Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor del Pueblo denuncia al fiscal los ataques de Vox a menores inmigrantes

Marugán cree que vídeos electorales del partido ultra pueden ser delictivos

Varios jóvenes inmigrantes participan en la concentración convocada por los vecinos del barrio madrileño de Hortaleza el pasado 8 de diciembre. En vídeo, Rocío Monasterio atiende a la prensa en un acto electoral en noviembre frente a un centro de menores no acompañados de Sevilla.

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha trasladado a la Fiscalía los vídeos contra los menores extranjeros no acompañados difundidos por Vox en la pasada campaña electoral a través de las redes sociales, en los que se les culpaba de un supuesto aumento de la inseguridad, por considerar que “pudieran contener conductas presuntamente delictivas”. Así lo revela la institución en una carta a la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que ha hecho pública esta ONG.

El Defensor del Pueblo recuerda que ya el pasado 8 de noviembre realizó una declaración institucional en la que mostraba su “preocupación” por los ataques y “mensajes xenófobos y racistas dirigidos a la ciudadanía, de los que estos niños han sido objeto, en los que se les criminaliza e incluso se justifican determinadas formas de violencia contra estos menores”, que considera “inadmisibles en una sociedad democrática”.

Además, subraya que atender a un colectivo que se encuentra “en una situación de máxima vulnerabilidad” es una “obligación legal y moral, que requiere la máxima diligencia”, no solo de las administraciones públicas sino de toda la sociedad. Por ello, Marugán ha resuelto trasladar al fiscal  “los mensajes de odio en las redes sociales y las declaraciones realizadas por los responsables de un partido político [en alusión a Vox], en las que se ofrece una visión distorsionada de los menores extranjeros no acompañados en situación de desamparo tutelados por la Administración”, por si pudieran ser constitutivos de delitos de odio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información