Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía investiga la entrada de varios encapuchados que simulaban ser agentes en tres viviendas de La Línea

La Guardia Civil incauta 3.600 kilos de hachís en un garaje de la localidad gaditana

Imagen facilitada por la Guardia Civil de la operación en la que ha incautado 3.600 kilos de hachís en La Línea de la Concepción (Cádiz).
Imagen facilitada por la Guardia Civil de la operación en la que ha incautado 3.600 kilos de hachís en La Línea de la Concepción (Cádiz). EFE
La Línea de la Concepción

La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer la entrada, en la madrugada de este pasado sábado en tres viviendas de La Línea de la Concepción (Cádiz), de una decena aproximada de personas encapuchadas, con chalecos reflectantes de la Policía y Guardia Civil y que portaban también armas de fuego. Así lo ha confirmado hoy domingo un portavoz de la Policía Nacional, que ha explicado que estas personas llegaron en tres vehículos. Según ha precisado, aún no se ha podido determinar si las armas de fuego que portaban eran reales o simuladas, pero sí que entraron en los domicilios preguntando por droga, si bien en ninguna de esas viviendas había sustancias estupefacientes.

Por otro lado, también en La Línea, la Guardia Civil ha intervenido 3.600 kilos de hachís que se encontraban ocultos en un zulo practicado en el interior de un garaje. Tras tener conocimiento los agentes de la existencia de esta "guardería", se estableció un amplio dispositivo en el que los investigadores realizaron un exhaustivo registro, hallando un zulo practicado al efecto detrás una pared, y en el que se hallaban ocultos 110 fardos de hachís.

El zulo contaba con un "sofisticado" sistema de apertura que había sido realizado en la propia pared y que se movía al abrirse. Esta pared tenía una puerta con un doble cierre interior que se abría de forma automática con un mando a distancia, y que estaba disimulada con distintos muebles y enseres pegados a la propia pared para aparentar que no había sido manipulada, según detalla el Instituto Armado. Tras la puerta había un amplio espacio donde era almacenada la droga hasta su traslado a sus destinatarios. Además, el zulo contaba con una apertura en el techo manual que podía ser utilizada tanto para acceder al mismo como para salir en caso de huida, según detalla la Guardia Civil.

 

Más información