Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres exmarineros del ‘Juan Sebastián Elcano’ se autoinculpan de narcotráfico

El fiscal pacta una condena de dos años de cárcel que les evitará reingresar en prisión

El buque-escuela Juan Sebastián de Elcano, atracado desde ayer en el puerto de Cádiz, tras seis meses de crucero.rn Ampliar foto
El buque-escuela Juan Sebastián de Elcano, atracado desde ayer en el puerto de Cádiz, tras seis meses de crucero. Europa Press

Tres exmarineros del buque escuela Juan Sebastián de Elcano se han confesado culpables de narcotráfico y han pactado con el fiscal una pena de dos años de cárcel, lo que les evitará volver a ingresar en prisión. Cuando se celebre el juicio, previsiblemente tras el verano, los tres aceptarán la sentencia de conformidad y se convertirán en testigos. En el proceso, en el que están acusados otros tres marineros y un cocinero, se investiga el tráfico de 31 kilos de cocaína desde Cartagena de Indias (Colombia) a Nueva York (EE  UU) en 2014.

Aprovechando la absoluta falta de controles y los privilegios de los que gozaba como buque de Estado, el Juan Sebastián de Elcano se convirtió, durante el crucero de instrucción de 2014, en un instrumento privilegiado del narcotráfico a gran escala desde Colombia a Estados Unidos.

La detención, el 13 de mayo de 2014, de dos camellos colombianos en Nueva Jersey por parte de agentes de HSI-ICE (Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional y Policía de Inmigración y Aduanas), puso al descubierto una red de narcotráfico en la que intervinieron al menos siete miembros de la tripulación.

Más de cuatro años después, el caso está pendiente de un juicio cuyo resultado se conoce en parte de antemano. Tres de los acusados, que confesaron su culpabilidad, han pactado con el fiscal una condena de dos años de cárcel que, al carecer de antecedentes penales, les permitirá no reingresar en prisión, donde ya estuvieron 11 meses con carácter preventivo. Se trata de los marineros Francisco Ramón Martínez Sánchez, Manuel Jesús Rodríguez Fontao y Jimmy Enrique Vanoni Calderón, James.

Eso sí, tendrán que pagar entre 70.000 y 240.000 euros de multa y cumplir un año de cárcel en caso de impago. El pacto incluye, además, su disponibilidad para viajar a EE UU e identificar a sus contactos colombianos si fuera necesario.

James recogió durante la escala del buque en Cartagena de Indias (Colombia), en abril de 2014, siete kilos de cocaína, que introdujo a bordo ocultos en unos calzones y entregó al mes siguiente en una bolera de Manhattan a cambio de 36.000 dólares. Los otros dos marineros cobraron 9.000 dólares cada uno por entregar cuatro kilos de coca a unos camellos del Bronx que ya estaban siendo investigados por la DEA, la agencia federal antinarcóticos.

El misterio de los 127 kilos de cocaína

El caso pendiente de juicio no afecta a los 127 kilos de cocaína que se hallaron a bordo del Juan Sebastián Elcano cuando fue registrado en Cádiz en julio de 2014. El sumario por este hallazgo fue sobreseído provisionalmente ante la imposibilidad de identificar a los responsables. Y ello porque, como admite el fiscal, el buque escuela “no era sometido a controles aduaneros en los puertos internacionales en los que atracaba”, y a la tripulación “no se le sometía a registro alguno en el embarque y desembarco”.

Entre otros testigos deberán declarar en el próximo juicio el entonces comandante del buque escuela, el almirante Torres Piñeyro; tres agentes especiales del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos y el responsable de la DEA en Madrid.

El nexo entre ellos era el cocinero, Manuel Francisco Sirvente Prius, El Naca, un civil con 18 años de antigüedad en el buque, que era el “hombre de confianza” de los narcos, según el fiscal. A cambio de una comisión, El Naca ponía en contacto a los marineros con Mondongo, un taxista colombiano que facilitaba servicios variados a la tripulación durante su escala en Cartagena de Indias (Colombia), incluido el lucrativo negocio del narcotráfico.

El Naca no se limitó a facilitar el contacto de los marineros con los suministradores de la droga a cambio de una comisión de mil dólares sino que, según el fiscal, se prestó a transmitirles las amenazas de los narcos a su integridad física cuando se demoraron en entregar la mercancía en Nueva York.

Por eso, el fiscal pide para El Naca un total 10 años de cárcel, así como el pago de sendas multas de 140.000 y 242.000 euros. También reclama cuatro años y seis meses de prisión para el cabo segundo José Ramón Delgado Cascallar, quien habría ocultado la cocaína en la planta de residuos del buque durante la travesía de Cartagena de Indias a Nueva York, a sabiendas, según el fiscal, “de que se trataba de esta sustancia ilícita” y cobrando por ello mil euros.

Además, el fiscal reclama cinco años de cárcel y 333.000 euros a otros dos marineros, Francisco Valladares Ballesteros y Rafael Valle Heredia, que entregaron 19,8 kilos de coca en una habitación del hotel Holiday Inn Express de Nueva York a cambio de 10.000 dólares en una operación paralela a la anterior.