_
_
_
_

Lo último ya no es la belleza coreana: 4 tendencias cosméticas que sí lo son

Hay vida más allá de la K-Beauty y viene de Alemania, Australia, Hungría y España. Estas son las nuevas marcas cosméticas que arrasan en el mundo entero.

Eva Armas Gil

Fue la coreana la primera que se logró posicionar como reina soberana del mundo cosmético y crearse incluso un nombre propio: la K-Beauty triunfaba, sobre todo, en redes sociales gracias a sus icónicas BB Creams y a su packaging infantil. Le siguió la J-Beauty, aka japonesa, que dio el do de pecho con productos con alto factor de protección convirtiendo la lucha contra el envejecimiento en su seña de identidad. Y parecía que 2019 iba a ser, por fin, el año de la cosmética china –sí, también C-Beauty–, con una versión más sencilla y cercana de las máximas innovaciones en belleza.

Pero resulta que, fieles ahora a lo natural, lo local y lo sostenible, nos estamos alejando pasito a pasito de las extravagancias orientales para abrazar nuevas firmas de belleza envueltas en un halo mucho más simplificado y eco. Y esta vez vienen (casi todas) de Europa. En concreto de Alemania, Hungría, cómo no España y, la cuarta y más alejada, Australia. Estas son las nuevas tendencias beauty, y sus respectivas marcas más exitosas, que triunfan en el mercado… y en las redes.

1. G-Beauty

Toma su nombre del inglés, german beauty, y pone en valor no solo los ingredientes naturales, sino también los conocimientos y evidencias científicas de los doctores que se encuentran tras la creación de muchas de sus marcas. Llevan el minimalismo alemán hasta sus packagings y también a sus formulaciones con pocos componentes siempre funcionales. No en vano Alemania es el país más puntero en cosmética natural: “en su facturación de 2017, la cosmética tradicional creció un 2% frente al 12% de la natural. Su mercado es el más maduro de Europa y duplica a los principales mercados del continente”, confirmaban desde el ICEX. 

Además de las reconocidas y básicas Nivea y Weleda, desde Alemania llegan firmas imprescindibles que basan su éxito en la limpieza de sus productos y la filosofía del menos es más:

Royal Fern

Creada por el Doctor Timm Golueke, un reconocido dermatólogo alemán con conocimientos de naturopatía, cosmología y terapias láser, es la primera del mundo que desarrolla sus productos dedicados al cuidado de la piel a base de helecho real. Sus formulaciones son la perfecta simbiosis de sustancias de la naturaleza altamente efectivas y modernas células antienvejecimiento.

Barbara Sturm

Lleva el nombre de su fundadora y directora, la doctora Barbara Sturm, que es ya reconocida como la facilita de las estrellas –entre sus admiradoras cuenta con Bella Hadid, Victoria Beckham, las Kardashian, Angela Basset, Hailey Baldwin o Alessandra Ambrosio. Selló su fama con el que es su producto estrella: un tratamiento facial realizado a medida para cada paciente a base de su propia sangre.

2. A-Beauty

Sus propios creadores definen la cosmética australiana como lo “diametralmente opuesto a la coreana”: no quieren ocho productos en su rutina de belleza, sino uno solo que consiga ocho objetivos. La filosofía effortless del modo de vida de su país rige los cimientos en los que se basan sus productos, siempre con packagings sencillos y refrescantes y productos orgánicos que ofrecen experiencias con calidad de spa.

Kora Organics

Con base en Australia, Miranda Kerr lanzó su propia firma cosmética hace ya diez años gracias a su deseo de crear una línea de productos verde y orgánica que cuidara su piel y la mantuviese radiante. Siempre con productos naturales y con una estética súper apetecible llena de color, la firma trata de cumplir la máxima de la belleza australiana: por ejemplo, con el preferido de la modelo, el Noni Glow Face Oil, un potente pero delicado aceite que suaviza, nutre e ilumina la piel del rostro y el cuello.

Aēsop

También apostando todo por la eficacia de sus componentes y el placer sensorial que proporcionan sus productos, esta emblemática firma con sede en Melbourne crea cosméticos para el cuidado de la piel, el cabello y el cuerpo que mantienen la fama de ser seguros y eficaces. Sus icónicos tarros de cristal responden también a su objetivo de lograr exclusividad y cuidar el medioambiente.

3. H-Beauty

La H corresponde a Hungría y, de manera sorprendente, sus firmas de belleza refinadas y lujosas se están abriendo paso en el mundo entero. Bebiendo de la historia de su país, de tradiciones ancestrales y de la exclusividad de sus aguas termales y balnearios así como de la riqueza de sus elementos naturales locales, formulan exclusivos productos con suma atención al detalle y con el objetivo claro de rejuvenecer la piel de sus clientas.

Omorovicza

Con base en Budapest, la capital mundial de los balnearios, esta firma cosmética es puro lujo: se basa en las propiedades curativas de sus aguas termales –no solo cuenta con casi 400 tiendas en todo el mundo, sino también con 60 spas– y contiene minerales terapéuticos que prometen una tez más jugosa de apariencia más joven.

Adrienne Feller

“Puros, orgánicos, saludables y basados en la aromaterapia”, cuenta la propia Adrienne Feller de los productos de su marca. Creados a base de aceites esenciales e ingredientes exclusivamente húngaros, combinan sus propiedades rejuvenecedoras con su capacidad de sanar dolencias de la mente y el alma.

4. S-Beauty

Y aunque este término aún no ha cosechado popularidad, parece que va a hacerlo muy pronto gracias al auge de las firmas de cosmética españolas (S de Spain) que se posicionan en los mejores niveles incluso en los países más volcados en cosmética, como China. Buscan, cada vez más, respetar al máximo tanto la piel como el medioambiente y explotan al cien por cien el concepto eco a base de materias primas locales y un gran desarrollo tecnológico. Productos eficaces y serios que se expresan, a menudo, a través de una estética sobria y profesional.

Twelve Beauty

El Doctor Pedro Catalá, farmacéutico y cosmólogo de Valencia, ya vende su marca en los cinco continentes. En su búsqueda incansable, halló los mejores extractos botánicos del mundo que son capaces de transformar incluso las pieles más sensibles siempre de forma eco-sostenible: sus fórmulas combinan 12 principios activos provenientes de plantas que mantienen la piel sana, funcional y nutrida.

Sepai

También basada en la eco-sostenibilidad, esta firma catalana combina la ingeniería molecular –“nuestras fórmulas trabajan como un entrenador personal de la piel trabajando a nivel celular”, afirman– con la seguridad y naturalidad de una formulación basada en tratar los signos del envejecimiento desde la raíz.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Eva Armas Gil
Graduada en Comunicación Audiovisual y Máster en Comunicación Editorial por la Universidad Carlos III de Madrid, ha dedicado su carrera a medios digitales especializados en belleza, moda y estilo de vida. Ha escrito en las ediciones españolas de AD, Glamour, Grazia y Harper’s Bazaar y, ahora, hace lo propio en EL PAÍS y S Moda.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_