Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos por robar 375 tapas de alcantarilla en cinco meses en la Costa del Sol

La Policía también ha arrestado a dos responsables de la chatarrería de Estepona donde vendían las piezas, valoradas en 160.000 euros

Tapas de alcantarillas requisadas por la Policía Nacional. EUROPA PRESS

La Costa del Sol está llena de urbanizaciones fantasma, de lugares donde apenas vive nadie. O que incluso se quedaron a medio hacer. Sus calles eran precisamente el objetivo principal de dos hombres de 35 y 40 años, que las recorrían a diario a bordo de un Fiat Bravo. Lo hacían especialmente por la tarde, cuando caía el sol, para evitar miradas indiscretas. A cada rato, se detenían, siempre junto a una alcantarilla. Bajaban, sustraían la tapa y la metían en el coche. Después de repetir la operación varias veces y cuando el vehículo se acercaba a su límite de carga, se acercaban a una chatarrería a vender el material. Los viajes eran diarios: solo entre enero y febrero, visitaron el establecimiento hasta en 138 ocasiones. Ahora han sido detenidos por la Policía Nacional, que los acusa de haber hurtado 375 tapas de alcantarilla en los últimos cinco meses. Están valoradas en 160.000 euros.

La investigación comenzó a finales del año pasado. Una empresa marbellí encargada del mantenimiento viario denunció entonces en comisaría la sustracción continuada de estos objetos. Hasta ese momento era relativamente habitual perder alguna tapa cada semana, pero en el último trimestre había ocurrido de manera continuada: hasta 213 habían desaparecido en ese periodo. Los agentes descubrieron pronto que la situación era similar en otros municipios como Torremolinos, Benalmádena o Fuengirola, "donde también había hurtos con bastante frecuencia", según han explicado fuentes policiales.

Comenzó entonces una vigilancia de las zonas más apartadas de las localidades, así como un exhaustivo control de las chatarrerías de la zona. Y los agentes pronto encontraron un local en Estepona (Málaga) adonde los ahora arrestados acudían con excesiva frecuencia. Más de cien veces en apenas dos meses. Era allí donde vendían las tapas de alcantarillas hurtadas, desde donde eran posteriormente enviadas a dos centros de tratamiento de materiales y fundiciones en las provincias de Cádiz y Badajoz.

Arrancó en ese momento una cadena de detenciones que se inició con el arresto del principal responsable de los hechos gracias a la colaboración de la Policía Local de Marbella, que lo identificó. A esta captura se sumaría más tarde la de quien le ayudaba y acompañaba por las distintas urbanizaciones y calles apartadas de la Costa del Sol. Ambos están acusados por su presunta implicación en un delito de hurto.

Finalmente, la policía también ha detenido a los dos encargados de la chatarrería de Estepona por su presunta participación en un delito de receptación. Según fuentes de la investigación, ambos sabían de la procedencia ilegal de las tapas de alcantarilla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información