Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casado echa el resto y pasará toda la campaña electoral en Andalucía

El líder del PP tendrá una ruta independiente a la del candidato popular a la Junta

El presidente del PP, Pablo Casado, y el candidato a la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, el pasado domingo en Málaga / En vídeo, declaraciones de Pablo Casado

Las andaluzas son las primeras elecciones del PP tras el desalojo de Mariano Rajoy de La Moncloa, es decir, desde la oposición. También las primeras para el nuevo líder, la prueba de fuego al coreado “efecto Casado”, que el partido presenta como el fin de la convalecencia por la pérdida del poder. Son, además, los primeros comicios tras un proceso de primarias que fracturó la organización entre los partidarios de Casado y los de Soraya Sáenz de Santamaría —con la circunstancia de que el candidato a la Junta andaluza apoyó a la perdedora— y por segunda vez (después de Cataluña) se habla de un posible sorpasso de Ciudadanos que dispararía sus opciones nacionales. Casado se juega mucho en las elecciones del 2 de diciembre y ha decidido “echar el resto”.

El líder del PP dedicará todos los fines de semana de la precampaña (Granada, Córdoba, Sevilla), así como el puente de noviembre (Huelva, Málaga, Cádiz...) a Andalucía, y en los 15 días previos a los comicios hará una ruta propia por ciudades y pueblos paralela a la del candidato popular a la Junta, Juan Manuel Moreno, según informan fuentes del partido. Pueblo a pueblo, y voto a voto. Salvo compromisos ineludibles fuera, la intención del líder del PP es pasar toda la campaña en Andalucía.

El modelo es similar al de Mariano Rajoy y Alberto Núñez Feijóo en los días previos a las elecciones que llevaron a este último al poder en Galicia en 2009. El PP también pretende hacer ver que, al contrario que el PSOE, ellos sí están “muy orgullosos” de su líder. “Hay que aprovechar la mala relación de Pedro [Sánchez] y Susana [Díaz]”, señala un portavoz. El presidente del Gobierno estará presente este sábado en la proclamación oficial de Díaz como candidata a la Junta.

El líder popular ha dado orden a los barones y vicesecretarios de involucrarse en la campaña; ha aplazado la convención nacional para definir el nuevo ideario del PP —estaba prevista para el 1 y 2 de diciembre, pero finalmente se celebrará del 18 al 20 de enero—, y pospuesto el nombramiento de candidatos para el resto de citas electorales, lo que ha aumentado el nerviosismo entre los líderes regionales del partido. El presidente del PP de Madrid y del Senado, Pío García-Escudero, pidió a Casado el pasado martes, en el almuerzo posterior al comité ejecutivo nacional, que los candidatos se designaran cuanto antes.

Los sondeos que manejan atribuyen al Ciudadanos “un salto importante” en las elecciones andaluzas, pero no suficiente para un sorpasso, según fuentes populares. Aún así, no quieren jugársela porque el efecto sería devastador para las siglas nacionales. La última encuesta del Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) situó al PP un punto por detrás del partido de Albert Rivera el pasado febrero. Los populares confían en que su candidato “mantendrá el tipo” y en su mejor escenario creen que podrían sumar con Ciudadanos para desalojar al PSOE de la Junta más de 36 años después.

La dirección nacional tutela por completo la campaña: los nombres y la estrategia. Casado ha impuesto al exministro Juan Ignacio Zoido y al ex secretario de Estado José Antonio Nieto al frente de las listas de Sevilla y Córdoba, respectivamente. Las listas han sacado a la luz cicatrices mal cerradas tras las primarias. Moreno apostó por Sáenz de Santamaría y los cargos consultados creen que esa apuesta fallida le pasará factura una vez celebradas las elecciones.

Tras la imposición en Sevilla con el regreso de Zoido, afín a Cospedal y por tanto, alejado del exlíder popular andaluz Javier Arenas, el equipo de Moreno prefiere ver el vaso medio lleno. “Es bueno que se corresponsabilice todo el mundo de los resultados. Vamos todos a una, no hay familias, y si alguien tiene la tentación de criticar los resultados, a ver cuántos diputados ha sacado en su provincia”, advierten fuentes del PP. Moreno liderará la lista por Málaga; su número dos, Loles López, en Huelva, Ana Mestre en Cádiz y Marifrán Carazo en Granada.

Moreno, proclamado presidente y candidato a la Junta hace un año y medio, tiró de manual para elogiar al exministro del Interior en Huelva: “Vamos a competir con lo mejor que tenemos y el mejor de nosotros en la provincia de Sevilla es Juan Ignacio Zoido, como lo es en Córdoba José Antonio Nieto”, informa Efe. “Quién mejor para Sevilla que Juan Ignacio Zoido, exalcalde que tiene el apoyo más importante de la historia democrática en Sevilla, que ha sido ministro y que es una persona respetada ampliamente por parte de toda la sociedad sevillana”, abundó.

Comisión de investigación en el Senado

N.J.

En plena campaña electoral, los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán han sido llamados a comparecer por el PP en la comisión de investigación de financiación de los partidos políticos del Senado, donde los populares tienen mayoría absoluta. Susana Díaz comparecerá el 8 de noviembre. 

Chaves está citado el 15 de noviembre, y los populares dejan en el aire, de momento, la fecha para Griñán, que podría ser el 22 de ese mes. El PP quiere habilitar el mes de enero para citar al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en la misma comisión de investigación, y descarta llamar a Albert Rivera, de Ciudadanos, según fuentes de la Cámara alta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información