Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal se ceba con Murcia y la Comunidad Valenciana

En la localidad alicantina de Orihuela dos hombres han resultado heridos tras el derrumbe de un muro por las lluvias

temporal murcia valencia Ver fotogalería
Un vehículo circula por una calle anegada en Torrevieja, Alicante, este sábado.

Algunos heridos, desprendimientos, calles anegadas y puertos y carreteras cortadas, incluso vías principales, son algunas de las consecuencias del temporal de lluvia y viento que estos últimos días de Semana Santa se ceba con Murcia y el sur de la Comunidad Valenciana, donde han caído 170 litros por metro cuadrado.

En Orihuela (Alicante) se han recogido casi 40 litros por metro cuadrado en las últimas horas. El agua ha provocado la caída de un muro de una casa abandonada, que ha causado heridas a dos personas sin hogar. Según fuentes oficiales, se habían refugiado del temporal en el edificio. Uno es un hombre de 37 años que ha sido ingresado con pronóstico reservado y el otro, de 50, también ha sido atendido en un hospital, con pronóstico leve. 

Uno de los municipios más afectados en la Comunidad Valenciana ha sido Torrevieja (Alicante), donde se ha activado el nivel de preemergencia. Su alcalde, José Manuel Dolón, ha dicho en TVE que se recomienda a los vecinos no salir de sus casas y que el temporal ha dejado "deshechas" las playas de la localidad. El Consistorio ha mandado desalojar un campamento municipal donde este sábado los vecinos celebraban al aire libre el tradicional día de la mona. No funciona el transporte público. 

El agua ha entrado también en garajes y viviendas. Varios de los vecinos afectados serán trasladados a pensiones u hoteles donde pasarán los próximos días, hasta que se acondicionen sus casas. Además, el alcalde ha comentado que varios vehículos han quedado atrapados por las aguas en vías de comunicación cortadas. Los servicios municipales los recuperarán en breve, según ha señalado el alcalde. 

La Semana Santa comenzó con buen tiempo en casi todo el país, pero a medida que han ido avanzado los días el ambiente soleado se ha visto truncado por la presencia de una borrasca atlántica que ha traído una bajada de las temperaturas, lluvias y viento fuerte.

Este empeoramiento del tiempo se ha centrado en el Mediterráneo y en puntos del sur peninsular, donde este sábado, provincias como Alicante, Castellón, Valencia, Murcia y Almería han amanecido en alerta amarilla por fenómenos costeros, viento o fuertes precipitaciones.

Los puertos de Valencia, Sagunto y Gandía han sido cerrados al tráfico marítimo. Las ciudades cuentan con numerosas calles inundadas y cerradas, con árboles caídos. El mal tiempo ha obligado a suspender procesiones y actos de campaña, como el mitin donde iba a intervenir el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, en el centro cultural Las Cigarreras de Alicante. 

Según el Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, el sur de la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia viven el mayor temporal de viento y lluvia de los últimos 50 años en un mes de abril.

El responsable del Laboratorio y presidente de la Asociación de Geógrafos Españoles, el catedrático Jorge Olcina, ha explicado que en muchas localidades se ha batido récord de lluvia para un mes de abril y ha sido una lluvia concentrada en apenas dos o tres horas, con una mayor intensidad entre las cuatro y las seis de la madrugada de este domingo.

Según Olcina, este tipo de temporales confirma que, en el contexto de cambio climático que se vive, el riesgo de una gota fría (causa última de este temporal) y de lluvias intensas se puede producir en cualquier época del año y no solo en los meses de otoño.

Hasta 107 litros por metro cuadrado en Murcia

En Murcia también se han registrado fuertes lluvias. Allí, los pluviómetros de la Confederación Hidrográfica del Segura han recogido en las últimas 24 horas hasta 107 litros por metro cuadrado en su estación de El Palmar, mientras que en la rambla de Benipila, a su paso por Cartagena, las cantidades han sido de 108 litros. En esa comunidad, una docena de personas han tenido que ser rescatadas de sus coches.

El temporal también ha afectado a la parte más oriental de Andalucía y Castilla-La Mancha. En Almería se ha tenido que cerrar una carretera por nieve en El Haza de Riego y en Albacete los bomberos y Guardia Civil han tenido que intervenir en la retirada de varios árboles.

En Baleares, en concreto en la sierra de Alfabia (Bunyola), se han registrado las rachas de viento más fuertes, de hasta 112 kilómetros por hora, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Mallorca está en alerta amarilla por riesgo de viento, en las zonas de Sierra de Tramontana, interior, levante y sur, y por alerta naranja por riesgo importante de fenómenos costeros, por olas de cuatro a cinco metros con mar de fondo del sureste.

Para mañana, la Aemet prevé que la mitad este peninsular, Baleares, área del Estrecho y Melilla sufran precipitaciones que podrán ser localmente fuertes y con tormentas en el área mediterránea, que además serán persistentes en puntos del sureste peninsular. En cambio, las precipitaciones serán poco probables en la mitad occidental peninsular, y afectarán solo de forma ocasional a zonas de montaña. Se espera que las temperaturas desciendan drásticamente en la mitad norte.

2.500 afectados por cortes de trenes en la costa mediterránea

Efe

La avería de una catenaria entre Vandellòs y Salou (Tarragona) provocada por el temporal de lluvia ha afectado a una veintena de trenes y alrededor de 2.500 pasajeros de líneas de larga distancia del Corredor Mediterráneo, según han informado fuentes de Renfe, que han indicado que no se prevé que vuelvan a circular hasta la medianoche.

La incidencia, ocurrida sobre las 16.45, afecta al suministro eléctrico y ha provocado la interrupción de la circulación ferroviaria entre las localidades tarraconenses de Vandellós y Cambrils, y afecta a la línea R16 y a trenes de larga distancia del Corredor Mediterráneo.

Según Emergencias de la Generalitat Valenciana, en las estaciones de Castellón, Benicàssim y Vinaròs están parados tres trenes con un total de 1.100 pasajeros, ya que en uno de ellos viajan 600 personas y en cada uno de los otros dos, 250 pasajeros.

La compañía ferroviaria está gestionando un servicio alternativo por carretera para los viajeros afectados, que están sufriendo retrasos de hasta cuatro horas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información