Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Operación Troika

La mafia rusa amenazó en 2016 a un fiscal anticorrupción y su familia

El hostigamiento del dirigente huido de la Tambovskaya Ilya Traber obligó a reforzar la seguridad del fiscal José Grinda y su entorno

Juicio de la Operación Troika este lunes en la Audiencia Nacional. Ampliar foto
Juicio de la Operación Troika este lunes en la Audiencia Nacional. EFE

Ilya Traber, conocido como El Anticuario, es uno de los jefes de la Tambovskaya, una organización mafiosa rusa implantada en España y cuya red de blanqueo de capitales fue desarticulada en 2008 en la Operación TroikaEn 2016, Traber amenazó gravemente al fiscal anticorrupción José Grinda y a su familia. El hostigamiento fue tan intenso que, en octubre de ese año, la entonces fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal, se puso en contacto con el número dos de Interior en aquella fecha, Francisco Martínez, para interesarse por la seguridad personal de la familia de su subordinado, a quien ya se le había asignado una escolta.

Traber es uno de los ocho miembros de la Tambovskaya que se encuentran fugados de la justicia, entre ellos su jefe máximo, Gennadios Petrov. El juicio comenzó este lunes con el trámite de cuestiones previas, y con 18 acusados en el banquillo. En la primera jornada de la vista oral, que se celebra en el búnker de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) salió a relucir la carta que Madrigal envió al secretario de Estado de Seguridad. Los fiscales Grinda y Joan Carrau se la facilitaron al tribunal para recordarle la naturaleza de la red criminal que se juzga, dedicada a los asesinatos, palizas por encargo, contrabando o tráfico de drogas, de armas, descapitalización fraudulenta de sociedades, extorsión, falsedad documental, entre otros delitos.

La misiva fue entregada por los fiscales a los abogados defensores, que reclamaban al tribunal la nulidad del escrito de acusación. En la carta, la fiscal general le relata al número dos de Interior “amenazas directas” de la Tambovskaya contra Grinda y “miembros de su familia entre los que se encuentran menores de edad”. El acoso provenía principalmente del imputado Ilya Traber, gran amigo de Petrov y afincado en Mallorca. Traber, poderoso empresario de San Petersburgo, supuestamente invirtió sus ganancias en una mansión de 620 metros cuadrados en Valldemossa.

Los rendimientos de la actividad criminal de Petrov que supuestamente fueron blanqueados en España superan los 50 millones de euros. En la jornada de este lunes, algunas defensas, como la de Juan Antonio Untoria, abogado y consejero de Petrov y supuestamente arquitecto de su entramado societario e inversor en España, han pedido la nulidad de la vista ante la ausencia del 'capo' -sobre el que pesa una orden internacional de detención- y sus principales lugartenientes: Alexander Ivanovich Malyshev y Olga Solovyeva. En su turno, el fiscal Grinda ha recordado que no es la primera vez que ocurre y que si se hubiera seguido esa línea, no se hubiera enjuiciado ni a la banda terrorista ETA.

Anticorrupción solicita penas de prisión de entre cinco años y seis meses y 8 años y seis meses para los 18 acusados que se sientan en el banquillo por participar en una estructura asentada en España desde 1996 acusada de blanquear grandes sumas de dinero proveniente de la comisión de asesinatos, palizas por encargo, contrabando o tráfico de drogas. El juicio, señalado para el pasado verano y que tuvo que ser aplazado a la espera de un informe médico de uno de los procesados, se celebrará en ocho sesiones señaladas hasta el próximo 1 de marzo.

Más información