Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera busca atraer a socialistas de la vieja guardia

El líder de Ciudadanos celebra un acto con el exalcalde socialista de A Coruña

Albert Rivera y Francisco Vázquez en un acto en A Coruña.
Albert Rivera y Francisco Vázquez en un acto en A Coruña. Europa Press

El sanchismo como un "paréntesis negativo" de la historia del PSOE. Ese es el mensaje que Ciudadanos quiere instalar en la opinión pública y en el electorado socialista. El objetivo es atraer a votantes molestos con la distensión del Gobierno de Pedro Sánchez con los independentistas, y recoger esos frutos, para empezar, en las próximas elecciones andaluzas. En esa estrategia se inscribe la atracción de exdirigentes socialistas, como el exalcalde de A Coruña, Paco Vázquez, que compartió este martes acto con Albert Rivera entre críticas a Sánchez.

"Muchos españoles empezamos a tener la sensación de que para mantenerse en el poder se está negociando España, la idea de España", dijo Vázquez junto a Rivera en A Coruña, tras acusar al presidente de negociar con los independentistas "por interés propio".

Hace mucho tiempo, en todo caso, que el que fue regidor de la localidad gallega durante 23 años se alejó del PSOE. Sus reproches rebasan las fronteras del sanchismo: estuvo en contra de la Ley de memoria histórica y acusó al partido, cuando Alfredo Pérez Rubalcaba era secretario general, de enarbolar "banderas frikis: las de los antisistema, los okupas y los indignados". En la primavera pasada, el también exembajador de España en el Vaticano firmó un manifiesto difundido con especial interés por la Fundación Francisco Franco en el que no solo se censuraba la propuesta de Sánchez para ampliar la Ley de Memoria Histórica, sino que se aseguraba que esta norma que aprobó José Luis Rodríguez Zapatero en 2007 ha propiciado un "historicidio".

Pero con todo, su participación junto a Rivera en un acto sobre "El futuro del constitucionalismo español" hurga en la herida en la que el líder de Ciudadanos lleva meses profundizando. "Hay mucha gente que ha estado en el PSOE con sentido de Estado que hoy se avergüenza de lo que está haciendo Sánchez con los separatistas", subrayó por la mañana Rivera en Antena 3.

Ciudadanos no quiere fichar a Vázquez como candidato, sostienen fuentes de la cúpula, aunque sí tienta para sus listas a otro exsocialista, el exdirector general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, que ya ha participado en dos actos de la plataforma impulsada por el partido España Ciudadana. La dirección asegura que no tiene un plan de fichajes de socialistas, y que los acercamientos a algunos exdirigentes del PSOE han surgido de forma más o menos espontánea. Pero sí hay un interés en hacer evidente que en la vieja guardia del socialismo hay "coincidencia de ideas con Ciudadanos, sobre todo en la idea de España, de país", explican fuentes de la dirección.

Otros socialistas que se han acercado últimamente al partido son el exministro Celestino Corbacho, quien dio su respaldo también a España Ciudadana, y Manuel Valls, exministro socialista francés, que será el candidato con el que se presente Ciudadanos a la alcaldía de Barcelona. Corbacho no irá en las listas de Ciudadanos, dicen en el partido, porque ni unos ni otro tienen esa intención.

Con el acercamiento de socialistas, el partido de Rivera espera captar votantes descontentos de Sánchez, sobre todo en Andalucía, la comunidad donde más trasvase detecta Ciudadanos del PSOE. De cada tres votantes de los viejos partidos que recibe ahora el partido, dos proceden del PP y uno del PSOE, trasladan en la dirección. El acto con Vázquez se ha celebrado a diez días de que comience la campaña de las elecciones.

En clave gallega, la cercanía del exalcalde de A Coruña impacta también en el PP. De hecho, con quien no suele escatimar piropos Vázquez es con el actual presidente de la Xunta y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, a quien ha definido como "uno de los mejores intérpretes del espíritu de la Transición". El líder popular, por su parte, ha aprovechado este martes el acto con Vázquez para cargar contra el partido de Rivera, consciente de que su cercanía al exalcalde puede hacerle daño al PP de A Coruña en las próximas municipales. "Ciudadanos sigue sin conocer la realidad de los gallegos y probablemente siga obteniendo muy pocos resultados", ha atacado Feijóo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >