Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera discrepa de Ana Pastor por pedir que se retire tanto “fascismo” como “golpismo”

El presidente de Ciudadanos pide a Sánchez que rompa con los independentistas “si le queda algo de dignidad”

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, durante el pleno del Congreso de los Diputados del martes. En vídeo, declaraciones de Rivera.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, tiene sus potestades “y las ejerce”, pero no debería equiparar los términos de "golpista" y "fascista" cuando se pronuncian en el Parlamento en el contexto de la crisis con Cataluña. “Es su opinión, pero no la mía”, ha dicho el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que considera “un error” esa equiparación. La presidenta ha decidido que pedirá que se retiren esos vocablos cuando se pronuncien a modo de insulto entre diputados, pero nada objetará a que se aluda en el debate “al golpe de Estado de octubre en Cataluña” o si se habla de actitudes fascistas sin mencionar a nadie en concreto. Para Rivera la actitud de Pastor es similar a la de Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, que ha mostrado una “equidistancia” que él deplora. “Intentar violar la Constitución y declarar la independencia es un golpe a la democracia, en cambio llamar fascistas a los demócratas es mentira”, ha explicado Rivera este jueves en una comparecencia informativa en el Congreso de los Diputados.

El incidente del día anterior en el que la presidenta del Congreso expulsó a Gabriel Rufián del hemiciclo por no atender a dos avisos por su actitud mientras se dirigía el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha provocado reacciones desiguales. Aunque el respeto y el acatamiento a las instrucciones de Ana Pastor no se cuestionan sí se ha discrepado sobre su decisión de poner en el mismo plano hablar de fascismo y golpismo. En el grupo parlamentario de Pastor, el PP, hubo malestar indisimulado sobre esa decisión aunque a medida que pasaban las horas en las filas populares trataron de minimizar la discrepancia. Sin embargo, Albert Rivera se desmarca con rotundidad de esa decisión de la presidenta y carga con intensidad contra el presidente del Gobierno. “Si a Sánchez le queda algo de dignidad tiene que romper con los separatistas y convocar elecciones”, ha exigido

“Los socialistas siempre se sienten más cómodos con los que escupen a España”, ha opinado Rivera respecto a la denuncia de Borrell de haber percibido que el diputado de ERC Jordi Salvador le escupió cuando abandonaba el hemiciclo junto al resto de los diputados republicanos en solidaridad con la expulsión de Gabriel Rufián. No hay constancia de que hubiera escupitajo sino un gesto agresivo con la boca, según ha reconocido el propio Salvador. “Da igual que el escupitajo sea físico o figurado porque es contra la Constitución”, ha señalado el presidente de Ciudadanos. A su juicio el PSOE fue tibio en su apoyo a Borrell – aunque todos los diputados socialistas puestos en pie le aplaudieron – y mucho más Pedro Sánchez.

El presidente mostró por escrito, y después en rueda de prensa con el presidente de Portugal en Valladolid, su apoyo a Borrell, pero después mostró su rechazo a los grupos, especialmente los más numerosos, que tienen un comportamiento inadecuado. “Sánchez es capaz de cualquier cosa con tal de mantenerse en el poder porque no tiene moral, y la degradación moral del PSOE, puesto al servicio de Sánchez, está rompiendo los puentes con el constitucionalismo y legitiman a los que acosan”, ha acusado Rivera. “Intentar violar la Constitución y declarar la independencia es un golpe a la democracia, en cambio llamar fascistas a los demócratas es mentira”, ha razonado Rivera.

Monarquía a referéndum

El artículo en EL PAÍS del secretario general del Podemos, Pablo Iglesias, sobre la utilidad de la Monarquía le sugiere a Albert Rivera que el líder de Podemos puede utilizar los mecanismos descritos en la Constitución para preguntar sobre el modelo de Estado. Entre otros, convencer a dos tercios de la Cámara para que se suscite el debate. “Yo sin ser devoto de la Monarquía no creo que ese sea el problema de España”. Para Rivera es más problema para España Iglesias, Puigdemont y Torra que Felipe VI”, ha concluido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información