_
_
_
_
_

“No soy Kate Moss”: una doble de la modelo revoluciona un McDonald’s de Manchester

Se llama Denise Ohnona y ya se dedica profesionalmente a suplantar a Moss en eventos e incluso en desfiles. No es la única doble de famoso que trabaja para marcas de lujo y fiestas exclusivas.

Denise en el desfile de Vetements de otoño 2021
Denise en el desfile de Vetements de otoño 2021Kristy Sparow (Getty Images)

Ayer jueves Manchester se convirtió en la ciudad más etiquetada en Instagram. Chanel elegía la ciudad británica para celebrar su desfile de la colección Métiers d’arts en plena calle. Y no muy lejos de allí, a pocos metros de Thomas Street, Kate Moss se sentaba tras la vitrina de un McDonald’s ataviada con uno de sus básicos, el abrigo de estampado de leopardo, para saborear un poco histriónicamente un menú Big Mac. Aquello, como no podía ser de otra forma, generó cierto revuelo entre los peatones, que se apostaron en la puerta del local para grabar el momento y subirlo a sus redes.

Pero no, no se trataba de Kate Moss sino de Denise Ohnona, cuya profesión, oficialmente, es ser doble de la modelo. “Cuando era joven la gente me paraba por la calle para pedirme autógrafos. Al principio era embarazoso, pero luego se convirtió en algo muy divertido”, cuenta esta modelo de 42 años de Liverpool en el programa de Youtube ‘Hooked on the look’. Hace cinco años, su instagram (que hoy se llama @iamnotkatemoss) fue descubierto por Alison Jackson, una artista especializada en fotografiar a dobles de celebridades en situaciones poco comunes (suya es la imagen de Kate Middleton y el príncipe Guillermo haciéndose un selfi en el paritorio, con la salvedad de que no eran ellos). “Yo no voy a Gucci, voy a Primark y cuido de mis hijos, mi vida es mucho menos glamurosa”, explicaba en el programa.

“Empezaron a ofrecerme trabajos y no pude decir que no”, cuenta. En enero del 2020, Ohnona abrió el desfile de Vetements, en el que aparecieron otros dobles de famosos, como Snoop Dog o Naomi Campbell. El parecido es tan asombroso que muchos usuarios en las redes sociales pensaron que era ella (en realidad, la Kate real estaba con su hija Lila en un desfile de Dior). “En el backstage la gente no paraba de pedirme fotos mientras me maquillaban o vestían. Yo les seguía la corriente”, contaba poco después en una entrevista con la revista W en la que confesaba que, si se cruzara con Kate Moss “a pesar de no ser una persona tímida me daría vergüenza. le preguntaría si le molesta lo que hago”.

Denise en el desfile de Vetements de otoño 2021
Denise en el desfile de Vetements de otoño 2021Kristy Sparow (Getty Images)

De aquello han pasado tres años y Ohona ha ido alimentando sus redes con momentos míticos protagonizados por la modelo, de aquella icónica foto vestida de lentejuelas dentro del mar cigarrillo en mano a , más recientemente, su declaración en el juicio de Johnny Depp y Amber Heard.

Denise Ohona pertenece a la agencia de talentos Scarlett Entertainment, que trabaja con dobles de famosos, de las Spice Girls a Donald Trump, ABBA o , por supuesto, Elvis. Acuden a eventos privados y a fiestas de marcas de prestigio. Quizá el doble más famoso o más demandado por las marcas actuales sea Alexis Stone, que ya acumula más de un millón de seguidores en Instagram. Tras largas horas de caracterización y maquillaje, es capaz de convertirse en Adele, Dolly Parton o la Sra. Doubtfire. De hecho, de un tiempo a esta parte se ha convertido en uno de los platos fuertes de los esperados desfiles de Balenciaga; no por casualidad la firma está por Demna Gvasalia, ex director artístico de la citada Vetements. El culto a la celebridad siempre es uno de sus lementos a explorar, independientemente de que dicha celebridad sea real o no.

El pasado verano, The New York Times se hacía eco de una fiesta que Stone celebró en Londres. Acudió Denise Ohona , Suzy Kennedy, la doble más famosa de Marilyn Monroe y Arron Walker, suplantador profesional de Elvis, entre otros. También comieron Mcdonald’s, dando a entender que una celebridad nunca se dejaría ver con una hamburguesa de comida rápida en público. Ahora que la inteligencia artificial está en boca de todos por suplantar el rostro y la voz de los famosos, quizá el negocio de los suplantadores profesionales se vea mermado. O quizá no, y todos quieran invitarlos a sus fiestas.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_