Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy, el presidente de unos pocos ministros

El dirigente del PP es el jefe de Gobierno de la democracia que menos personas ha nombrado para su consejo

El escritor Arturo Pérez-Reverte definió una vez a Mariano Rajoy como una "liebre paralizada e inmóvil en mitad de la carretera, deslumbrada por los faros". Y el periodista Xosé Hermida escribió que si algo había aprendido el dirigente del PP de su paso por la política pontevedresa era "a tener paciencia". Dos descripciones que inciden en la idea, tan repetida en los pasillos del Congreso, de que el jefe del Ejecutivo no es muy amigo de los cambios. Prefiere no moverse mucho. Lo avala, desde luego, su decisión de este miércoles. Rajoy ha optado por limitarse a elegir a Román Escolano como sustituto de Luis de Guindos, renunciando a una reforma profunda de su gabinete —pese a que suma ya cuatro miembros reprobados por el Hemiciclo y a que se lo exigió su socio de investidura— y erigiéndose así como el presidente que menos ministros ha tenido en la actual etapa democrática.

Con el nombramiento de este miércoles, solo 24 personas han formado parte del gabinete de Rajoy durante los más de seis años que lleva en el cargo. Esa cifra se encuentra por debajo de las 25 escogidas por Leopoldo Calvo-Sotelo, que apenas duró dos ejercicios; y muy lejos del total de ministros de José María Aznar (34), José Luis Rodríguez Zapatero (39), Adolfo Suárez (43) y Felipe González (51).

Además, si se calcula en función del tiempo pasado en La Moncloa, Rajoy también presenta el ratio más bajo, con 0,32 ministros por cada mes que estuvo al frente del Ejecutivo. Un dato similar al de González e inferior al de Aznar (0,36), Zapatero (0,42), Suárez (0,98) y Calvo-Sotelo (1,19). Esa misma clasificación resulta si se vinculan las legislaturas en las que ha participado cada presidente con el número de personas distintas elegidas para el consejo. Rajoy ha nombrado, de media, a 8 ministros diferentes en cada periodo legislativo; por los 12,75 de González; los 17 de Aznar; los 19,5 de Zapatero; los 21,5 de Suárez; y los 25 de Calvo-Sotelo.

Román Escolano, nuevo ministro de Economía.

Nada de impulsar revoluciones

Desde que Rajoy se hizo con la jefatura del Gobierno solo ha emprendido una reforma profunda de su consejo de ministros. En su primera legislatura se limitó a sustituir a quienes salían del gabinete rumbo a otros cargos —como Miguel Arias Cañete y José Ignacio Wert, que dieron paso a Isabel García Tejerina y Íñigo Méndez de Vigo—; o a quienes dimitían —como Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Mato, que dejaron su carteras a Rafael Catalá y Alfonso Alonso, respectivamente—. Uno a uno. Nada de impulsar revoluciones.

Ya en su segunda legislatura, cuando se encontraba en funciones, únicamente traspasó a De Guindos las responsabilidades del ministerio de Industria tras la caída de José Manuel Soria. Y lo mismo hizo al comienzo de su tercera legislatura, cuando Alonso dejó Sanidad para presentarse a los comicios vascos —su cartera la asumió Fátima Báñez—. Eso sí, una vez que firmó el acuerdo de investidura con Ciudadanos, Rajoy apostó por una amplia reforma del consejo y dio entrada a nuevas caras, como Juan Ignacio Zoido o Alfonso Dastis. Ha sido la única vez que lo ha hecho.

Los récords de Rajoy

Rajoy se está convirtiendo en un presidente de récords. En 2015, al retrasar los comicios al 20 de diciembre, ya fijó el periodo más largo de la democracia sin elecciones generales. Además, es el jefe del Ejecutivo que más tiempo ha ejercido en funciones y el que ha contado con el gabinete más reducido, con tan solo diez ministros —frente a la marca contraria, que la ostenta Adolfo Suárez, con un equipo de 23 miembros—.