Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro de Melilla, en manos de un diputado de Cs

La falta de acuerdos entre las formaciones deja en el aire el Gobierno de la ciudad autónoma

El presidente de Melilla en funciones, Juan José Imbroda a su llegada a la reunión con Cs, este jueves.
El presidente de Melilla en funciones, Juan José Imbroda a su llegada a la reunión con Cs, este jueves. EFE

El PP de Ceuta y Melilla se jugaba el 26 de mayo mantener el poder amenazado por la irrupción de Vox. El partido perdió en las urnas la mayoría absoluta en ambas ciudades, pero sus líderes han escogido caminos diferentes. Mientras el candidato popular a la presidencia de Ceuta, Juan Vivas, se negó a negociar su investidura con Vox, lo que ha obrado en la ciudad autónoma un acuerdo insólito con el PSOE, cuyos diputados apoyarán un Gobierno en minoría del PP, en Melilla, la política de líneas rojas dibuja el escenario opuesto: no hay pactos que aseguren un Gobierno estable para los próximos cuatro años.

Una abstención de Ciudadanos podría dar el Gobierno en Melilla al PP, sin mayoría absoluta en la Asamblea. El candidato popular, Juan José Imbroda, repetiría así como presidente por quinta legislatura consecutiva, con el apoyo de Vox. Curiosamente, las condiciones del líder de Ciudadanos en la ciudad autónoma para apoyar al PP son la marcha de Imbroda, tras 19 años en el poder, y la exclusión de Vox del Gobierno. La continuidad de Imbroda queda así en manos del único diputado que ha conseguido la formación naranja, cuyas siglas defiende su propio hermano Javier, actual consejero de Juventud y Deportes de la Junta de Andalucía.

“Quedan abiertas todas las posibilidades”, zanjaba su posición el líder de la formación naranja en Melilla tras reunirse con Imbroda el pasado jueves. “Si se presenta Imbroda me voy a abstener y si se presenta otro, pues ya veremos”, dijo. Ante el empate técnico a 12 diputados en la Asamblea (25 diputados, con una mayoría absoluta de 13) entre los dos bloques conformados por PP (10) y Vox (2) y Coalición por Melilla (8) y PSOE (4), la abstención de Ciudadanos daría la alcaldía al candidato de la lista más votada: el PP.

Todos los pactos abiertos

Igual que se ha negado a investir a Imbroda, De Castro ha reiterado su no rotundo a votar por el candidato de la segunda formación con más apoyos, Mustafa Aberchán, líder de Coalición por Melilla (CpM), condenado en primera instancia por fraude electoral. La única alternativa sería un Gobierno apoyado por CpM, PSOE y Ciudadanos, con la candidata socialista, Gloria Rojas, o el propio De Castro a la cabeza. No hay acuerdo en firme, pero la opción sigue sobre la mesa.

Aberchán ha insistido en exigir solo contenidos programáticos a PSOE y Ciudadanos, y no imponer candidatos ni pedir consejerías. Rojas ha asegurado estar dispuesta a cualquier cosa con tal de que “el PP deje de gobernar” en Melilla después de que la militancia diera el sí al “cambio”, cueste lo que cueste.

Ante la sospecha de que el PP pudiera ceder a los encantos de Ciudadanos y alejar a Vox del futuro Gobierno, el líder en Melilla, Jesús Delgado Aboy ha dejado claro que retiraría su apoyo a los populares. Y ante la indefinición, Imbroda ha criticado que Ciudadanos deje la puerta abierta a lo que considera un “pacto antinatura” que permitiera gobernar a una coalición con base “étnica y religiosa”, en referencia a CpM, partido que aglutina una mayoría del voto musulmán y rifeño en Melilla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información