disimula después con maquillaje. Las cintas para “estirar” el rostro han sido un habitual del maquillaje de Hollywood, con Raquel Welch como máxima embajadora de su uso. Un must de cualquier rutina beauty de una drag queen, como hemos podido ver en programas como Drag Race. El óvalo se define al instante pero el resultado no es siempre bueno. David Deibis, maquillador de Perricone MD, cuestiona la técnica ya que: “exige mucha cantidad de maquillaje para cubrir las cintas adhesivas, provocando un look final demasiado recargado y poco natural”.
Ejercicio facial diario

Algunos ejercicios simples realizados por la mañana y por la noche todos los días ayudarán a mantener tensa la zona de la barbilla. La facialista Yvette Pons aconseja “cruza las dos manos por debajo de las clavículas y eleva la cabeza. Saca la lengua e intenta tocar la nariz, mantén 10 segundos y después baja la lengua hacia abajo, intenta tocar la barbilla y mantén 10 segundos. Vuelve a la posición inicial, apoya la punta de la lengua justo donde se insertan los dos dientes incisivos superiores y empuja la encía durante 5 segundos. Repite los ejercicios tres veces”.

Ejercitar la musculatura con aparatos de tonificación

En TikTok abundan los ejercicios en los que mastican aparatos de tonificación facial elaborados con silicona o chicles duros llamados “Jawline Trainer”. ¿Son efectivos?  “Con ellos se ejercita el músculo masetero, que es el de la masticación. Así se puede lograr mayor proyección de la mandíbula, pero hay que tener mucho cuidado con no dañar la dentadura”, afirma la Dra. Mar Mira. El odontólogo Víctor Cambra de Cambra Clínic añade “ejercitar los músculos maseteros con fines estéticos puede ser peligroso para la salud. Además de provocar sobrecarga y contracturas, ejercer fuerzas excesivas sobre los dientes puede desplazarlos o fracturarlos. Utilizar este tipo de productos puede conllevar consecuencias dentales y articulares graves”.

Reafirmar con la técnica del Ghua Sha

Esta piedra promete optimizar la aplicación de productos de belleza mientras se mejora la musculatura del rostro. “La piedra gua sha ayuda a desbloquear la musculatura facial y drena el exceso de líquido que acumulamos en algunas zonas específicas, como suele ser el doble mentón”. Comenta Bella Hurtado, directora técnica de Boutijour. Por otro lado, “lo mejor es encontrar una piedra con forma de V en uno de sus extremos. Esta forma es ideal para reafirmar la mandíbula, el mentón y el cuello. Además, la punta sobresaliente de la V ayuda a la eliminación de las toxinas mediante técnica de acupresión en el óvalo facial”, explica Hurtado.

Drenar con masajes

La mandíbula y el mentón tienden a acumular líquidos y los masajes son un as en la manga para reafirmar y descongestionar. “Los masajes drenantes son útiles para mantener la definición de la mandíbula. Esta zona es propensa al descolgamiento debido a los movimientos que realizamos durante el día e incluso a la postura que adoptamos al dormir. Es una zona que también acumula líquidos y delata la pobreza de la circulación de retorno, factores que se van sumando al paso del tiempo para perder definición. Los efectos se ven desde la primera sesión, con el rostro deshinchado, terso y la musculatura de la mandíbula más definida”, afirma Silvia Oliete, directora de los Centros Blauceldona y creadora de su propio método “masaje de remonte”.

 Explorar la radiofrecuencia tensora

Entre la aparatología mini invasiva que promete levantar y esculpir la zona mandibular está la radiofrecuencia. “Esta tecnología logra estimular la producción de colágeno y tensar la piel en el óvalo facial”, afirma el Dr. Javier Capote de la Clínica Premium Marbella. Una de las radiofrecuencias más famosas es Thermage FLX, muy popular porque famosas como Jennifer Aniston, Oprah Winfrey o Gwyneth Paltrow afirman someterse a ella una vez al año desde hace más de una década. “No resta naturalidad y está indicada para tratar la flacidez, compactar el tejido y perfilar el mentón. Actúa en la dermis profunda para producir la contracción del colágeno antiguo y generar uno nuevo de mayor calidad. Sólo es necesaria una sesión al año. En nuestro centro cada vez acuden más personas que buscan esta tecnología para lograr una mandíbula perfilada pegada al hueso”, dice Myriam Yébenes, CEO de los centros Maribel Yébenes. Otro aliado para tratar esta zona es el equipo Morpheus8 “una radiofrecuencia médica aplicada con microagujas que reduce la grasa del doble mentón y reafirma el tejido”, afirma la Dra. Karen Valera.

Alternativas para reducir las bolas de Bichat

La radiofrecuencia también se utiliza como alternativa para tratar las bolas de Bichat y así, esculpir y acentuar el hueco que queda debajo del pómulo y destaca la línea mandibular. “Hasta ahora se extirpaban quirúrgicamente estos compartimentos de grasa ubicados en las mejillas que agrandan la amplitud de la cara. Sin embargo, esta intervención deja secuelas, ya que con la edad el rostro carece de ese soporte graso y se descuelga en picado. El tratamiento consiste en la introducción de energía de la radiofrecuencia Capenergy en el interior de la mejilla, justo encima de donde se encuentran las bolas de Bichat, para licuar la grasa y reducir su tamaño. En paralelo, se puede apoyar el tratamiento externamente con un segundo manípulo que envía un flujo de energía a la mejilla para duplicar el efecto de lipólisis controlada y localizada”, explica Pilar Sánchez, especialista en tecarterapia Capenergy.

Rellenos dérmicos

Los inyectables pueden utilizarse proyectar el mentón sin pasar por el quirófano. “Los rellenos a base de ácido hialurónico se inyectan estratégicamente a lo largo de la mandíbula para crear una apariencia más definida. También se pueden utilizar inductores de colágeno como la hidroxiapatita cálcica con muy buenos resultados para mejorar la proyección del mentón”, dice el Dr. Javier Capote. “Nosotros utilizamos el ácido hialurónico reticulado Extreme de MaiLi para esculpir todo el ángulo mandibular. Este producto tiene una gran capacidad de proyección y responde a las expresiones naturales del rostro. Tras la sesión pueden aparecer hematomas leves y los resultados se mantienen un año”, explica la Dra. Victoria Paéz, médico estético.

Implantes y liposucción: la solución quirúrgica

Cuando las opciones estéticas no dan los resultados deseados los implantes y la extirpación de grasa de forma permanente son el último recurso. Pero hay que advertir que son técnicas invasivas no exentas de riesgos. “A partir de los 45 años realizamos muchos liftings para redefinir el ángulo mandibular y eliminar el doble mentón” responde el Dr. Javier de Benito, del Instituto De Benito. “En ocasiones, tras extirpar la grasa para lograr la tracción natural en todo el ángulo cérvico mentoniano, si la barbilla tiene poca proyección, colocamos un implante con forma de hueso para lograr una completa redefinición. No requiere hospitalización y el periodo de recuperación suele durar una semana”, dice Javier de Benito.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_