Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘número dos’ de Camps apunta a Génova por la caja b

Ricardo Costa denuncia ante el juez que recibe amenazas desde que admitió la contabilidad irregular

Ricardo Costa sale de la Audiencia Nacional, hoy.
Ricardo Costa sale de la Audiencia Nacional, hoy.

El dedo de Ricardo Costa, ex secretario general del PP valenciano y número dos de Francisco Camps, no apunta solo al expresidente de la Generalitat. El antiguo alto cargo popular ha acudido este miércoles a la Audiencia Nacional a declarar como testigo en el marco de la instrucción de los papeles de Bárcenas y ha señalado por primera vez a Génova en la causa que investiga la caja b de la formación conservadora. Según han explicado fuentes jurídicas presentes durante la comparecencia, Costa ha relatado al magistrado que los presidentes regionales y nacional del PP controlaban las finanzas.

A lo largo de casi dos horas de declaración, el ex secretario general ha insistido en que su cargo implicaba que tenía "competencias políticas y de gestión" de las cuentas. "Pero, por encima de mí estaba el presidente", ha subrayado, en referencia a Camps, a quien ya señaló en otras causas por la financiación ilegal, como la rama valenciana de la trama Gürtel y la abierta por el supuesto pago de comisiones por la construcción del circuito de Fórmula 1 de Valencia.

Esta estructura jerárquica además, según ha continuado este miércoles Costa, se repetía también en el PP nacional. "Se reproducía idénticamente tratándose de un partido absolutamente jerarquizado", ha dicho, según ha detallado Enrique Santiago, abogado de IU, que ejerce como acusación popular en la causa. Además, ha añadido que el gerente autonómico no dependía del partido regional, sino que lo elegían directamente en Génova y rendía cuentas ante el PP central.

"También ha dicho que era habitual que Camps tuviera multitud de sobres y que había una caja fuerte en un despacho donde habitualmente se guardaba el dinero en efectivo para los actos electorales", ha apuntado el letrado de IU sobre la declaración del ex número dos de los populares valencianos, que ocupó ese cargo entre 2007 y 2009, cuando Mariano Rajoy era el presidente de la formación conservadora.

Un relato que ha completado con otro episodio ocurrido en 2008. Según fuentes jurídicas, Costa ha contado este miércoles que José María Mayor Oreja, expresidente de FCC y hermano de Jaime Mayor Oreja —exministro del Interior durante la etapa de José María Aznar—, le entregó en mano 150.000 euros en billetes de 500. José María Mayor aparece en los papeles de Bárcenas. "Ese dinero era para la financiación de campañas electorales, concretamente para las generales de 2008", ha sentenciado Santiago sobre las presuntas aportaciones de empresarios que posteriormente conseguían adjudicaciones de los Gobiernos en manos del PP.

Esta declaración se ha producido este miércoles después de que Vicente Cotino, presidente de Sedesa Obras y Servicios SA y sobrino de Juan Cotino (PP) —expresidente de las Cortes valencianas—, se negase el martes a declarar como imputado. El magistrado José de la Mata, que instruye la causa de los papeles de Bárcenas, lo citó después de la sentencia de la rama valenciana de Gürtel, donde fue condenado a un año y tres meses de cárcel tras alcanzar un acuerdo de la fiscalía por haber pagado comisiones al PP para lograr después adjudicaciones.

Costa, que también fue sentenciado en ese juicio a cuatro años, ha aprovechado su declaración de este miércoles como testigo para denunciar ante el juez que está recibiendo amenazas anónimas desde que admitiese ante la Fiscalía y en el juicio de Gürtel la existencia de una contabilidad b y empezase a colaborar con la justicia. Según explican fuentes jurídicas, el exdirigente del PP ha relatado que recibe mensajes y llamadas de desconocidos contra él y su familia. Según ha afirmado, cree que estas proceden desde sectores empresariales.