Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco detenidos en Cádiz y Sevilla tras arrojar a tres hombres a la carretera desde una furgoneta

Uno de los hombres ha fallecido y dos permanecen hospitalizados

Fardos de hachís incautados en Sanlúcar el pasado agosto.
Fardos de hachís incautados en Sanlúcar el pasado agosto.

La Guardia Civil detuvo en la tarde del pasado domingo entre las provincias de Cádiz y Sevilla a cinco personas, cuyas identidades no han trascendido, acusadas de arrojar durante una persecución a tres hombres a la A-480, en el término municipal de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Uno de los que cayeron a la carretera ha muerto y los otros dos resultaron heridos de gravedad y están siendo atendidos en un centro hospitalario de Cádiz. Fuentes próximas a la investigación han señalado que se trata de ciudadanos franceses, alguno de origen magrebí, implicados en un presunto vuelco (robo entre bandas) de hachís. Las actuaciones y la investigación están bajo secreto.

El instituto armado detalló este domingo en un comunicado que los hechos ocurrieron en la provincia de Cádiz. Según un testigo que alertó a la Policía Nacional, sobre las 17.00, en la carretera A-480, a la altura de Sanlúcar de Barrameda (kilómetro 5), desde una furgoneta fueron arrojados "a la vía tres hombres". El comunicante no supo indicar si estaban muertos o vivos.

Los agentes de la Policía Nacional dieron el aviso a la Guardia Civil, con competencia en carreteras, y se organizó un dispositivo para interceptar la furgoneta y a otro turismo en el que, supuestamente, se desplazaban presuntos implicados en esos hechos.

Un agente fuera de servicio

Un guardia civil que estaba fuera de servicio y destinado en la Comandancia de Cádiz recibió la descripción de los vehículos de un compañero e informó al centro coordinador que esos coches acaban de adelantarle "a gran velocidad con dirección a Sevilla". Así, siempre según fuentes de la Guardia Civil, el agente consiguió alcanzar a la furgoneta y al turismo, y comunicó la posición de los vehículos para facilitar su interceptación. Varias patrullas de la comandancia de Sevilla les cortaron el paso en la carretera A-66 y detuvieron a cuatro hombres.

En la capital sevillana, la policía local, que había sido alertada del dispositivo al igual que la Policía Nacional, detuvo en el barrio de Los Remedios la furgoneta en la que viajaba un quinto individuo implicado. El arrestado, que llevaba un "arma larga", trató de huir a pie.

En la persecución participaron más de 20 patrullas de la Guardia Civil, además de varias dotaciones de la policía municipal y nacional que en esos momentos se encontraban disponibles en Sevilla capital. Los detenidos fueron traslados a la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz para la instrucción de las diligencias y el esclarecimiento de los hechos.

La Guardia Civil comunicó a mediados de este septiembre el desmantelamiento de una organización criminal asentada en las provincias de Sevilla y Cádiz dedicada a la importación desde África de importantes cantidades de hachís y liderada por el narcotraficante del Campo de Gibraltar conocido como el Messi del hachís. Hasta 78 personas (70 hombres y 8 mujeres) fueron detenidas y las autoridades se incautaron de más de seis toneladas de hachís, así como de 5 embarcaciones, 17 vehículos, 480.000 euros en efectivo y 6 armas. A los 78 detenidos se les acusa de delitos de pertenencia a organización criminal y narcotráfico. La Guardia Civil emitió además una orden de detención internacional contra el cabecilla de otra organización e interpuso 15 órdenes de busca y captura contra otros miembros de la red.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información