Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valenciano: “Había opciones de ganar la presidencia de los socialistas europeos”

La eurodiputada niega que tras su aspiración hubiera una maniobra para blindarse en la Eurocámara

Elena Valenciano durante la entrevista con EL PAÍS en Bruselas.

La eurodiputada del PSOE Elena Valenciano percibe el veto de la dirección del partido a su candidatura a presidir el grupo socialdemócrata en el Parlamento Europeo como una oportunidad perdida. Cree que sus posibilidades de imponerse eran reales, y ha negado que su aspiración respondiera a una maniobra personal para perpetuarse en la Eurocámara ante su eventual salida de las listas electorales el próximo año. "No tiene nada que ver con blindarse. Tiene que ver con tener apoyo para estar en una carrera que no sé si hubiera ganado, pero en la que había opciones", ha lamentado durante una entrevista a EL PAÍS. 

Con Gianni Pittella de salida hacia el Senado italiano tras cuatro años como jefe de filas de los socialistas europeos, el PSOE eludió plantar batalla para ocupar el sillón y retiró su apoyo a Valenciano. La versión oficial desde Ferraz es que la decisión no responde a un veto por su apoyo a Susana Díaz en las primarias y lo achacan a una cuestión de tempos. Valenciano no lo ve así, y cita otras motivaciones, entre las que incluye su apoyo en las primarias a Susana Díaz. "Alguna incidencia ha debido tener. [...] Creo que es una discrepancia política, no quiero darle más categoría", ha zanjado.

El PSOE afirma en cambio haber aplazado su asalto al cargo. Ceder ahora para avanzar después. O lo que es lo mismo, dejar el puesto en manos del alemán Udo Vollmann para plantar batalla en el escenario postelectoral de 2019. "Creo que han decidido jugar esa baza en la siguiente legislatura y han pensado que en esta no era oportuno. Discrepo, pero lo respeto", afirma la europarlamentaria.

La política madrileña no comparte la apuesta de la cúpula del PSOE por el socialista germano. "Con un español habríamos equilibrado un poco la presencia centroeuropea en unas instituciones copadas por alemanes. Es importante que se oiga la perspectiva de los países del Sur". Y estima que pese a nombramientos como el desembarco de Luis de Guindos en la vicepresidencia del BCE, la influencia española es inferior a lo que debería. "Estamos muy fuera, hemos perdido muchísimo espacio en los últimos años".

La eurodiputada española es una veterana del parlamento, en el que cumple su tercera legislatura. Aterrizó por última vez en la cámara en 2014 como cabeza de lista del PSOE tras un periplo como vicesecretaria de Alfredo Pérez Rubalcaba. Fue la presidenta de la delegación socialista, Iratxe García, quien le comunicó que no iba a obtener el respaldo del partido, y aunque oficialmente García es su interlocutora, Pedro Sánchez ha evitado explicarle las razones personalmente. El último contacto entre ambos, recordó Valenciano, fue en una visita reciente del secretario general a Bruselas. La también vicepresidenta de la comisión de Terrorismo de la Eurocámara dice no tener noticias de momento sobre la posibilidad de que el veto a su candidatura derive en su ausencia de las listas a las elecciones europeas de mayo del año que viene. "No hemos hablado de mi presencia en la lista. Siempre he dicho que estaré donde mi organización determine. Si determina que esté fuera, defenderé estas ideas en cualquier otro sitio. No siempre he sido diputada".

Valenciano hizo un llamamiento a mantener la diversidad e integrar sensibilidades en pos de la unidad del partido. "Al frente del PSOE hay gente generosa para saber que el PSOE somos todos y todas. Que hay que componerlo con una pluralidad de voces y generaciones. Quiero dar un voto de confianza a la dirección para que componga unos equipos equilibrados".

Más información