Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Solo hay una comunidad pobre que paga: la nuestra”

La candidata a la Presidencia de la Generalitat por Compromís se muestra partidaria de apoyar a los empresarios, "pero la condición es que pague sueldos dignos"

Entrevista a la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y candidata de Compromís, Mónica Oltra.
Entrevista a la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana y candidata de Compromís, Mónica Oltra.

Vestida con las tonalidades naranjas de Compromís, y preparada para recibir por la tarde al Valencia Basket tras su victoria continental, la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra (Neuss, Alemania, 49 años), opta a ser presidenta de la Generalitat con un discurso de izquierdas. No se define como nacionalista, prefiere usar el término valencianista.

Pregunta. ¿Ha cicatrizado la herida con Ximo Puig por el adelanto electoral?

Respuesta. Eso queda muy lejos. Fue un momento doloroso, pero por una decisión no se empañan esas relaciones.

P. No es cualquier decisión.

R. No lo es. En todo caso fue unilateral, pero pasó.

P. ¿Qué hubiera hecho en una situación igual a la de Puig, teniendo en cuenta que a él, teóricamente, le beneficiaba?

R. Para fijar un calendario electoral, no puede haber razones partidistas. Tiene que haber un interés general.

P. Hace cuatro años era la política más valorada. Ahora está empatada con Puig. ¿Le ha pasado factura la gestión?

R. Al contrario. Seguir manteniendo ese nivel de cariño está muy bien. Asumí un área [Igualdad y Políticas Inclusivas] con muchas necesidades.

P. ¿La gestión de los menores emigrantes no acompañados ha sido el caso más conflictivo de su departamento?

R. Son historias muy dramáticas. En 2015 llegaron 45, y en 2018 estamos en 950. Y no se ha visto a los niños ubicados fuera de una residencia o un hogar infantil. Debemos darles una oportunidad. Han sufrido más de lo que podemos imaginar.

P. Si tuviera que destacar un éxito.

R. La gestión de la dependencia. Nos encontramos 46.000 personas en dependencia con una espera media de 4,5 años, En este momento tenemos casi 80.000 personas atendidas.

P. ¿Las listas de espera en sanidad y los barracones en los colegios son sus grandes asignaturas pendientes?

R. No, las estamos trabajando. En las listas de espera de Sanidad, lo primero que hicimos fue aflorar la verdad. Con el PP las listas estaban trucadas y hemos reducido a la mitad los alumnos que estudian en centros íntegramente hechos con barracones.

P. ¿Tan mala era la herencia?

R. Mala, no. Era pésima. Y porque no hay un adjetivo más superlativo.

P. La autoridad fiscal calcula que para cumplir el déficit deben hacer un ajuste de 1.200 millones.

R. La comunidad no tiene un problema de gastos, sino de ingresos. Hemos sido muchos años la comunidad con menos gasto. Entre una persona que vive en Cantabria y una que vive en la Comunidad Valenciana hay una diferencia de 800 euros al año en financiación autonómica. Plantear esto de que tenemos que invertir o pagar menos, supone cuestionar derechos básicos como la salud, la educación o la dependencia.

P. La Autoridad Fiscal le da dos opciones recortar gastos o aumentar ingresos.

R. Hay que aumentar ingresos. Somos pagadores netos, cuando el sistema de financiación es como el fiscal: tiene que aportar más el que más tiene. Solo hay una comunidad pobre que paga, la nuestra. Esto es una infamia. Y esto contraviene el artículo 156 de la Constitución. El que quiera ser presidente del Gobierno de España contando con los votos de Compromís, tendrá que comprometerse a esta financiación justa.

P. La fractura entre los dos bloques, derecha e izquierda, se ahonda. ¿No se había superado esa distinción, según los partidos llamados de la nueva política?

R. Cómo no va existir el eje derecha o izquierda. ¿Con quién estás? Con las grandes empresas hoteleras que han aumentado su beneficio un 40% o estás con las camareras de pisos que trabajan ocho horas y tienen un contrato de cuatro. Claro que también apoyamos al hotelero, pero la condición es que pague sueldos dignos.

P. Su programa incluye una jornada laboral de 32 horas a la semana. ¿No teme que el incremento de costes se traduzca en menos empleo?

R. No tiene por qué. Si vemos las cifras de los últimos años de la gestión de la crisis, las rentas del trabajo han ido disminuyendo, mientras que las rentas del capital han ido aumentando. Y todos los estudios demuestran de que a partir de la cuarta hora de trabajo, la productividad cae en picado. A lo mejor a una empresa le resulta más beneficioso en productividad tener dos personas con seis horas de jornada que una persona con ocho horas y cuatro extras.

P. ¿Prohibirán las corridas de toros? ¿Cuál es la posición de Compromís con los bous al carrer?

R. No entiendo a la gente que disfruta con el sufrimiento de un animal. Desde lo público se ha de trabajar para no dar subvenciones a espectáculos cruentos, donde haya sangre y fuego.

P. ¿Está en riesgo el castellano en la Comunidad Valenciana?

R. Esta afirmación para los que vivimos aquí es tan marciana... El otro día una madre me decía: ‘Mira mis críos van en la línea en valenciano y entre ellos hablan en castellano’. Como los míos. Lo que tenemos que proteger es la lengua minorizada.

P. ¿Se han calmado las aguas por su comentario de que Puigdemont mientras Junqueras estaba en prisión, que molestó a parte de Compromís.

R. No tengo relación con el señor Puigdemont. Un tuit no es una relación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información