Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un médico español en un accidente de helicóptero en Portugal

El facultativo, Luis Vega, de 50 años, regresaba de Oporto tras atender una urgencia

Miembros de Protección Civil en el puesto de mando próximo al lugar del accidente de Valongo.

Un médico español que trabajaba desde hace dos décadas en Portugal es uno de los cuatro fallecidos del helicóptero que se estrelló en la tarde del sábado en el norte del país, según fuentes oficiales. En el accidente han muerto, además, la enfermera y los dos pilotos que regresaban a la base después de un urgencia hospitalaria. El médico fue identificado a primeras horas del domingo como Luis Vega, de 50 años de edad, casado con una española, ambos residentes en Portugal. Los cuerpos de los fallecidos ya han sido recuperados, según ha confirmado Protección Civil de Portugal.

El helicóptero se estrelló a las 19.50 hora local (20.50, hora peninsular española) en la Sierra de Pias, en la comarca de Valongo, a 15 kilómetros de Oporto, aunque no fue localizado hasta altas horas de la noche. Todo indica que colisionó contra una antena emisora, según los investigadores. El equipo médico, que formaba parte del Instituto Nacional de Emergencia Médica (INEM), regresaba a su base tras dejar en un hospital de Oporto a una paciente de 76 años con problemas cardiacos que reside en Braganza. El equipo la había recogido a las 15.13. 

El último registro recibido de la situación de la aeronave fue a las 18.30 (hora local), pero hasta las 20.15 Protección Civil no recibió la alerta de la desaparición. Gracias a las señales de los telemóviles de los ocupantes se pudo localizar el lugar exacto del siniestro, en la aldea de Couce, ya con la noche cerrada. Dos de los ocupantes estaban fuera del aparato y otros dos en su interior. Las autoridades investigan por qué hubo un retraso de dos horas hasta que llegó el primer aviso de la desaparición a Protección Civil.

El jefe de zona de Protección Civil, Carlos Rodrigues Alves, declaró que las operaciones de socorro se desarrollaron a partir de esa alerta. Comportaron "alguna complejidad", afirmó Rodrigues Alves, "debido a las dificultades climatológicas y a que la zona que nos indicaron es accidentada. Tenemos que buscar la seguridad las personas que realizan las operaciones", añadió. 134 personas recorrieron el perímetro de la zona donde cayó la aeronave, apoyadas por 35 vehículos de bomberos, la policía y el INEM. El helicóptero fue localizado a las 1.30 de la madrugada. Dos de los cuerpos seguían dentro de la cabina y otros dos fuera, junto al aparato siniestrado.

Según las informaciones del INEM, la enfermera, Daniela Silva, tenía 30 años y formaba parte de la plantilla del organismo; el médico español llevaba 20 años trabajando en el hospital Santa Maria da Feira. El piloto al mando, João Lima, también tenía mucha experiencia en vuelos de socorro; junto a él se encontraba el coopiloto Luís Rosindo. Es el primer accidente de esta gravedad en el servicio aéreo del INEM que, desde que se creó en 1997, ha efectuado 16.370 servicios.

El primer ministro del país, António Costa, de visita oficial a Abu Dabi, lamentó lo sucedido: "Quiero expresar mis más profundas condolencias a los familiares y amigos de las víctimas y tener unas palabras de solidaridad con todos aquellos que trabajan para el INEM y ofrecen un servicio incalculable a los portugueses", según recoge la agencia Lusa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información