Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe de la Policía con Aznar niega ahora ante el juez la principal coartada de Villarejo

Díaz-Pintado se desdice de la carta en la que respaldó al comisario jubilado, encarcelado desde 2017

Villarejo, en los juzgados de Plaza de Castilla, en una imagen de archivo.
Villarejo, en los juzgados de Plaza de Castilla, en una imagen de archivo.

Los fiscales y el juez que investigan el caso Villarejo tienen por delante una difícil tarea: dilucidar quién dice la verdad en una macrotrama de corrupción repleta de mentiras y cuyos tentáculos se extienden por la cúpula policial, empresarial y política del país. Unas horas después de conocerse en la noche del miércoles la imputación del exsecretario de Estado de Seguridad con Mariano Rajoy (PP), Francisco Martínez, por su presunta vinculación con la policía patriótica en una de las piezas de la instrucción, quien fuese jefe de la Policía Nacional con José María Aznar, Pedro Díaz-Pintado, ha protagonizado este jueves un rocambolesco episodio. El antiguo Director Adjunto Operativo (DAO) del cuerpo se ha desdicho de una carta donde respaldó al comisario jubilado José Manuel Villarejo y ha negado su principal coartada: que fuese un agente encubierto.

Según fuentes jurídicas presentes en su declaración como testigo ante Manuel García Castellón, magistrado de instrucción de la Audiencia Nacional, Díaz-Pintado ha asegurado que el comisario jubilado no tuvo, bajo su mando, el estatus de agente encubierto o agente liberado. Eso sí, según las mismas fuentes, el ex DAO ha explicado que se encontraba en una situación anómala, ya que nunca quedó por escrito cómo se le contrataba, cómo usaba los fondos reservados o a quién reportaba. Una posición que solo conocía el propio Díaz-Pintado y los superiores directos de Villarejo en las unidades donde estaba inscrito —que, durante su mandato, era la Comisaría General de Policía Judicial—.

Además, el ex jefe de la Policía Nacional ha asegurado que "jamás" supo que Villarejo, en prisión provisional desde 2017, tuviese empresas privadas y que estas fueran utilizadas como tapadera para investigaciones policiales. Una versión que contradice lo que sostuvo en una carta enviada al juez de la Audiencia Nacional. Según fuentes jurídicas, el antiguo mando policial ha reconocido su firma en la misiva —supuestamente escrita por el anterior abogado de Villarejo—, pero ha señalado que cuando la firmó no era consciente de su trascendencia y que no conocía el contenido exacto. Solo puso como condición, ha añadido, que otros DAO la rubricaran también.

De todas formas, la relación de Díaz-Pintado y Villarejo no acabó tras el cese del antiguo jefe de la Policía Nacional. Tras su paso a la empresa privada, contrató a las empresas de la trama con la constructora en la que trabajaba. Según él, aunque ha afirmado también que tenía poca relación con el comisario jubilado, se las recomendó el propio Villarejo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información