Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alijo de cocaína por la que cayeron Los Charlines iba a entrar por Galicia

La policía ha detenido a 24 personas durante la operación, que sigue abierta

El pesquero 'Sempre Cacharelos', retenido en el marco de la macrooperación contra el narcotráfico.

Las aproximadamente dos toneladas y media de cocaína apresadas en la madrugada del pasado lunes iban a ser desembarcadas en las costas gallegas cuando fueron interceptadas por la Policía a 400 millas de las islas Azores a bordo de un remolcador de bandera panameña. Del puerto de Escarabote (A Coruña) ya había zarpado un pesquero para transbordar la droga que también fue capturado en plena maniobra de aproximación al barco nodriza. Una vez en la costa, la cocaína iba a ser distribuida desde A Coruña. En la operación, que sigue abierta y bajo secreto de sumario, la Policía ha detenido a 24 personas.

El plan de los narcos que frustró la Policía también era alijar los fardos a varias planeadoras que la trasladarían a tierra coronando así una operación de más de 80 millones de euros. “Ha sido una operación de las clásicas en la que se han recuperado los mismos métodos de antaño para los transportes marítimos”, han valorado fuentes judiciales que han constatado la vuelta a las andadas de históricos narcotraficantes gallegos.

Tras varios meses de investigaciones, la Brigada Central de Estupefacientes logró asestar un certero golpe a las organizaciones gallegas en el que cayó el legendario capo Manuel Charlín y el mayor de sus tres hijos varones, Melchor, de 57 años. La falta de crédito del tocado clan de Los Charlines entre los proveedores del negocio relegó en esta ocasión a un papel secundario al anciano narcotraficante traficante y su vástago, ambos con un largo historial en el narcotráfico y el blanqueo de dinero, y que todavía no han saldado sus cuentas con la justicia. Otro histórico narco de las Rías Baixas, Jacinto Santos Viñas, se habría colocado en la cúpula de este grupo para cerrar una operación millonaria para los 18 presuntos narcos asociados en el transporte y distribución de este alijo desde Galicia.

En este grupo formado para lograr la introducción de la cocaína tenían también un papel principal el hostelero afincado en Boiro (A Coruña) Mario Otero, exvicepresidente del club de fútbol local, que habría coordinado las reuniones de la banda, según fuentes de la investigación. El armador Serafín Pego, de Escarabote (Boiro), intervino en la fase del desembarco con el pesquero que iba a transbordar la droga y que también fue capturado con tres tripulantes, que junto con otro histórico lanchero, dueño de un astillero, José Andrés Bóveda Ozores, alias Charly, participaron en la logística del transporte.

24 detenidos

En total han sido detenidas hasta el momento 24 personas, en distintas localidades gallegas, otras  en Marbella y Toledo y en alta mar, a quienes formaban parte de las tripulaciones de los dos barcos apresados. Los cuatro marineros del remolcador ya han prestado declaración por teléfono satelital del patrullero de Aduanas que realizó el abordaje. Se trata de dos españoles y dos senegaleses.

Está previsto que el resto de los detenidos comiencen a declarar este viernes en el juzgado número cuatro de Vigo cuyo titular, Juan Carlos Carballal, ha dirigido el operativo policial coordinado con el fiscal antidroga de Pontevedra Pablo Varela.

La investigación comenzó hace un año cuando los agentes detectaron la existencia de una organización criminal dedicada a la importación de cocaína a través de las costas gallegas, según un comunicado oficial de la Policía. Este miércoles se realizaron 23 registros en diversas localidades gallegas -Ribeira, Boiro, Cambados, Villagarcía de Arousa y Vilanova de Arousa-, Huelva, Marbella (Málaga) y Yuncos (Toledo).

Más información