Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP revalida la victoria en Melilla sin mayoría absoluta

Vox es el único partido que no se ha negado en redondo a investir a Juan José Imbroda

elecciones municipales
Vista del barrio Reina Regente de Melilla.

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones

En Melilla, el PP ha revalidado su victoria de 2015 con una lista liderada por el actual presidente, Juan José Imbroda, que pierde la mayoría absoluta. Con más del 96% escrutado, los populares han obtenido más de un tercio de los votos, traducidos en 10 de los 25 escaños en la Asamblea local, insuficientes para conseguir gobernar sin pactos.

Imbroda, que enfrentaría su quinta legislatura consecutiva, tras 19 años en el poder, podrá gobernar solo con el apoyo de los dos concejales de Vox, pero necesitaría al menos la abstención de Ciudadanos, algo poco probable. Un pacto entre CpM, con ocho concejales; PSOE, con cuatro, y Ciudadanos, con uno, supondría el primer cambio de Gobierno en Melilla desde 2000.

Vox es el único partido que no se ha negado en redondo a investir a Imbroda, cuyos últimos gobiernos se han visto ensombrecidos por numerosas imputaciones en casos de corrupción y en quien la oposición ve al artífice de una red clientelar que mantiene atada la política en la ciudad. Ni siquiera Ciudadanos, formación en la que milita Javier Imbroda, hermano del presidente melillense y actual consejero de Juventud y Deportes de la Junta de Andalucía, ha querido tenderle la mano. Su líder en Melilla ha repetido incesantemente que no investiría a Imbroda ni a Mustafa Aberchán, líder de CpM, condenado en primera instancia por fraude electoral. La única alternativa al PP sería un Gobierno de coalición presidido por el PSOE o Ciudadanos.

Los resultados dibujan un escenario más cercano al de 2015, cuando el PP recurrió al apoyo de solo una concejal de Populares en Libertad, que al de las elecciones generales hace poco más de un mes y que hicieron tambalearse los cimientos de la política melillense. El PP pierde dos, CpM sube a ocho, los socialistas ganan uno, hasta 4, y Ciudadanos se deja un asiento frente a los dos conseguidos hace cuatro años.

El pasado abril, los populares perdieron más de una tercera parte de sus votos con respecto a 2016, que fueron a parar a los bolsillos de Vox. La bofetada hizo que, para estas municipales, el PP reactivara los miedos más primarios de una parte de la ciudadanía melillense con una campaña de “miedo al moro” que se comentaba en cualquier corrillo ante la posibilidad de investir a Mustafa Aberchán, líder de CpM, formación que aglutina la mayoría del voto musulmán. La estrategia de acoso y derribo contra CpM y sus posibles aliados en el PSOE y, supuestamente, Ciudadanos, ha pasado factura a la formación naranja, que no ha resistido el envite de Vox. Unidas Podemos se ha quedado fuera, de nuevo.

Esta nueva victoria brinda a Imbroda la oportunidad de gobernar otros cuatro años. A sus 75 años, el líder del PP en Melilla sumaría así cinco legislaturas consecutivas como presidente. Imbroda asumió el cargo en 2000 siendo entonces líder de la extinta Unión del Pueblo Melillense y tras una moción de censura contra Mustafa Aberchán.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información