Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teresa Rodríguez acusa de abuso sexual al empresario que la acosó

La líder de Podemos Andalucía declara en el juicio a un empresario que simuló un beso a la diputada

Teresa Rodríguez (izq.), esta mañana en la Audiencia de Sevilla.

"Cuando me disponía a salir del despacho, el señor Muñoz me asalta, me pone su mano sobre mi boca y me arrincona (...) Una mano en la boca y otra en la nuca (...) Lo más frustrante fue no haber sabido reaccionar. Fue de sopetón (...) Yo iba con la inercia de salir, pero él me empujó hacia el rincón". Teresa Rodríguez, líder de Adelante Andalucía, ha descrito de este modo el episodio que sufrió hace casi tres años en la Cámara de Comercio de Sevilla por parte del exvocal del organismo Manuel Muñoz, durante el juicio que se celebra este jueves.

La fiscalía pide un año y nueve meses de cárcel y una multa de 2.100 euros para el empresariopor un delito contra la integridad moral y de atentado a la autoridad, cometido supuestamente contra la diputada andaluza. Sin embargo, ha habido un giro inesperado durante el juicio en la Audiencia de Sevilla después de que los jueces visionaran el vídeo. El presidente del tribunal, José Manuel de Paul, ha planteado a las partes la posibilidad de acusar al empresario por un tipo de abuso sexual (artículo 181.1) que conlleva la pena de prisión de uno a tres años para "el que, sin violencia o intimidación y sin que medie consentimiento, realizare actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona". En una circunstancia muy inusual, el magistrado ha propuesto elevar los delitos planteados en función del artículo 733 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que contempla cambiar la tipificación penal de los hechos durante el juicio "si juzgando por el resultado de las pruebas entendiere el tribunal que el hecho justiciable ha sido calificado con manifiesto error".

La fiscal ha rechazado cambiar su tesis inicial porque no aprecia "ánimo libidinoso" en la conducta del empresario, pero la defensa de Rodríguez sí ha aceptado el reto del tribunal tras hablar con la diputada y ahora acusa por abuso sexual al empresario, para el que solicita dos años y nueve meses de cárcel.

En el vídeo de dos minutos grabado por una cámara el día del incidente y reproducido hoy en sala, se observa cómo el empresario se acerca a Rodríguez sin mediar palabra y con cierta violencia toca con sus brazos a la diputada, que retrocede de manera impulsiva. Se observa el contacto, aunque la secuencia está parcialmente fuera del foco de la cámara. Todo ocurre en cuestión de segundos y en presencia de tres testigos, el presidente, otro vocal y la jefa de protocolo de la Cámara de Comercio.

En la vista oral celebrada en la Audiencia de Sevilla, el empresario acusado ha intentado quitarle hierro al incidente durante su interrogatorio: "Simulé el beso y pienso que fue una broma de mal gusto. Yo besé mi mano a distancia. No le puse mi mano en la boca. Nunca empujé a la señora Rodríguez ni hice el gesto de ponerle la mano por detrás. Fue una broma porque lo hago muchas veces".

El acto en la Cámara de Comercio de la capital andaluza se celebró el 20 de diciembre de 2016 y Rodríguez fue invitada junto a otras personalidades. Antes de abandonar la sede del organismo, la líder de Podemos fue invitada por el presidente de la Cámara a visitar su despacho, momento en el que ocurrió el episodio.

Tras el incidente, Rodríguez se trasladó a Cádiz con otras dos personas en el coche. Una de ellas, el jefe de prensa del alcalde de Cádiz, José María González Kichi, pareja de Rodríguez, ha afirmado como testigo: “Ella nos transmitió que se había sentido desamparada, que estaba hundida. Dijo que habían simulado el beso en la boca y que había tenido miedo ante la situación”.

A pesar del vídeo reproducido, tanto el presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Herrero, como la jefa de protocolo del organismo, Gemma Artemal, han manifestado que no vieron contacto físico entre ambos durante el incidente. "Hizo [Muñoz] amago de darle un beso, poco más. Creo que no llegó a tocarla. Le puso la mano como en la boca, no llegó a tocarla, fue una cosa muy rápida. Nadie dijo nada, pero él dijo que la conocía de la playa y ella que no le conocía de nada. Yo le dije a Teresa que sentía mucho la situación. Yo no vi que el señor Muñoz le pusiera la mano, no la tocó", declaró Artemal sobre el episodio.

Antes, Herrero ha declarado ante el tribunal: "Manuel simuló darle un beso. No consta que la acosara ni la empujara. No llegó a tocarla, no recuerdo a qué distancia estaba. Quedé sorprendido y ella no reaccionó, yo intenté mediar, le llamé la atención al señor Medina por lo que había hecho”. A pesar de que durante la instrucción judicial el directivo dijo que Medina "le puso la mano en la boca", este jueves ha cambiado su versión: "Ahora yo le digo que no me consta que físicamente la tocara, que le puso la mano en la boca pero no sé a qué distancia".

La percepción del incidente por parte del tribunal tras ver el vídeo se aleja de la tesis exculpatoria de estos testigos. El juicio ha quedado visto para sentencia este jueves.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información