Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro detenidos en Valencia por robar en cajeros con ‘madre de Satán’, un explosivo usado por yihadistas

Los arrestados, cuatro hombres, empleaban la misma sustancia que almacenaba la célula que atentó en Cataluña en 2017

Madrid / Valencia
Agentes de la Guardia Civil se incauta de un alijo del explosivo conocido como 'madre de Satán'.
Agentes de la Guardia Civil se incauta de un alijo del explosivo conocido como 'madre de Satán'. Guardia Civil

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal que robaba en cajeros automáticos de bancos en pueblos pequeños recurriendo al explosivo conocido como madre de Satán (triperóxido de triacetona), una sustancia utilizada con frecuencia por yihadistas en atentados como los de Cataluña en agosto de 2017, París o Bruselas. Algunos de estos robos ocurrieron en la provincia de Valencia.

En la operación han sido detenidas cuatro personas y se busca a una quinta. Se han intervenido 730 gramos de la sustancia, que provocó la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) utilizada por la célula de yihadistas que luego atentó con una furgoneta arrollando a varias personas en Barcelona y luego también en Cambrils.

Según la Guardia Civil, se trata de la primera vez que se interviene un alijo de madre de Satán listo para utilizarse. La sustancia, muy destructiva, resulta inestable en su manipulación; un pequeño roce o golpe accidental puede hacerla detonar originar su detonación accidental. 

Los cuatro arrestados se disponían a robar en una sucursal bancaria de Santa Ana (Albacete) la pasada semana, pero la Guardia Civil lo impidió. Los agentes han practicado un registro en Socuéllanos (Ciudad Real), donde residían algunos de los miembros de la red criminal.

Operativa

La red criminal seleccionaba localidades donde no había instalaciones de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que además contara con alternativas de escape por carretera o caminos rurales. La mujer de uno de los integrantes se encargaba de llevar a tres de los criminales (uno experto en explosivos y otro en técnicas militares) al pueblo donde iban a robar, y llegaban a pie a la sucursal bancaria. Lo hacían siempre de noche y cuando no había vecinos en la calle. Los robos se llevaban a cabo en el medio rural con la técnica conocida como "paleta de pizzero" o "bate de críquet". 

La Guardia Civil tiene constancia de la participación en al menos otros cinco robos en cajeros de Albacete, Valencia y Cuenca. En algunas de sus voladuras llegó a peligrar la estructura del edificio donde se situaba la entidad bancaria. Por este motivo, las fuerzas del orden crearon un grupo de trabajo con miembros de la Sección de Delincuencia Organizada de la Unidad Central Operativa (UCO) y de Policía Judicial de la Comandancia de Valencia. La operación ha sido dirigida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Alzira (Valencia).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >