Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía investiga por racismo a un local nocturno de A Coruña

El club impidió el acceso a un joven de origen africano apelando a "nuevas normas sobre algún tipo de personas", según denuncia el padre del afectado

Vista general de la ensenada de Riazor en la que está ubicado el local denunciado.
Vista general de la ensenada de Riazor en la que está ubicado el local denunciado.

El coruñés Jorge Espada lleva desde el pasado domingo a media tarde, cuando interpeló sin éxito a través de su cuenta de Twitter al club de ocio Playa Club Coruña, esperando una respuesta de la empresa que explique las razones por las que denegó en la noche del sábado el acceso a la sala a su hijo, de origen africano, y no así a los amigos de rasgos occidentales que lo acompañaban. "¿No será racismo, verdad?", preguntaba el domingo en su tuit al Playa Club el progenitor, explicando que los amigos de su hijo se negaron a entrar sin él e informaron a las autoridades.

Según los jóvenes, el encargado del acceso al local en ese momento justificó el rechazo del joven señalando que el club tenía "nuevas normas sobre algún tipo de personas". Espada está pendiente de las explicaciones de la empresa de ocio para contrastar con ella los hechos que le trasladaron su hijo y los amigos y tramitar, si hay coincidencia, una denuncia por racismo. Quien sí ha contestado a Jorge Espada en Twitter ha sido SOS Racismo Galicia. La ONG ha advertido que de confirmarse los hechos "constituirían un delito recogido en el artículo 512 del Código Penal".

De momento, mientras la empresa mantiene el silencio —no solo no se pronuncia en redes sino que a este periódico le resultó imposible contactar este lunes con algún responsable—, el Ayuntamiento de A Coruña ha trasladado a la Policía Local la denuncia hecha pública por el padre para aclarar lo ocurrido y detectar si hubo racismo, según ha confirmado la concejala de Igualdade e Diversidade y responsable del área de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga.

La edil ha asegurado que el Ayuntamiento hará un "seguimiento" de este caso, informa Europa Press. La concejala ha explicado, además, que el Gobierno local se ha puesto a disposición de la familia, que reclama "unas disculpas públicas" y sostiene que han recibido, a través del Observatorio de Racismo y Xenofobia, denuncias que afectan a otros locales de ocio de la ciudad.

El padre del joven, no obstante, sostiene en sus mensajes de Twitter que en los años que llevan sus hijos en A Coruña "nunca antes han tenido el más mínimo problema con nadie sino al contrario: colegio, amigos, porteros de discotecas... Esta ciudad y su gente son maravillosas excepto algunas cosas como acabo de descubrir".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >