Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla seguiría en manos socialistas

La suma de las fuerzas de izquierdas supera a la del tripartito andaluz en la Junta de Andalucía

Juan Espadas, el actual alcalde socialista de Sevilla, revalidaría su cetro como regidor de la cuarta ciudad más importante de España el 26 de mayo, pero necesitaría de apoyos para poder gobernar. De acuerdo con la encuesta de 40dB. elaborada para EL PAÍS, el PSOE obtendría entre 12 y 13 escaños, uno o dos más que en el anterior mandato, un margen que no sería suficiente para garantizarse la investidura en solitario, en el caso de que PP, Ciudadanos y Vox decidieran reeditar el pacto que les ha llevado a gobernar la Junta de Andalucía. Según el sondeo, el PP tendría siete asientos (un resultado muy negativo ya que partía de 12 logrados en 2015, donde fue la fuerza más votada), Ciudadanos subiría de los tres actuales a cuatro o cinco y Vox entraría en el Ayuntamiento con dos. La suma con la horquilla más alta daría al tripartito 14 ediles. Con todo, la denominada fórmula andaluza no sería la más votada, ya que Adelante Sevilla, la traslación de la confluencia de Podemos e IU a las municipales, se garantizaría cinco concejales, los mismos que tienen por separado, dando a los partidos de izquierdas la mayoría, que está en 16 representantes.

Espadas aspira a gobernar en solitario con acuerdos puntuales, como ya ha hecho a lo largo de este mandato, en el que con solo 11 concejales de los 31 que conforman el Consistorio ha podido sacar adelante, con apoyos de Podemos, IU y Ciudadanos, tres presupuestos municipales y ordenanzas fiscales. Su aliado natural, al menos para lograr la investidura en el caso de una alianza de las fuerzas de derecha, sería Adelante Sevilla, pero su candidata, la portavoz de los morados en el Ayuntamiento, Susana Serrano, ha descartado, de momento, pactos poselectorales. Otra opción sería buscar el respaldo de Ciudadanos, que a lo largo de estos cuatro años ha votado con el PSOE dos ordenanzas fiscales y los últimos presupuestos. Su cabeza de lista, el abogado Álvaro Pimentel, hermano del ministro de Trabajo popular, Manuel Pimentel, no ha descartado nada.

Las esperanzas de Espadas pasan por una alta participación. La encuesta, realizada en plena Feria de Abril, entre el 3 y el 8 de mayo, antes del arranque de la campaña, vaticina un 63,2% de afluencia a las urnas. En estos días de mítines, el perfil sorprendentemente bajo de la candidata de Vox, la psicóloga Cristina Peláez, que repite como aspirante de la extrema derecha cuatro años después, podría desmovilizar al electorado de izquierdas. Peláez es la aspirante menos conocida y la que más rechazo suscita, el 64,6% de los encuestados no la votaría nunca. El sondeo de 40dB. les concede dos escaños. En 2015, obtuvieron 1.495 votos. Junto con PSOE y Vox, Ciudadanos es el tercer partido que mejora resultados, sumando uno o dos concejales a los tres que ya tenía, demostrando que sus votantes no han penalizado la renovación absoluta que ha hecho la formación en sus listas, prescindiendo de los tres ediles que han bregado este mandato en la capital.

Sevilla seguiría en manos socialistas

El alcalde es el candidato mejor valorado (3,1 sobre cinco) y también el más conocido: nueve de cada 10 sevillanos encuestados saben quién es. Los líderes del PP, de Ciudadanos y de Adelante Sevilla están empatados en cuanto a valoración (2,8 sobre cinco). Un dato que evidencia que el popular Beltrán Pérez, pese a llevar en la política municipal desde 2003, no ha conseguido deshacerse de la apariencia de ser un recién llegado y tener poca experiencia. Un lastre con el que debe contener la sangría de votos que su partido se dejó en la capital andaluza el 28-A, donde perdió 57.782 apoyos, casi los mismos que obtuvo Vox (52.989). Los siete concejales que le otorga la encuesta merman sus posibilidades de reeditar el tripartito de la Junta en el Ayuntamiento sevillano.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información