Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias muestra la puerta de salida al sector Anticapitalistas

Teresa Rodríguez aún no ha decidido si aspirará a un nuevo mandato al frente de Podemos Andalucía

Anticapitalistas Podemos
Teresa Rodríguez, en el Parlamento de Andalucía.

Las continuas críticas del sector Anticapitalistas de Podemos al Gobierno de coalición han acabado por tensar la cuerda. Pablo Iglesias ha dicho este lunes que consideraba “lógico” que la corriente minoritaria, cuya cabeza visible es la líder andaluza, Teresa Rodríguez, abandone Podemos. “No hay por qué estar a la fuerza en un partido político si no estás de acuerdo con la línea política de ese partido”, dijo el vicepresidente en una entrevista en La Sexta unos días después de conocerse que la corriente está debatiendo su salida. 

Por el momento, la dirección de Podemos Andalucía guarda silencio. Rodríguez aún no ha decidido si aspirará a un nuevo mandato en la asamblea andaluza del próximo mes de mayo, pero todo apunta a que lo desvelará esta semana. En una entrevista al diario Sur de Málaga publicada el pasado domingo, Rodríguez desmiente que planee abandonar Podemos y se muestra dispuesta a presentarse a un nuevo mandato de coordinadora, aunque lo liga a convertir Adelante Andalucía (la confluencia electoral con IU y formaciones andalucistas) en un proyecto similar a En Comú Podem. “Me quedaré mientras entienda que pueda aportar algo para cambiar profundamente el orden de cosas en Andalucía, pero para mí está primero Andalucía y luego el partido”, afirma. Tampoco descarta dar un paso atrás y que sea el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, el que aspire a liderar Podemos Andalucía.

Rodríguez, que obtuvo el respaldo del 75% de los inscritos en la última asamblea de 2016, siempre ha pedido a la dirección estatal de Pablo Iglesias más autonomía política y económica, sin conseguirlo. Este problema existe desde prácticamente los inicios de Podemos. Los intentos de Iglesias de plantear una alternativa a Rodríguez tampoco han fructificado.

La semana pasada, el secretario andaluz de Organización, Pablo Pérez Ganfornina, acusó a la dirección estatal de “organizar” una alternativa a Rodríguez y se quejó de la falta de comunicación con su homólogo estatal, Alberto Rodríguez. Ganfornina cambió este lunes de opinión y calificó de “normales y cordiales” las relaciones con Madrid. Respecto a la posible salida de Podemos Andalucía afirmó: “Podemos Andalucía no puede salir de Podemos porque es Podemos”.

Pero a diferencia de lo ocurrido en otras ocasiones, lo que Iglesias parece no estar dispuesto a consentir es el cuestionamiento de la acción del Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. Rodríguez, y en general la corriente Anticapitalistas, nunca ha aplaudido ese pacto, porque considera no solo que los socialistas no son de fiar, sino que pone en riesgo muchas de las promesas que hicieron a su electorado. Sin embargo, el 96% de las bases de Podemos Andalucía apoyaron en noviembre el acuerdo de coalición con el PSOE, en contra del criterio fijado por la dirección territorial.

Esa posición de confrontación con el Gobierno está creando daños colaterales en la coalición que mantiene con IU bajo la marca Adelante Andalucía. La confluencia andaluza de izquierdas se resiente, como ha reconocido la propia Izquierda Unida en su balance de objetivos del pasado año, en el que admite “torceduras en la horizontalidad del espacio: la salida a medios de comunicación con posiciones políticas sin consenso previo en Adelante Andalucía y las decisiones derivadas de mayorías aritméticas sin alcanzar consenso en el grupo parlamentario entorpecen la coherencia y solidez de la confluencia como espacio plural y sustentado en el consenso”. El grupo de Adelante Andalucía está integrado por 17 diputados: 11 de Podemos y seis de IU.

Fuentes de IU reconocen que el debate interno en Podemos “hace daño al trabajo conjunto”. Por el momento, los diputados de uno y otro partido no han roto la disciplina de voto y sortean como pueden sus diferencias, pero nada garantiza que eso vaya a durar toda la legislatura.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >