Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Batet se reúne con el Rey para iniciar el proceso de investidura

El Tribunal Supremo no ha autorizado a Jordi Sànchez a ir a La Zarzuela en representación de Junts per Catalunya como solicitó su defensa

El rey Felipe VI recibe a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, el miércoles en el palacio de la Zarzuela.
El rey Felipe VI recibe a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, el miércoles en el palacio de la Zarzuela. EFE

La maquinaria institucional empieza a andar en paralelo a las negociaciones para conseguir ahormar una mayoría suficiente para que el socialista Pedro Sánchez sea investido presidente del Gobierno. A las 17.00, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, acudirá al palacio de la Zarzuela con el listado de representantes de los partidos políticos que obtuvieron representación en las elecciones generales del 28 de abril. Con esa pauta, Felipe VI empezará la ronda de consultas para la investidura.

La excepcionalidad del juicio del procés, con políticos independentistas catalanes procesados, también afecta a estas consultas, ya que uno de ellos, Jordi Sànchez, es el representante propuesto por Junts per Catalunya para asistir al palacio de la Zarzuela. El hecho de haber sido suspendido en sus funciones de diputado no es relevante a estos efectos, ya que los partidos pueden estar representados en estas reuniones por quienes designen, aunque no sean parlamentarios. El problema estriba en que Sànchez está en la cárcel.

El criterio del Congreso ha sido que debe ser el Tribunal Supremo el que decida si autoriza al exdirigente de la ANC a que se desplace custodiado desde la cárcel madrileña de Soto del Real a La Zarzuela. Los servicios técnicos del Congreso indicaron a Junts per Catalunya, y al resto de los partidos, que el designado debía estar en condiciones de acudir personalmente a la audiencia con el Rey. Por tanto, fue la defensa del propio Sànchez quien se dirigió al Supremo la semana pasada para pedir autorización. El alto tribunal ha decidido este lunes que no permitirá a Jordi Sànchez  acudir a la ronda con Felipe VI, ya que entiende que su caso no encaja en el artículo 47.1 de la Ley Orgánica General Penitenciaria que prevé la concesión de permisos extraordinarios de salida de prisión

No hay duda de que las estrategias entre los partidos independentistas se tejen por separado. Mientras que Junts per Catalunya quiere ir a ver al jefe del Estado, ERC se excluye de la ronda, como también lo hará Bildu.

Pero a la espera de que el Supremo resuelva, el resto de la lista está ya preparada, de menor a mayor representación. El diputado del Partido Regionalista de Cantabria, José María Mazón, será el primero y Pedro Sánchez, en representación del PSOE, el último.

El artículo 99.1 de la Constitución marca este ritual: “Después de cada renovación del Congreso, el Rey, previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, y a través del presidente del Congreso, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno”. Por muy difícil que se presente la investidura esta vez, los precedentes inmediatos llegaron al límite. En el año 2015 el Monarca tuvo que hacer tres rondas de contactos con los partidos y todo acabó en unas nuevas elecciones. Felipe VI acumula ya una amplia experiencia en estas lides, en las que se estrenó tras los comicios del 20 de diciembre de 2015.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >