Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rodríguez y Echenique se reunirán para solventar la crisis en Andalucía

La dirección estatal advierte de que las primarias conjuntas y la ausencia de su nombre en la marca electoral contravienen el reglamento aprobado para confluir con IU y Equo

Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez.rn Ampliar foto
Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez. EUROPA PRESS

La intención de la federación andaluza de Podemos e IU de concurrir a las elecciones autonómicas tras la celebración de primarias conjuntas y con una marca electoral, Adelante Andalucía, en la que no aparece el nombre de ninguna de las formaciones, ha acrecentado la tensión entre la líder territorial, Teresa Rodríguez, y la dirección estatal de Pablo Iglesias. El secretario de Organización, Pablo Echenique, y la coordinadora general del partido y líder de Anticapitalistas se reunirán el viernes para solventar el desencuentro antes del Consejo Ciudadano Estatal, el máximo órgano entre asambleas de Podemos.

Las diferencias entre los Anticapitalistas, corriente domina la federación andaluza, y la ejecutiva de Podemos se han acrecentado por la crisis que originó la compra de Iglesias y la portavoz en el Congreso, Irene Montero, de un chalé de 615.000 euros para el que firmaron una hipoteca de 540.000 a 30 años con una letra mensual de 1.755 euros. Los dos dirigentes salvaron la consulta a las bases con un tercio de votos en contra, una contestación interna mayor a la esperada.

El número dos de Iglesias exige que los cargos públicos de Podemos Andalucía sean elegidos por las personas inscritas de esta federación y no mediante unas primarias conjuntas que requieren de un censo propio. "Lo contrario sería un retroceso democrático y además iría en contra de nuestro código ético", avisa Echenique, que ha trasladado a Rodríguez que "se debe paralizar la construcción de cualquier censo paralelo al margen de las personas inscritas de Podemos Andalucía. En algo tan importante como las alianzas con las fuerzas hermanas del espacio del cambio, no se puede hurtar la soberanía a las bases de Podemos Andalucía". La intención de la federación andaluza es presentar este jueves en Jerez el proyecto de Adelante Andalucía, con el que se pretende crear "una marea amplia y potente" para ganar las elecciones autonómicas previstas para marzo del año que viene.

La dirección estatal también entiende que el formato jurídico de la candidatura debe ser una coalición de la que Podemos sea una de las partes firmantes. Y que el nombre de Podemos aparecezca "en un lugar destacado" en el nombre de la candidatura. "Así lo votaron la inmensa mayoría de las personas inscritas de Podemos Andalucía en marzo. Cualquier subterfugio que tenga que ver con situar el nombre de Podemos en un papel secundario para "cumplir con el trámite" y utilizar comunicativamente una marca que no lo contenga (como Adelante Andalucía) sería burlar el mandato del máximo órgano andaluz: su Asamblea Ciudadana", observa Echenique.

Rodríguez y el coordinador General de IU Andalucía, Antonio Maíllo, presentaron la semana pasada un preacuerdo electoral que no cuenta con el respaldo de la dirección estatal de Podemos. "No nos van a aguar la fiesta (...), no hay más que un desajuste que se va a resolver", afirmó entonces Rodríguez, después de que Echenique advirtiese de que el pacto "contravenía" las pautas estatales. "Es compatible cumplir con la normativa que se está estableciendo a nivel estatal, que es a posteriori al acuerdo andaluz de confluencia, con continuar con un proceso que no sea un acuerdo entre dos partes sino un proyecto que incorpore a más gente, por eso lo de las primarias conjuntas, y lo vamos a hacer compatible", argumentó Rodríguez. Un día después Isabel Franco dimitió como secretaria de Sociedad Civil de la dirección de Podemos Andalucía tras acusar a Rodriguez de "crear una organización nueva" bajo la excusa de la confluencia con IU. La dirección Andalucía solicitó el viernes pasado una reunión con la estatal para "aclarar los malentendidos" y  "ajustar" la normativa sobre el reglamento de primarias que aprobó el Consejo Ciudadano Estatal "posteriormente" al acuerdo de confluencia andaluza, para lo que pidió "un esfuerzo de comprensión mutua para no darle la razón a quienes ganan si Podemos tiene problemas".

Las bases de Podemos aprobaron a finales de marzo que la marca figurase en las elecciones europeas, autonómicas y municipales de 2019. Las excepciones se darían en las grandes ciudades donde se gobierna con marcas consolidadas como es el caso de Ahora Madrid en la capital. El apoyo a la propuesta de la dirección estatal fue del 92,29% en Andalucía a pesar de las diferencias entre Rodríguez e Iglesias. "Como Secretario de Organización mi obligación es cuidar Podemos y, en estos momentos, cuidar Podemos es asegurarme de que son las personas inscritas las que toman las decisiones y que su mandato se respeta", recalca Echenique.

EL PAÍS adelantó en mayo que el nombre de la marca de la confluencia para concurrir juntos Podemos, IU y Equo a las europeas será el de Unidas Podemos cambiar Europa. En el caso de las elecciones autonómicas y locales -con las salvedades ya referidas- la denominación será Unidas Podemos Izquierda Unida Equo, aunque podría modularse si así lo acuerdan entre las federaciones regionales. El plazo para cerrar acuerdos territoriales termina en diciembre. El límite para las primarias municipales de cada partido o conjuntas finaliza a principios de 2019.

Más información