Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo que se sabe del crimen de una mujer en Zamora

Leticia Rosino salió a pasear el pasado jueves. Horas después fue hallada muerta con fuertes golpes en la cabeza. El principal sospechoso es un menor, que ha sido detenido

Funeral de Leticia Rosino, este domingo.

¿Qué ocurrió?

Leticia Rosino Andrés, de 32 años, desapareció el pasado jueves a primera hora de la tarde en Castrogonzalo (Zamora), un pueblo de apenas 500 habitantes en el que residía con su novio. Había salido a pasear como solía hacer a diario y no regresó, por lo que se organizó una búsqueda por los alrededores del pueblo. Su cuerpo fue localizado sin vida hacia la 1.30 de la madrugada con fuertes golpes en la cara y el cráneo en un terraplén a medio kilómetro del casco urbano.

¿Quién es el presunto autor del crimen?

El presunto autor de la muerte de Leticia Rosino es un adolescente de 16 años para quien el Juzgado de Menores de Zamora ya ha decretado el internamiento en un centro de menores. El joven es hijo del primer sospechoso del crimen, un pastor vecino de Castrogonzalo, que fue arrestado el pasado viernes después de que el ahora detenido le acusara de haber intentado violar y haber matado a la mujer. Llegó a participar en el operativo de búsqueda de la mujer.

¿Cómo murió la joven?

Leticia Rosino salió a pasear, pero no se cruzó con las personas con las que solía hacerlo ni respondió al teléfono. Horas más tarde, la joven fue hallada sin vida con fuertes golpes en la cara y en el cráneo. Por el momento, tan solo se conoce el relato que el menor detenido contó a la policía para intentar inculpar a su padre. Según este testimonio, padre e hijo estaban en una zona apartada del pueblo con los animales cuando la mujer paseaba por allí, como otras muchas tardes. Fuentes cercanas a la investigación explican que quien atacó a la joven tenía la intención de violarla puesto que “sus leggins, y su ropa interior, incluso una compresa, estaban esturreadas [esparcidas]  por la zona”. El joven detenido aseguró, siempre según el relato en el que acusaba a su padre del crimen, que Leticia Rosino “se resistió y logró huir corriendo en algún momento”, pero fue perseguida y golpeada con una piedra causándole heridas mortales.

¿Por qué la Guardia Civil sospechó del detenido?

Los agentes detectaron que el relato del joven incurría en contradicciones. El padre del menor detenido negó los hechos de los que le acusaba su hijo. Su declaración fue avalada más tarde por unas cámaras ubicadas en un local del pueblo y por testigos, que aseguraban haberle visto aquella tarde a la hora a la que supuestamente se perpetró el crimen. El hijo, internado ya en un centro de menores, no soportó un segundo interrogatorio.