Quién es quién en la crisis de Podemos

Guía con los principales actores del terremoto que afecta al partido por los planes de Bescansa para suceder a Iglesias y las diferencias entre Errejón y Espinar por las primarias en Madrid

De izquierda a derecha: Errejón, Bescansa, Espinar y Ruiz-Huerta.
De izquierda a derecha: Errejón, Bescansa, Espinar y Ruiz-Huerta.

Las primarias de Podemos para elegir al candidato y la lista de diputados para las elecciones autonómicas de Madrid en 2019, combinadas con la propuesta de Carolina Bescansa a Íñigo Errejón para desbancar a Pablo Iglesias de la secretaría general y convertirla en la candidata a las elecciones generales de 2020 en un pacto rechazado por el favorito para ser el aspirante a la presidencia de la Comunidad ha desatado la mayor crisis de Podemos desde el congreso de Vistalegre II. Catorce meses después de la reelección de Iglesias por las bases, el partido afronta una crisis que desde la dirección estatal reconocen es de la "máxima gravedad". Este es el resumen de los últimos días de los principales actores del terremoto político que afecta a Podemos:

Íñigo Errejón. El secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político de Podemos lleva preparando desde poco después de su derrota en Vistalegre II la candidatura para presidir Madrid. Ese fue el acuerdo al que llegó con Iglesias la primavera pasada. Aunque su intención era retrasar las primarias hasta después de los meses de verano, a ser posible para otoño, la crisis de Gobierno en la Comunidad de Madrid provocada por el máster de la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, aceleró el interés de las direcciones nacional y regional de Podemos para adelantar el proceso interno. La razón esgrimida era que el partido necesitaba tener ya un representante claro ante la sociedad y acabar con el "triunvirato" formado por el propio Errejón pese a que su candidatura era un secreto a voces; el secretario general en Madrid, Ramón Espinar, de la confianza de Iglesias; y Lorena Ruiz-Huerta, portavoz en la Asamblea.

El rechazo de Errejón el jueves de la semana pasada a los planes de Espinar para que el formato de primarias se celebrara en dos fases -una inicial de la que saldría el cabeza de cartel y otra posterior en la que se elegirían a los demás componentes de la lista autonómica- concluyó con Espinar cediendo a la condición de Errejón de que el proceso fuera simultáneo. Así lo estableció el consejo ciudadano autonómico en una votación telemática el domingo pasado, cerrando la puerta a la posibilidad de unas primarias en dos velocidades que este órgano, el de mayor decisión del partido en la región, dejó abierta en la reunión para aprobar el reglamento de las primarias el miércoles 11 de abril.

Aunque la dirección regional creía que con el reglamento definitivo aprobado el domingo ya se cumplían todos los requisitos de Errejón, este ha mantenido durante la semana el suspense sobre su posible concurrencia a las primarias al demandar que se acepten otros requisitos para él de obligado cumplimiento. El principal, disponer de una plena autonomía para dirigir su campaña como ya hacía cuando él era el encargado de esas funciones para las campañas autonómicas y generales de Podemos. Este jueves ha ofrecido una candidatura de unidad a Espinar y Ruiz-Huerta, horas después de la ruptura de relaciones con Bescansa por sus planes "delirantes" para relevar a Iglesias. El plazo para inscribir las candidaturas finaliza este viernes.

Carolina Bescansa. La cofundadora de Podemos inició este miércoles una crisis sin precedentes en Podemos al filtrarse en su canal de Telegram una propuesta-borrador para suceder a Iglesias al frente del partido. La diputada achacó a un error de su equipo la difusión del contenido del documento, que dijo que no contaba con su aprobación. Reconocida ente el gran público como una de las referentes de Podemos pero sin ningún peso orgánico, su oferta a Errejón reservándose nueve asientos en la lista autonómica causó sorpresa y sorna en las grandes familias de Podemos. Cerca de la medianoche renunció a ir de número dos en la lista de Errejón, que durante la semana ha tendido la mano a Espinar para una candidatura de unidad.

Pablo Iglesias. El secretario general guarda silencio desde que el jueves pasado, coincidiendo con el inicio de las escaramuzas entre Errejón y Espinar, llamara al orden a los principales responsables presentes y futuros de Podemos Madrid. Desde su advertencia de que la ciudadanía no permitiría "ni media tontería con las cuestiones internas" y él mismo exigiera "que nadie se dedique a marear la perdiz", el líder de Podemos mantiene una actitud discreta ante los focos. Los planes de Bescansa para sucederle mediante una alianza con Errejón no han encontrado respuesta, al menos en público. El malestar entre afines a Iglesias con su ex número dos ha alcanzado estos días cotas que no se daban desde los prolegómenos de Vistalegre II.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ramón Espinar. El secretario general de Madrid ha tenido que rectificar su planteamiento inicial para dividir las primarias. Incondicional de Iglesias, el viernes pasado inició el camino para que las primarias fueran como reclamó la víspera Errejón. "He recibido el toque de Iglesias", afirmó tras la llamada al orden que el líder de Podemos dio el día anterior a la federación madrileña. No obstante, su dirección recela de otorgar una independencia completa a Errejón para desarrollar su campaña. También se opone a facilitar unas garantías jurídicas que, según entienden en su ejecutiva, sentarían un precedente y podrían provocar peticiones similares de líderes territoriales como la anticapitalista Teresa Rodríguez en Andalucía, que mantiene sus tiranteces con Iglesias. La crisis de Podemos "se ha ido de madre", ha reconocido Espinar en la exposición pública más gráfica del conflicto interno. El veto de Carolina Bescansa a que fuera en la misma lista que ella según los planes que trascendieron este jueves le refuerza en el frente interno.

Lorena Ruiz-Huerta. La portavoz en la Asamblea de Madrid no se presentará finalmente a las primarias de Madrid, tras la decisión de la Asamblea de Podemos en Movimiento, corriente que aglutina a los Anticapitalistas. La dirigente de Podemos en Movimiento, corriente que se identifica con los Anticapitalistas dada su impronta en esta familia de Podemos, no concurrirá al proceso tras la decisión de la asamblea que este sector mantuvo este miércoles. Las razones son el rechazo al adelanto de las primarias por su coincidencia con la crisis del Ejecutivo autonómico de Cifuentes y las condiciones con que partía la candidatura frente a la de Errejón, al que la dirección nacional, con Iglesias a la cabeza, ha respaldado en reiteradas veces desde enero. A diferencia de la concurrencia de los Anticapitalistas en las primarias a la secretaría general de la capital -el exJEMAD Julio Rodríguez se impuso con el apoyo de pablistas y errejonistas a la candidatura de Isabel Serra-, en esta ocasión han optado por no presentarse.

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS