Más de 700 migrantes rescatados en dos días frente a las costas andaluzas

Entre los salvados este sábado hay al menos cien menores, según datos de Salvamento Marítimo

Inmigrantes magrebíes durmiendo en la cubierta de un buque de rescate este sábado en el puerto de Barbate ante la saturación de los centros de acogida.
Inmigrantes magrebíes durmiendo en la cubierta de un buque de rescate este sábado en el puerto de Barbate ante la saturación de los centros de acogida.SUP

Más de 700 migrantes han sido rescatados frente a las costas andaluzas en las últimas 48 horas, la mayoría de ellos en aguas del Estrecho y el resto en las cercanías de la isla de Alborán. Este sábado han sido rescatadas 339 personas —269 en el Estrecho, de los cuales cien son menores, y 70 restantes en el mar de Alborán, según las cifras de Salvamento Marítimo—, mientras que ayer viernes fueron rescatadas otras 363.

Más información
Vídeo Qué fue del ‘Refugees welcome’
Un antiguo edificio portuario en La Línea acogerá a inmigrantes
Abandonados entre el desbordamiento y el caos
Las costas andaluzas reciben en junio más migrantes que Italia, Malta y Grecia juntas

En el Estrecho, los primeros salvamentos se produjeron esta mañana, cuando la embarcación Salvamar Arcturus rescató a 31 migrantes de origen subsahariano a bordo de tres pateras y los trasladó en aparente buen estado de salud al puerto de Tarifa (Cádiz), han informado fuentes de Salvamento Marítimo. Esta tarde, la embarcación Salvamar Suhail ha recuperado a 13 migrantes que iban a bordo de una patera y a 12 que viajaban en otra. Además, la Salvamar Gadir ha rescatado a los ocupantes de tres embarcaciones con 11, 44 y 49 migrantes, todos ellos trasladados al puerto de Barbate. Una patrullera de la Guardia Civil también ha salvado a cien migrantes, todos menores de edad, que han sido trasladados al puerto de Algeciras (Cádiz).

La Salvamar Denébeola, de Salvamento Marítimo, ha rescatado también a nueve migrantes subsaharianos que viajaban a bordo de una patera, y que están siendo trasladados al puerto de Algeciras. A estas cifras hay que añadir el rescate de un inmigrante de origen magrebí que fue avistado por una embarcación cuando se encontraba en mitad del Estrecho sobre una rueda de camión. En Almería, Salvamento Marítimo ha rescatado a otros 70 migrantes de dos pateras que han sido localizadas esta mañana en el mar de Alborán.

Situación de colapso

La situación de colapso que se ha vivido en estas 48 horas en el mar no ha tardado en trasladarse en la atención que se da en la costa, especialmente en el Estrecho. La respuesta comenzó a complicarse a partir de la tarde de este pasado viernes. Con las comisarías llenas y a pesar de que se derivó a parte de los recién llegados a otras provincias, 33 subsaharianos acabaron durmiendo hacinados en unos módulos provisionales del puerto de Barbate. En el mismo espacio, otros 30 magrebíes también tuvieron que dormir sobre la cubierta de uno de los buques de rescate de Salvamento Marítimo, algo inusual hasta ahora, como han denunciado este sábado desde el Sindicato Unificado de la Policía (SUP). Las mismas fuentes han denunciado que los migrantes han tenido que pasar la noche con escasez de comida y de mantas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La atención se ha agravado después de que el pasado martes se decidiera cerrar el polideportivo que, desde el mes de mayo, estaba haciendo las funciones de centro de atención de 500 migrantes en Tarifa. La decisión ha sido de la Subdelegación del Gobierno de Cádiz y se ha tomado coincidiendo con el anuncio de la apertura de un nuevo centro provisional en unas instalaciones marítimas de la pedanía de Campamento (San Roque) y pertenecientes a la Autoridad Portuaria de Algeciras. Sin embargo, esas nuevas instalaciones que darían respuesta a la complicada situación aún no están operativas, ya que fuentes sindicales denuncian que aún les faltan los abastecimientos básicos e internet, necesario para que los policías puedan realizar el proceso de identificación en el plazo de 72 horas de detención.

Ante la saturación, los agentes han intentado agilizar al máximo la liberalización de los calabozos de todas las comisarías de la provincia para que puedan acoger a nuevos migrantes. "Imagina cómo están los calabozos, ni siquiera da tiempo a adecentarlos", ha reconocido un policía. Durante el día, 30 migrantes magrebíes han sido trasladados a la comisaría de Algeciras, y un número igual de subsaharianos, a la de Jerez. Ya durante la tarde y, en vista de que no hay indicadores que apunten a un descenso en la llegada de pateras, el Ayuntamiento de Algeciras ha autorizado la cesión del polideportivo Andrés Mateo para la atención de migrantes, según ha confirmado el medio local Europa Sur.

No es la primera vez que se viven estas situaciones de colapso en las últimas semanas. Ya en el mes de mayo, Interior dio la orden de liberar a los migrantes que se encontraban en los calabozos de distintas comisarías de la provincia durante la noche para "no generar alarma social", como denunciaron entonces los sindicatos. Semanas después, decenas de recién llegados acabaron durmiendo en la terminal de pasajeros del puerto de Algeciras ante la ausencia de un espacio donde atenderles. Todo ello pese a que fuentes de inteligencia ya advirtieron al Gobierno a principios de año de que este 2018 se duplicaría el número de llegadas, según alertó un mando policial de la provincia.

El desarrollo de estos seis primeros meses del año está dejando cifras especialmente elevadas en el rescate de migrantes en las costas andaluzas. El Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Tarifa ha dirigido las operaciones para el rescate o asistencia de 5.955 personas que trataban de cruzar el Estrecho en 556 pateras, el triple que en el mismo periodo de 2017, según confirmó el ministro de Fomento José Luis Ábalos en una visita a la provincia la semana pasada.

La cifra de arribos de migrantes se hace más abultada si se tienen en cuenta las estimaciones de los llegados al total de las costas españolas, realizadas por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Desde principios de año, ya son 16.295 migrantes, por lo que España está a punto de convertirse en el destino más común de los migrantes que cruzan el Mediterráneo, ya que en el mismo periodo llegaron a Italia 16.933 migrantes irregulares. De hecho, tan solo en junio, el mes de mayor afluencia hasta ahora, vinieron por mar a España 6.926 inmigrantes. La cifra fue mayor que la de todos los que arribaron a las costas de Italia (3.147 personas), Grecia (2.386) y Malta (224).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS