Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘república independiente’ de Podemos está en Andalucía

La corriente independentista, minoritaria dentro del partido, domina la delegación andaluza

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en Sevilla.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en Sevilla. EFE

José María González, Kichi, se convirtió en alcalde de Cádiz en 2015 sin contar con la presencia de Pablo Iglesias en ningún mitin y pretende revalidar el cargo con la misma estrategia este 26-M. La distancia entre ambos es una mezcla de discrepancias políticas y personales que se ha extendido por toda Andalucía. El regidor y Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos en la Comunidad –y su pareja-, son dos de los líderes de la corriente anticapitalista que domina esta región y que han conseguido marcar su propio camino dentro del partido, pese a ser minoría.

Las diferencias se establecen desde el nombre. Adelante Andalucía es una apuesta firme por la alianza con IU en igualdad de condiciones. Rodríguez impuso esta marca tras ganar las primarias de Podemos a Isabel Franco, la candidata de Iglesias. La apuesta les ha permitido ser una de las comunidades en la que Podemos ha perdido menos diputados tras las generales (de 11 a nueve). Gracias también a la fuerte implantación territorial de IU en Andalucía.

Iglesias visitó este sábado Sevilla. A principio de semana anunció que iría a Cádiz. A las pocas horas el equipo del regidor lo negó alegando que su agenda estaba completa, además de la falta de recursos para organizar un acto con tan poca previsión, explican fuentes cercanas a Kichi, informa Jesús A. Cañas. La dirección en Madrid argumentó que fue un mero cambio de agenda. Durante la campaña de las generales, Iglesias intentó visitar Campo de Gibraltar, pero los debates se lo impidieron.

“Su buena actuación en los debates sumó en Andalucía”, reconoce Antonio Maíllo, líder de IU en la región y par de Rodríguez en la dirección de Adelante Andalucía. "La militancia andaluza reconocer el arrojo que tuvo de seguir para adelante en una situación complicada". El peso de la campaña de las municipales, con Rodríguez de permiso de maternidad y la escueta presencia de Iglesias en Andalucía, recae fundamentalmente en Maíllo, y Alberto Garzón, coordinador general del partido, ahora diputado por Málaga, que ya se centró en esta Comunidad durante las generales.

Maíllo visita cada día por lo menos dos ciudades medias o pequeñas. Es en estos lugares donde gobiernan. IU tiene 80 alcaldías y 26 cogobiernos. Es en esta cita local donde IU ha conseguido tradicionalmente mayor porcentaje de voto y ahora quiere aumentarlo con los electores de Podemos.

Kichi es una de las grandes bazas entre ese electorado. El candidato está centrado en Cádiz. Su imagen se ha reforzado por encima de las siglas, ahora defiende las de Adelante Cádiz, en concordancia con la alianza regional. El objetivo es crear una imagen cercana y amable del alcalde. El gobernante que se parece a su vecino. Kichi se sabe bien la letra de este guion. “No quiero dejar de vivir en un piso de currante”, escribió después de que se conociera que Iglesias se había comprado una casa valorada en 600.000 euros.

Les separan también algunos principios políticos. El dirigente gaditano rechaza que Unidas Podemos intente formar una coalición de Gobierno con el PSOE, la misma posición que comparte la familia anticapitalista. "Entrar en un Ejecutivo con los socialistas sería homologarles como agentes del cambio y no lo son", dijo esta semana el alcalde. Iglesias, sin nombrarle, le contestó en Sevilla: “Tienen razón quienes dicen que gobernar es cabalgar contradicciones. Pero desde dentro del Gobierno se puede cambiar la vida la gente, ese es nuestro compromiso, no darnos golpes en el pecho”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información