Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Igea, sobre la dimisión de Rivera: “Yo asumiría las responsabilidades”

El vicepresidente de Castilla y León sugiere que el líder de Ciudadanos debe dar un paso atrás

Albert Rivera durante la noche electoral en la sede de Ciudadanos.
Albert Rivera durante la noche electoral en la sede de Ciudadanos. Europa Press

Tras el hundimiento sin precedentes de Ciudadanos en las urnas en las elecciones de ayer domingo, se abren paso las primeras voces del partido que ponen sobre la mesa la dimisión de Albert Rivera. El líder no dimitió anoche, aunque convocó un congreso extraordinario para que los militantes decidan y emplazó a fijar "un nuevo rumbo" del partido. Uno de los principales dirigentes críticos, el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, ha sugerido que Rivera debería dar un paso atrás. "Yo asumiría las responsabilidades", ha asegurado Igea, preguntado por la dimisión del presidente de Cs, en una entrevista en la cadena SER. Este lunes se reúne la ejecutiva de la formación para estudiar los siguientes pasos hasta el congreso.

"Hay mucha gente muy decepcionada. Es evidente que hay que asumir responsabilidades", ha reflexionado Igea, quien considera que lo prioritario, antes que el futuro de Ciudadanos, es solucionar la gobernabilidad del país.

El partido entró ayer domingo en shock con el batacazo electoral. El naufragio hace tambalear el liderazgo de Rivera, pero el presidente evitó dar un paso atrás y emplazó a un congreso “para que los militantes de Ciudadanos decidan”. La principal incógnita este lunes es si Rivera se presentará de nuevo para tratar de revalidar su liderazgo. Algunas fuentes de la dirección apuntaban anoche que podría irse este mismo lunes. “Debe dimitir toda la ejecutiva”, afirmaba un miembro de la cúpula. Tampoco se descartan otras candidaturas, pero de momento ayer nadie quería aventurarlo.

Rivera cuenta con el control del partido —a finales de julio remodeló la ejecutiva para lograr una dirección aún más a su medida, diluyendo al jibarizado sector crítico tras las dimisiones de junio— y la formación está plenamente identificada con él. No ha conocido otro líder en sus 13 años de vida. Tampoco existe una corriente interna armada en su contra. Pero la dimensión de la debacle lo ha cambiado todo. La mejor situada para sucederle es la cabeza de lista por Barcelona, Inés Arrimadas, que siempre se ha mostrado fiel al líder. Durante la campaña, Rivera aseguró que no se aferraría al sillón pero también que el 11 de noviembre, con los escaños que fueran, se “arremangaría” para desbloquear el país.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información