Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se queda sin debate de candidatos

En su accidentado debut en primarias, el partido cree que les haría “más daño”

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado durante la cena de verano del partido.
Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado durante la cena de verano del partido.

El PP descartó el debate entre los candidatos a suceder a Mariano Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado. En su debut de primarias, la dirección del partido vive horrorizada el enfrentamiento público, diario, de dos de sus criaturas, y no quería darles una oportunidad para que todo el mundo pudiera verlo en directo y en prime time. Ni en las peores pesadillas de unas siglas que valoran la disciplina y la unidad por encima de todo, se esperaban llegar a este momento. Todo estaba pensado para una candidatura única, un congreso plácido, y no ahora, sino más adelante, pero la moción de censura primero, y la renuncia a última hora de Alberto Núñez Feijóo después, trastocaron todos los planes.

Lo había solicitado Pablo Casado, el candidato más joven, de 37 años. En la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría lo atribuyeron a un gesto de desventaja: pedir el debate significaba que iba perdiendo. La que, según esa interpretación, iba ganando, desanimó a hacerlo. “Personalmente, me vendría muy bien debatir con Casado y contrastar experiencia. He debatido con Alfredo Pérez Rubalcaba, con María Teresa Fernández de la Vega, con Pedro Sánchez, con Albert Rivera…, pero tengo que pensar en el PP y la confrontación entre compañeros solo ayuda al PSOE”, dijo. Le echaron un cable en la cúpula del partido. “La dirección del PP no lo ve necesario. Los más encantados serían nuestros rivales “, declaró el coordinador general, Fernando Martínez-Maillo. El Comité Organizador del Congreso recordó que “los estatutos no lo exigen”.

Desde la candidatura de Casado se acusó entonces a miembros de la dirección del PP de falta de neutralidad. Recordaron que al principio del proceso, el comité había argumentado la dificultad de debatir a seis para rechazar el debate. “Pero ahora somos dos”. En los debates de primarias de Estados Unidos, Trump debatió con otros 16 candidatos a liderar el partido republicano. Haberlos haylos. Cuando hay muchos contrincantes, “es más una sucesión de intervenciones que un debate”, expresó el presidente del comité organizador del congreso del PP, Luis de Grandes, quien aseguró que lo que le había llegado en los últimos días de otros representantes del partido es que “haría más daño que otra cosa”.

Además del miedo a que el debate se convirtiera en un festín para la oposición, desde la candidatura de Sáenz de Santamaría se argumentaba otra razón de fondo, la misma que está haciendo que su campaña y la del vicesecretario sean radicalmente distintas. Para la exvicepresidenta no se trata de reinventar al PP y su programa electoral, sino de elegir a un líder. Para Casado, sin embargo, estas primarias “no tratan de elegir una cara, sino un modelo”.

“Quien pide un debate de ideas no tiene ni idea”, fue la frase -encajada en el otro lado como un puñal- con la que el equipo de Sáenz de Santamaría justificó su rechazo a la propuesta. “Denota una enorme falta de experiencia política. Esto no es una campaña entre dos partidos sino entre dos compañeros. El programa político del PP se estableció ya. Un candidato puede manifestar un perfil u otro, pero no se puede plantear esto para hacer un PP nuevo”, añaden.

Casado sí cree que hace falta un PP nuevo. De hecho, como José María Aznar, habla de “refundación” y de la necesidad de un “rearme ideológico”, motivo por el que ha prometido que, si gana, convocará una convención específica.

En el PP, los que no se juegan nada esta campaña y simplemente están deseando que pase cuanto antes, recuerdan que no es una convocatoria general y quienes van a elegir al futuro líder son exactamente 3.082 personas, los llamados compromisarios. No habrá debate esta vez. Quizá en el próximo proceso de primarias, si el PP repite. El proceso dejará cicatrices.

Más información