Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez alerta de la influencia de Vox y rechaza concesiones al secesionismo

El presidente agradece el apoyo de Unidas Podemos en sus 10 meses de Gobierno

Pedro Sánchez, a su llegada a los estudios de RTVE para el primer debate de las elecciones del 28-A. En vídeo, Sánchez: "Si suman van a hacer en España lo que hacen en Andalucía".

Con un arranque conservador, en el que vendió la gestión de sus 10 meses de Gobierno y obvió los previsibles ataques cruzados que le lanzaron Pablo Casado y Albert Rivera con el monotema de Cataluña, Pedro Sánchez esgrimió de nuevo su gran recurso para concentrar el voto progresista: el aviso sobre la influencia de Vox en un hipotético Gobierno de lo que denominó el "trío de Colón". Sin renunciar a su perfil presidencial, el candidato socialista atacó a Albert Rivera por vetar al PSOE en vez de a la extrema derecha. “Yo pacté con usted [en la investidura fallida en 2016] y ahora se abraza a la ultraderecha. Qué decepción”, le reprochó.

Sánchez mantuvo el discurso duro contra los independentistas y rechazó que bajo su mandato vaya a darse ningún paso hacia la secesión de Cataluña: “Con un Gobierno socialista no va a haber referéndum ni independencia ni un quebrantamiento de la Constitución”. A Casado le recordó la sentencia del caso Gürtel que dio origen a la moción de censura contra Mariano Rajoy. “La corrupción del PP está representada en el edificio de Génova 13, el gran bazar de la corrupción”, arremetió. Y le espetó las 127 iniciativas conjuntas del PP y EH Bildu en el Parlamento vasco, en respuesta a la acusación que le lanzó el candidato del PP, a principios de la campaña, de que el líder socialista prefería las “manos manchadas de sangre a las manchadas de blanco”. “¿De qué color tiene manchadas las manos, señor Casado?”, le devolvió.

El presidente agradeció el apoyo de Unidas Podemos, su socio principal, y rehuyó el enfrentamiento con Pablo Iglesias. Fue uno de los momentos más aplaudidos en la sede del PSOE, donde el comité electoral interpretó el papel de Iglesias como una renuncia a erigirse en aspirante a presidente del Gobierno.“Salgo muy contento. Se ha visto a una derecha con sus dos representantes y el ausente [en alusión a Santiago Abascal], con sus mentiras y crispación. Y a un PSOE con ánimo, voluntad, experiencia y un balance de gestión muy positivo”, afirmó Sánchez ante un centenar de militantes en Ferraz.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información