Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Julia Quezada insiste en presentar la muerte de Gabriel como un accidente, pese a las pruebas

La principal sospechosa del crimen se muestra impactada "por todas la mentiras" que se han contado sobre ella

Ana Julia Quezada, novia del padre de Gabriel Cruz, y principal sospechosa de la desaparición del menor.
Ana Julia Quezada, novia del padre de Gabriel Cruz, y principal sospechosa de la desaparición del menor.

Ana Julia Quezada, en prisión preventiva por la muerte del pequeño Gabriel Cruz, ha enviado una carta al programa de Ana Rosa Quintana en Telecinco en la que insiste en que acabó con la vida del niño de ocho años por accidente a pesar de las pruebas que se han recabado en su contra. "Sé que no tengo excusa por el accidente", escribe de su puño y letra, según la carta de dos folios que Quintana ha mostrado este jueves al comienzo del progama.

Casi un mes después, Quezada se encuentra en prisión preventiva en la cárcel almeriense de El Acebuche. En su carta asegura que está "impactada por todas las mentiras" que se han dicho sobre ella. "¿Mi versión de los hechos? Fue un accidente y siempre lo diré porque es la verdad. Me asusté mucho, el miedo te bloquea y actué así. No fui lo suficientemente fuerte como para decirle a mi pareja, a nadie, lo que había pasado y, poco a poco, me fui metiendo en una bola cada vez más grande", defiende en su escrito, en el que responde a una serie de preguntas planteadas por los redactores del programa.

El juez Rafael Soriano, que la envió a prisión este 16 de marzo como principal implicada en el crimen, advertía en el comportamiento de Quezada "una malvada voluntad dirigida especialmente a asegurar la comisión del crimen”. Según el relato de los hechos, la principal sospechosa habría cavado la fosa en la que escondió el cuerpo del niño antes de matarle. Ella confesó el crimen, pero alegó que el pequeño la había atacado con una especie de hacha y ella le había respondido golpeándolo con la parte roma de esta herramienta dejándolo inconsciente.

"Sé que no tengo excusa por el accidente", escribe Quezada. "Quite a la persona que amo lo más grande que uno puede tener, un hijo. Ángel, Patricia, a todos perdón. Tengo una hija y le he hecho mucho daño, espero que ella algún día me pueda perdonar. También creo que cometas el delito que cometas nos tienen que tratar como personas. Sé que pasaré el resto de mi vida aquí, pero esto es en lo que menos pienso. Tengo mucho que contar y en cuanto pueda lo contaré, y os digo por qué? Porque lo que está escrito se lee. Os seguiré escribiendo en cuanto pueda".

En la segunda parte de la carta, también dirigida a la presentadora, se muestra muy impresionada por unas imágenes tomadas en el pueblo sevillano de Coripe en las que están quemando una muñeca negra en una plaza y que simula ser ella. "Lo mío con Gabriel lo dije y siempre lo diré, fue un accidente. No soy más monstruo que esas personas y lo hice por un accidente", compara.

Justo este jueves, la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Sevilla ha abierto diligencias para investigar la denuncia de Movimiento contra la Intolerancia contra el Ayuntamiento de Coripe (Sevilla), tras una fiesta en la que fue quemada una figura que representaba a la asesina confesa del niño, informa Efe.

Quezada pide en su escrito que se le juzgue y se le trate como corresponde en su situación y denuncia que le trataron muy mal cuando fue detenida "ciertas personas en el calabozo y en más sitios". "Cuando llegué a prisión me pareció el cielo, os podéis hacer una idea", añade.

Más información