Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos recauda con las cuotas de sus militantes casi lo mismo que el PP

El partido de Rivera cuenta ya con cerca de 30.000 afiliados y 130.000 simpatizantes

Ciudadanos se considera preparado para enfrentarse a los grandes partidos. A pesar de la incertidumbre que provoca el nuevo gobierno de Pedro Sánchez, el partido sigue preparándose para las elecciones autonómicas y municipales. La formación ha dado por culminado su plan de expansión rural, con el que buscaba ganar músculo fuera de las ciudades. Un proyecto que supuso la creación de sus comites autonómicos, que se reunieron el pasado abril por primera vez, y que se ha traducido en un aumento del 45% de los simpatizantes y afiliados. Estos últimos, que pagan cuota, sumaban 28.811, según datos del pasado 8 de mayo. Eso implica que ingresará más de 2,5 millones de euros a través de sus aportaciones, según sus presupuestos. En 2016, Ciudadanos ya obtuvo por este concepto 2,3 millones, apenas un 25% menos que el PP. La salida del PP del Gobierno intensifica la guerra en el centro derecha. Ahora, con las dos fuerzas en la oposición.

José Manuel Villegas, ayer en la sede de su partido.
José Manuel Villegas, ayer en la sede de su partido.

"Estamos preparados para gobernar", alentó Albert Rivera a los suyos el pasado 21 de abril en el patio de un hotel de San Lorenzo del Escorial (Madrid). Allí, por primera vez, la cúpula del partido reunió a todas sus direcciones autonómicas, constituidas a lo largo del último año. Y, con la mirada fija en las citas con las urnas, se instruyó a los líderes regionales sobre el plan a seguir en la recta final de un proceso de implantación y expansión que arrancó en 2014, cuando decidieron dar el salto a la política nacional. Una estrategia que ha permitido levantar en cuatro años los cimientos para, según repiten en las filas de la formación, competir en igualdad de condiciones con PP y PSOE. Ciudadanos cuenta ya con 1.100 agrupaciones municipales, presencia en el 85% de las poblaciones, 46 sedes y casi 160.000 simpatizantes y afiliados.

"Un músculo muy importante", sentencia Fran Hervías, secretario de Organización del partido, que ha experimentado un brutal auge en los últimos ocho meses. Impulsado por la victoria de Inés Arrimadas en los comicios del pasado 21-D y lanzado en las encuestas, las bases de Ciudadanos han aumentado un 43% desde septiembre. Un porcentaje que se dispara en algunas comunidades, como Cataluña (74%), Murcia (73%), Cantabria (62%) y Canarias (60%). "De media, cada 25 minutos se está afiliando una persona a Ciudadanos", recalca Hervías.

Según sus datos internos a fecha de 8 de mayo, la formación cuenta actualmente con más de 130.000 simpatizantes, que no pagan cuota; y con 28.811 militantes, que abonan un mínimo de 120 euros al año —excepto pensionistas, estudiantes y parados—. En base a esas cifras, el partido calcula que ingresará este 2018 más de 2,5 millones de euros por este concepto, según sus presupuestos —en los de 2017 calculó 2,8 millones—. Y en 2016 ya percibió 2,3 millones, según las últimas cuentas publicadas por el partido. En ese mismo ejercicio, también según sus respectivas cuentas, el PP ingresó 2,9 millones de euros. Los populares, adversarios de Ciudadanos en el centro-derecha, aseguraban entonces que contaban con más de 850.000 afiliados y la cuota anual era de unos 20 euros.

Ciudadanos recauda con las cuotas de sus militantes casi lo mismo que el PP

El equipo liderado por Rivera diseñó en 2014 una estrategia de tres fases para dar el salto a la política nacional. La primera consistió en una expansión exprés, con la mirada puesta en los comicios autonómicos, locales y nacionales de 2015. Una vez conseguida representación pública, la segunda pasó por la implantación en las instituciones. Y la tercera ha consistido en "reorganizar y reordenar" el partido, en boca de Hervías, que condujo a la Asamblea General del pasado año, donde se planeó la expansión rural para paliar el gran déficit que presentaba la formación: su escaso arraigo fuera de las grandes ciudades. Eso ha supuesto que se haya crecido en provincias como Lleida un 101%; en Cuenca, un 86%; en Huesca, un 85%; en Jaén, un 65%; y en Badajoz, un 60%.

Ciudadanos recauda con las cuotas de sus militantes casi lo mismo que el PP

Según explican fuentes de Ciudadanos, la dirección centra ahora sus esfuerzos en preparar a sus cuadros para entrar en Gobiernos autonómicos y locales. El partido ha contratado por 230.505 euros a una empresa de comunicación para formar a 1.750 de sus cargos. Y la cúpula, que quiere evitar que se creen baronías territoriales, marca también a sus direcciones regionales los planes estratégicos para lanzar un mensaje único, sin divergencias en función de la autonomía.

La organización, clave para sobrevivir

La crisis catalana ha resultado decisiva en el auge de Ciudadanos. El éxito en las elecciones del pasado 21-D disparó a Rivera en todas las encuestas. "Algunos decían que era algo puntual. Pero no es así", repetía el líder de la formación después de que el CIS le situase como primera formación en intención directa de voto —y segunda en estimación, por primera vez por delante del PSOE—. "La  situación de excepcionalidad, con el tema catalán y la corrupción muy candentes, ha permitido a Ciudadanos comerse a parte del electorado del PP", analiza Juan Rodríguez Teruel, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Valencia, que defiende la importancia de la "variable organizativa" de Ciudadanos a la hora de consolidar su asalto del centro-derecha. Sobre todo, recalca, cuando el debate deje de centrarse en el independentismo. La nueva estrategia del PP ahora en la oposición puede obligar a Ciudadanos a variar su estrategia.

"Hasta ahora, Ciudadanos ha sido un partido pequeño, muy poco asentado en la red de municipios españoles. Ahora bien, ¿hasta que punto los casos de corrupción y las expectativas electorales pueden provocar que gente de las agrupaciones del PP se pase a Ciudadanos y les ayude a crear esa estructura? Para mí, esta será una condición necesaria [para su crecimiento]", continúa Rodríguez Teruel. Y remacha: "Eso ha ocurrido en Cataluña. Allí, el PP está desapareciendo orgánicamente en Cataluña. Muchos se han pasado a Ciudadanos o directamente han cerrado simbólicamente las sedes y se han ido a su casa. Si Ciudadanos se puede comer al PP también en esta estructura, está llamado a ser el partido de centro-derecha".

A la caza del voto exterior

El partido liderado por Albert Rivera se ha propuesto expandirse más allá de las fronteras nacionales a la caza del voto de los cerca de dos millones de españoles que viven en el extranjero. La formación ha diseñado una estrategia de implantación internacional para “acercarse” a estos votantes. “Para que puedan participar en la vida política de Ciudadanos y en la de todo el país”, subraya Fran Hervías, secretario de Organización, que hace solo unas semanas viajó a Nueva York y Washington (EE UU) para encontrarse con afiliados en el marco de este plan.

Según los datos internos, Ciudadanos sumaba a principios de mayo 2.672 afiliados y simpatizantes en el extranjero. En Bruselas cuentan con una de las comunidades más grandes, con 98 miembros.

En esta línea se enmarca también el viaje de Albert Rivera a principios de mayo a Chile y Argentina. Además de verse con los presidentes de ambos países, el líder del partido aprovechó la ocasión para encontrarse con la comunidad española. La formación se ha puesto como objetivo contar con implantación en casi todos los países de Iberoamérica antes de las próximas elecciones, según fuentes de la ejecutiva.