Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy promete abrir antes de verano la negociación de la financiación autonómica

La presidenta andaluza celebra el "inicio del diálogo" para aprobar un nuevo modelo de financiación autonómica

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se comprometió este miércoles a convocar en breve el Consejo de Política Fiscal y Financiera, el órgano que debe aprobar un nuevo modelo de financiación autonómica. El compromiso del presidente se hizo público tras recibir en La Moncloa a los presidentes socialistas de Andalucía, Susana Díaz, y de Aragón, Javier Lambán, quienes le reclamaron un nuevo sistema ya, haya o no Gobierno en Cataluña. El Consejo se reunirá pero eso no significa que se logre un acuerdo, que ven con escepticismo en los Gobiernos autonómicos.

Susana Díaz y Rajoy en La Moncloa. En vídeo, declaraciones de la presidenta andaluza.

Susana Díaz salió satisfecha de su reunión con Mariano Rajoy en la medida en la que logró arrancar al presidente al menos la convocatoria inmediata del Consejo de Política Fiscal. La Moncloa confirmó en un comunicado que el órgano se reunirá “en breve” pero no detalló la fecha, que será antes de verano. La reunión del Consejo constituye la primera puerta abierta al desbloqueo del modelo de financiación autonómica, que lleva cuatro años caducado, pero nadie se lleva a engaño: las posibilidades de un acuerdo son improbables, entienden en varios Ejecutivos autonómicos de distinto signo político.

El compromiso de Mariano Rajoy de presentar una propuesta de financiación autonómica antes del 31 diciembre pasado, sellado en la Conferencia de Presidentes de principios de ese año, no se ha cumplido. El presidente no trasladó de hecho ayer a los presidentes socialistas la propuesta del Ejecutivo que deberá llevar al Consejo que se ha comprometido a convocar inmediatamente. Estos sí le expusieron sus respectivas reivindicaciones para la financiación autonómica. La presidenta andaluza mantuvo el acuerdo aprobado en el Parlamento andaluz por todos los grupos salvo Ciudadanos, según el cual Andalucía reclama que la población y el paro sean criterios para el reparto de fondos. El aragonés, que el sistema tome en cuenta el coste real de los servicios públicos, porque no es lo mismo el coste de una plaza educativa en el mundo rural que en el urbano.

Las dificultades para el acuerdo están en los intereses dispares de las comunidades autónomas, por encima del signo político, y en la falta de presupuesto para abordar las necesidades de todas ellas. Los dos mandatarios socialistas reunidos ayer con Rajoy en La Moncloa descartaron en esa línea que las comunidades del PSOE deban llevar una posición común al Consejo. Díaz defenderá la posición del Parlamento andaluz, y lo mismo cree que hará el resto de presidentes. “Venimos como Gobierno, no como militantes de partidos”, defendió la presidenta. Si el consejo acepta las condiciones de Andalucía en el nuevo modelo, el Gobierno andaluz lo aprobará, independientemente de lo que hagan el resto. Llevar una postura común de las comunidades socialistas, incluso de mínimos, sería un “pésimo método de tender a un acuerdo”, consideró de igual forma Lambán. El presidente aragonés dejó claro que en todo lo que tenga que ver con la política orgánica o la política nacional atenderá al criterio de la ejecutiva del PSOE, pero en lo que se refiera a Aragón atenderá “estrictamente a los intereses de Aragón”.

Los presidentes socialistas urgieron a la definición de un nuevo modelo de financiación, un objetivo que no debe lastrar la falta de un Gobierno en Cataluña. “Me niego a aceptar que Cataluña pueda condicionar la agenda y tengamos que esperar a que los independentistas formen Gobierno”, defendió Lambán. “Yo lo negociaría con el actual Gobierno del 155”, remachó.

Rajoy transmitió a ambos su disposición a “avanzar en un nuevo modelo de financiación autonómica”, dijo La Moncloa en un comunicado, pero ambos presidentes ven complejo el pacto. “Dificultades para llegar a un acuerdo las hay todas y de toda índole. Pero no nos podemos permitir el luego de ser pesimistas”, reconoció ayer el aragonés desde la sede del Gobierno. “Si se quiere, será posible. Hay que querer hacerlo”, defendió Díaz, que de momento valora como un paso muy importante la convocatoria del Consejo. “Es un inicio, y ahora tiene que haber voluntad y dinero”, confió.

Acuerdos de doble vía, los más complejos

Los acuerdos sobre la financiación autonómica se alzan sin duda entre los de mayor complejidad al ser negociados en una doble vía. Por un lado, el Gobierno con las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera; de otro, el Ejecutivo con los partidos ya que el pacto se tiene que plasmar en una ley votada en el Parlamento. Se añade que las comunidades se resisten a seguir los dictados de sus partidos al primar los intereses regionales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información