Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP asume que algunos candidatos harán campaña evitando las siglas

La responsable popular para el 26-M afirma que "hay que hablar menos de Cataluña y más de los problemas de la gente con la sanidad, la educación y la dependencia"

Pablo Casado junto a Xavier García Albiol, este enero.
Pablo Casado junto a Xavier García Albiol, este enero. Europa Pres

“Municipalizar la campaña y las elecciones para favorecer un mensaje más moderado”. La dirección nacional del PP asume que los candidatos locales tienen diseñada y van a hacer su propia campaña para el 26-M, muchas veces sin las siglas, logos ni lemas del partido. A pesar del descontrol y la descoordinación, el equipo de Pablo Casado lo va a permitir y hasta cree que puede ser una oportunidad para desmarcarse de la radicalización y los errores cometidos para el 28-A: “Menos Cataluña y más sanidad, educación y dependencia”.

El vídeo de Xavier García Albiol, candidato del PP en Badalona para el 28-M, colgado en las redes 24 horas después del cataclismo electoral que sufrió su partido el pasado domingo, es revelador pero no único ni inédito. Sobre todo ante comicios locales. El spot arranca con un fundido negro y la frase de una vecina que espeta varias veces: “Le voy a votar a él. A Albiol, al PP no, a Albiol”.

El caso de Borja Sémper, aspirante a la alcaldía de San Sebastián, es más bucólico pero igual de significativo. Su vídeo electoral dura 1.41 minutos, dispone bellas y variadas imágenes de su ciudad con “estilo propio” y acaba con su mensaje: “No es política, es San Sebastián”. En todo el metraje ni aparece el PP, ni el charrán, ni ningún lema partidista. Al contrario, la idea de Sémper es que en su papeleta caben casi todas las opciones.

Albiol, expresidente del PP catalán y con 30 años de militancia, lo ha explicado estos días: no es cuestión solo de desvincularse de una marca en horas bajas, sino de aprovechar el tirón más transversal de algunos aspirantes. Dice haber constatado con los vecinos en las calles de Badalona que él podría representar a votantes del PP pero también de Ciudadanos, del PSOE y hasta de Podemos.

El martes, a la entrada de la sede central del PP en Madrid, algunos barones autonómicos acudieron con una consigna clara antes de entrar a escuchar el viraje autocrítico de Casado. El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se mostró convencido de que en las elecciones del 26-M su formación volverá a ganar en su región y lo resumió al repetir en varias ocasiones el eslogan de su campaña: “En Castilla y León el PP es modelo de gestión, modelo de éxito”.

Alfonso Fernández Mañueco no mencionó ni una sola vez la palabra Cataluña, ni a Pedro Sánchez, ni a los independentistas. Dijo que, en su comunidad, el partido se volcará en estas semanas en presumir y recordar a sus conciudadanos cómo han gestionado, con ratios superiores a la media nacional, la educación, la sanidad o la dependencia. Hablarán “a las personas, a la gente”.

La dirección nacional ha tomado buena nota de las exigencias de sus estructuras territoriales y el propio lema nacional abunda en esa idea: “Centrados en tu futuro”. Pero no será el único lema, ni mucho menos.

Otros lemas, otras marcas

Miguel Tellado, secretario general PP de Galicia, siempre admirado en la organización, mantuvo este miércoles una reunión interna con los 93 aspirantes a las alcaldías en la provincia de A Coruña para prepararse ante el 26-M. Los populares llevan ya un año con su propia campaña y su lema (Coruña imparable), y no lo van a cambiar ahora. Tampoco su estrategia. El PP gallego siempre ha ejercido su autonomía al diseñar un estilo de trabajo propio (con Manuel Fraga y, casi más, con Alberto Núñez Feijóo) con sus propias imágenes, caravanas, marcas y discursos. Ahora igual. Ni han pedido autorización. Concluyen que la tienen. Los candidatos coruñeses consensuaron con Tellado una “campaña centrada en cada sitio” y no perder su esencia de partido “centrista, reformista, moderado y diferenciado de Vox”. Tellado dice que lo tiene muy comprobado: “Estas próximas elecciones no son un referéndum sobre Pedro Sánchez y Pablo Casado”.

Cuca Gamarra es la nueva jefa de campaña del PP para las elecciones locales del 26-M —tras el desplazamiento del número tres del partido, Javier Maroto— y acepta como inevitables y hasta oportunos esos desmarques de los cabezas de lista para estos comicios. “Son unas elecciones con un registro totalmente distinto y siempre se ha consentido que, en algunos casos, se puedan municipalizar y territorializar las campañas. Hay liderazgos más fuertes que otros y que tiran por encima de la marca”.

Gamarra sabe de lo que habla. En 15 días dejará la alcaldía de Logroño (en la que fue en 2011 la primera mujer regidora y con mayoría absoluta) para volcarse en la política nacional. Antes debe responsabilizarse del giro de la nueva campaña: “Habrá una imagen central, un lema y un programa marco, pero mi planteamiento es que las direcciones provinciales y regionales territorialicen y marquen el camino, con mensajes propios y discursos más centrados y matizados en los problemas de la gente, como sanidad, educación o dependencia. Menos Cataluña y menos hablar de los políticos, y más sobre las personas y la gente”.

Los barones a Casado: "Queremos que vengas"

J. C. , Madrid

En el comité ejecutivo nacional del PP del pasado martes hubo algunas intervenciones críticas sobre la necesidad de recuperar los mensajes centrados en el partido y también en favor de dejar algo más de autonomía a las organizaciones territoriales ahora para diseñar sus actuaciones, pero no hubo un cuestionamiento del liderazgo actual de Pablo Casado. No es el momento. La consigna fue “cerrar filas”. Al menos hasta conocer el resultado de las 8.131 elecciones locales del 28-M.

Alfonso Fernández Mañueco, presidente del PP en Castilla y León, quiso dejar claro en la reunión que en su comunidad no reniegan del palentino Casado. “Queremos que vengas”, soltó Mañueco, y le respaldaron el extremeño José Antonio Monago o el murciano Fernando López Miras.

Uno de los barones más poderosos del PP en este momento lo reconoce así desde el anonimato: “La política es a veces muy miserable y yo ya he tenido que oír después de los resultados electorales a algunos alcaldes que me han dicho que no quieren ahora a candidatos fracasados en su campaña”. Pero Casado tiene pensado volver a multiplicarse por toda España.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >